• compartir

Reseña: ‘Immortals Fenyx Rising: The Lost Gods’ – Este sí fue un riesgo

Immorrtals Fenyx Rising

Immortals Fenyx Rising - The Lost Gods

7.3

Jugabilidad

7.5/10

Historia

7.0/10

Diversión

7.0/10

Gráficas y sonido

7.5/10

Positivo

  • La cámara nueva cámara da la vuelta al concepto de IFR
  • El combate se siente más emocionante
  • El sistema de progresión es entretenido

Negativo

  • La historia es medianamente interesante
  • Por momentos, el DLC se siente repetitivo.

Después de dos contenidos descargables que no convencieron para nada, ¿The Lost Gods puede enmendar el camino?

No es ninguna mentira que A New God se quedó cortó y Myths of the Eastern Realm quedaron a deber mucho a los usuarios que compraron el pase de temporada de Immortals Fenyx Rising. ¿La cosa podría empeorar más con el tercer paquete? Bueno, dicen que a veces para subir tienes que bajar y The Lost Gods cambió las cosas.

Ahora, el problema de los primeros dos pedazos de DLC es que no aportaban gran cosa a la experiencia de juego y eran una especie de ‘copiar-pegar’ para extender un poco más lo que ya estaba establecido por Immortals Fenyx Rising. ¿Cómo dar un giro a estos problemas? Probando algo totalmente distinto.

Así es, The Lost Gods es la experiencia de Immortals Fenyx Rising, pero con otro punto de vista. No me refiero a que tomes el papel de un villano o que ahora seas Zeus, ¡No! Todo lo contrario, se trata de que la cámara ve el juego desde otro ángulo para que el mundo sea ‘menos abierto’, pero igual de explorable.

¿Immortals Fenyx Rising al estilo de Diablo?

Hasta el momento, Immortals Fenyx Rising se jugaba como un título en tercera persona con mecánicas de mundo abierto, una fórmula a la que Ubisoft nos tiene acostumbrados. En The Lost Gods vemos un ajuste a este detalle, pues la perspectiva ahora es por arriba, como si se tratara de un juego estilo Diablo.

Esto da a el tercer DLC de Immortals Fenyx Rising una experiencia totalmente nueva y que de seguro te va a sorprender. Pero, vamos por partes. ¿Funcionan las mecánicas de este título con esa perspectiva? Sí y bastante bien. Podríamos decir que no fallan y se sienten como algo natural.

Immortals Fenyx Rising

The Lost Gods se lleva a cabo después de A New God y lo ideal es acabar el primer DLC para ir por este, por más tormentoso que parezca. Esto es porque los hechos van de la mano y no tiene caso aventarte un spoiler, así que lo mejor que puedes hacer es jugar.

Lo que sí te podemos decir es que en Immortals Fenyx Rising: The Lost Gods las cosas no andan muy bien en el Olimpo y tres de los más importantes dioses traen algo con Zeus. Tu deber es resolver este problema y hacer que el Panteón vuelva a estar unido. Lo interesante es que aparece un nuevo personaje para desarrollar la historia.

También te recomendamos: Reseña: ‘Immortals Fenyx Rising’ – Ubisoft demuestra su maestría con los mundos abiertos

Hay que darle la bienvenida a Ash

Athena y Fenyx se dan a la tarea de elegir una nueva campeona de nombre Ash. Ella va a tener que hacer algo del trabajo sucio que en el Olimpo no pueden para que Zeus no pierda el juicio y se enoje por la situación. Por aquí aparece una ventana de oportunidad narrativa que más o menos es bien ejecutada.

¿Por qué te decimos esto? Bueno, en The Lost Gods no esperes un desarrollo narrativo bárbaro, todo lo contrario, date a la idea de que la historia de esta expansión de Immortals Fenyx Rising es directa y mientras juegas te darás cuenta de ello. No es un riesgo tal cual, pero, funciona para esta nueva historia.

Immortals Fenyx Rising

La verdad es que el aporte de perspectiva que da la cámara hace la experiencia distinta y mucho menos repetitiva. Gracias a esto, la historia puede llegar a interesarte. Fue un resultado inesperado, ya que al no esperar nada de la narrativa, resulta que The Lost Gods es un DLC.

