• compartir

Por qué las adaptaciones de anime de Hollywood nunca funcionarán

Las adaptaciones de anime están destinadas a fracasar por estas razones

A lo largo de los años, Hollywood ha hecho varios intentos por darle a diferentes anime el tratamiento live-action. Ya lo vimos meter su mano con franquicias como Dragon Ball, Death Note y Cowboy Bebop. Todas ellas con resultados bastante desastrosos, que incluso terminaron con los planes de sus respectivas secuelas.

A pesar de esto, parece que Hollywood sigue empeñado con adaptar este medio. Ya que pronto tendremos una serie de One Piece y una película de Saint Seiya. Sin embargo, creemos que también están destinadas al fracaso debido a algunas razones que aquí les vamos a mencionar.

Pasar el mundo de un anime a live-action puede ser muy difícil

Si nos ponemos a pensar en algunos de los animes más populares nos encontramos que muchos suceden en escenarios muy fantasiosos. Cowboy Bebop acontece en un futuro lleno de colonias espaciales y Dragon Ball en una Tierra con animales antropomórficos y dinosaurios. Algo que sin duda costaría mucho llevar al live-action.

Si bien la tecnología actual permite a los estudios crear enormes mundos de ficción, no se han comprometido del todo con ellos. Esto quizás sea debido a un temor de gastar demasiado en algo que puede no resultar tan redituable. Lamentablemente esto lleva a decisiones que le hacen más mal al producto en cuestión.

El kamehameha de Evolution no se parece al del anime
Fuente: 20th Century Fox

Los efectos en Dragon Ball Evolution no le hacían nada de justicia a los asombrosos poderes que se veían en el anime. Mientras que el mundo que habitaba Goku se cambió por una ciudad con tintes algo futuristas, pero sin rastro alguno de los verdes paisajes y las extrañas criaturas que conocíamos. Ahora recordemos que muchas de las series animadas japonesas más populares tienen técnicas o poderes muy vistosos.

Netflix intentó respetar más el mundo del anime con su adaptación de Cowboy Bebop. Pero aún ahí las naves y las estaciones espaciales llegan a verse con un nivel de producción bajo. Hasta que Hollywood no haga lo necesario para capturar la magia de estos mundos, sus intentos no funcionarán.

Los públicos son diferentes

Ahora vayamos con otro aspecto importante sobre estas adaptaciones: el público. Es un hecho que las obras que quieren adaptar ya tienen su buen número de seguidores. ¿Sino por qué querrían adaptarla? Pero parece que no consideran que estos sean los suficientes para darles buenos ingresos en taquilla.

Decimos esto porque Hollywood siempre se toma demasiadas libertades con estas propiedades intelectuales. Aunque en parte los entendemos. Si bien el público fiel ya está acostumbrado a ver personajes que gritan diferentes palabras antes de lanzar un rayo de luz con sus manos, no todos lo considerarán llamativo.

Esto generalmente lleva a una amalgama extraña. Con elementos prestados del anime, pero con cosas que los estudiosos consideran que van más de acuerdo con el público occidental. Por eso terminamos con un Death Note que deja atrás el juego del gato y el ratón para centrarse en una historia de amor adolescente.

Lo mismo podríamos decir de Cowboy Bebop. La serie animada es una joya con muy buena música, temas filosóficos, buena acción y algunas dosis de comedia. Pero Hollywood consideró que el camino a seguir con su adaptación era una especie de Seinfeld espacial. Con la adición de acción muy exagerada y un alto nivel de obscenidades que no estaban en la obra original.

Te recomendamos: Studio Trigger podría hacer realidad el anime de Fortnite

Lo ideal es que se encontrara un balance para las producciones. Que se respete la idea original, pero con algunos toques para interesar a más público en lo que ya hizo icónica a la franquicia. Incluso se puede jugar un poco para tomar por sorpresa a los fans más antiguos.

Hollywood parece más interesado en usar el nombre del anime que en hacer una adaptación fiel

Para finalizar. Seguramente han escuchado decir que una adaptación sólo tiene el nombre en común con la obra original. Esto parece muchas veces el caso con Hollywood. Dragon Ball Evolution y Death Note tienen en común los nombres de los personajes y algunos beats de sus historias. Pero ahí termina la similitud.

Esto parece más relacionado con el poder de la marca. Las adaptaciones hasta ahora dan una impresión de que Hollywood sólo quiere usar el nombre, para crear lo que les venga en gana. Después de todo saben que, a pesar de las quejas, los fans terminarán dándole un vistazo. Ya sea para enojarse o para ver si por fin le hicieron justicia a su anime preferido.

Las cintas de Rurouni Kenshin demuestran que se puede adaptar bien el anime
Fuente: Warner Bros.

Las adaptaciones de anime deberían hacerse con equipos que de verdad conozcan y aprecien el material de origen. Que lo vean con ese amor de fan, que lo estimen por lo que es y que tengan presente lo que los hace especiales. De lo contrario, estos proyectos continuarán fracasando una y otra vez. 

Ya quedó demostrado que los live-action de anime pueden funcionar. Denle un vistazo a las cintas japonesas de Rurouni Kenshin. Pero Hollywood parece estar empeñado en su manera de hacer las cosas. Con la creciente popularidad del anime y el manga en la actualidad, esperemos que vean que no es necesario entregar una versión diluida para que las personas se enamoren de estas historias.

No dejes de seguirnos en Google News. También puedes pasar a nuestro Discord para hablar de anime y otros temas.