• compartir

Twitch baneó a una streamer por leer una novela romántica

Twitch-baneo-a-streamer-por-leer-una-novela-erotica-Portada

Twitch baneó a una streamer por leer una novela romántica en vivo, y no por una cuestión de derechos de autor, sino porque su texto describía algunos momentos eróticos.

Abelina Sabrina, quien tiene bastante experiencia como streamer de esta plataforma, decidió que era buena idea leer unas páginas de Ice Planet Barbarians de Ruby Dixon, pero las cosas no salieron bien.

Aunque esta obra se clasifica dentro del género de ciencia ficción, cuenta con algunas escenas algo subidas de tono, por las cuales Twitch decidió que estaba infringiendo sus normas.

Twitch baneó a una streamer por leer una novela romántica
Tendrá que irse a descansar unos días. Imagen: Abelina Sabrina.

Luego de detectar que la transmisión de Abelina Sabrina tenía contenido sugerente, la plataforma le impuso un ban, así que no podrá transmitir por algunos días.

Ante esta situación, la streamer no se molestó, y de hecho tomó con humor lo sucedido durante su directo.

Poco tiempo después subió un video a su canal de YouTube en donde se burla de su baneo y habla de las novelas eróticas que estaban arruinando su vida.

Twitch baneó a una streamer por leer una novela romántica, pero permite los hot tubs

Las políticas de la plataforma de streaming suelen ser muy duras, aunque tienen serios vacíos que permiten contenido mucho más sugerente que una simple lectura.

Tal es el caso de los famosos hot tubs, donde cualquier persona puede aparecer en paños menores, siempre y cuando exista una alberca inflable cerca, aunque esté llena de peluches o incluso de nada.

Hot Tub en Twitch
Basta tener una alberca inflable para que no te baneen. Imagen: Twitch.

Esta categoría ha sido duramente criticada por los creadores de contenido y hasta por la comunidad, ya que otros comportamientos menos perjudiciales suelen castigarse de forma más severa.

Seguramente Abelina Sabrina volverá pronto para seguir compartiendo momentos divertidos con sus fans, pero pensará dos veces antes de volver a leer una novela ‘cashonda’ ante su público.

¿Crees que Twitch hizo lo correcto al sancionarla o exageró demasiado? Cuéntanos en los comentarios y síguenos en nuestras redes sociales.