Asimismo, Ubisoft Quebec hizo un juego totalmente nuevo, pero con la base que tiene Immortals Fenyx Rising y gracias a eso ya sentimos que el DLC, al menos por encima, aporta algo a ese pase de temporada que no salió nada barato.

Immortals Fenyx Rising se siente mucho más rápido, hasta frenético

La perspectiva de la cámara hace que las acciones sean mucho más frenéticas, por eso es por lo que The Lost Gods se siente un poco más rápido y preciso en el combate. Claro, se trata de trasladar todo lo que Immortals Fenyx Rising ya tenía, pero con una vista distinta, propiciando un estilo de pelea mucho más abierto.

Esto no solo afectó el combate, también la forma en la que resuelves los puzzles y demás exploraciones. Por supuesto, The Lost Gods no es igual de amplio y abierto, pero no por eso es menos explorable y disfrutable. El resultado de jugar así es bastante claro: te vas a clavar un buen rato.

Immortals Fenyx Rising

Explorar y llegar a ciertos puntos no será sencillo en este DLC de Immortals Fenyx Rising, especialmente porque deberás ofrecerle algo a los dioses para que te brinden ese ‘extra’ que te permitirá abrirte camino en los distintos niveles. Digamos que en la acción tenemos un poco de Diablo, pero en la exploración se parece a los The Legend of Zelda.

Con todo esto viene un apartado adicional que no debemos perder de vista, la bendita progresión de Ash. Debes preocuparte por las estadísticas de tu personaje, personalizar y encantar las habilidades y desbloquear propiedades. Todo esto se ve afectado también por el sistema de equipamiento, el cual ya no es igual al que conocíamos.

No es un portento gráfico, porque no lo necesita

Si bien Immortals Fenyx Rising: The Lost Gods luce bastante bien en PC, la presentación de la cámara por encima no favorece los detalles. Se trata más sobre cómo se desenvuelve y ejecuta el juego y que la acción no se sienta que estorba la apariencia base de este.

Las cinemáticas y demás detalles se verán bien, la presentación en general también, no hay queja, pero tampoco aplausos, todo se resume a que es un trabajo bien hecho que no necesitó de algo más para emocionarnos de verdad. Cumple cabalmente con su objetivo y hasta ahí.

Por otro lado, es un DLC bastante corto que tal vez no te vaya a durar mucho, especialmente si te gustan las sesiones de juego largas. Tal vez entre 6 y 8 horas lo puedas terminar sin problemas, todo depende de qué tanto quieras complicarte la vida en cada uno de los escenarios.

Con todo esto establecido, es necesario resolver la pregunta más importante de todas, ¿tiene caso que vayas detrás de The Last Gods de Immortals Fenyx Rising? Incluso, si ya tienes el pase de temporada, ¿tiene caso jugar esta experiencia?

¿Deberías comprar Immortals Fenyx Rising: The Last Gods?

Los DLC de Immortals Fenyx Rising, hasta el momento, habían sido un tanto malos, mediocres y aburridos. The Lost Gods cambia mucho las cosas con tan solo mover la cámara a un lado distinto. Claro, el resultado no es perfecto, pero funciona y eso es lo más importante.

The Lost Gods demuestra que Immortals Fenyx Rising puede funcionar en más de una forma gracias a su cambio de cámara. La historia de este DLC no toma muchos riesgos, pero, resulta ser un relato entretenido que los fans de la nueva franquicia de Ubisoft pueden disfrutar.

The Lost Gods vale mucho la pena si ya traes el pase de temporada, de eso no cabe la menor duda, pero, la sugerencia, es que tal vez busques todo el paquete en una oferta. No es como para que vayas a jugarlo de inmediato si tienes otras cosas pendientes, sin embargo, cuando la oportunidad esté ahí, disfrútalo, porque te va a gustar.

Jugamos The Lost Gods de Immortals Fenyx Rising con un Código para PC proporcionado por un representante de Ubisoft en la región.