• compartir

Sea of Thieves – Reseña

Sea of Thieves

Un mar lleno de posibilidades donde puedes encontrar calaveras con un aspecto macabro, tesoros escondidos, barriles con plátanos y muy mala suerte si aparecen piratas con ánimo de fastidiarte.

Shigeru Miyamoto dijo alguna vez que: “Un juego retrasado puede ser eventualmente bueno, pero un título malo es malo para siempre”. Los constantes retrasos que sufrió Sea of Thieves fueron para bien, pues Rare entregó un título con mecánicas sólidas; exploración continua, misiones entretenidas, multijugador sólido –el cual puedes aprovechar con tus amigos más cercanos– y un mundo el cual puede presentar muchas maravillas. El problema radica en que sufre los mismos problemas que otros títulos con características parecidas donde el contenido se acaba más rápido que la quincena de un trabajador obteniendo el salario mínimo. Esto provoca una experiencia repetitiva la cual destruye en unas cuantas horas el entretenido romance al inicio de esta propuesta.


Otro factor que perjudica notablemente la experiencia de juego radica en la comunidad, la cual tiene una democracia fallida, pues los demás usuarios pueden encerrarte en la celda del barco si así lo desean, aunque no hayas hecho nada tóxico. Si a eso sumas a los jugadores de PC que usan hacks para su beneficio, tienes por resultado un título el cual prefieres abandonar a pesar de todas las riquezas que tiene. Como dice el Joker en El Caballero de la Noche: “La locura, como sabrás, es igual que la gravedad, solo necesita un empujón”. En más de una ocasión encontrarás mucha felicidad robando a otra embarcación, pues así funciona el mundo de los piratas.

Sí, mucha alegría, pero también hay peligros y ladrones por todos lados

Posibilidades por todos lados

Dejemos algo claro, Sea of Thieves es un juego muy bien hecho y cumple cabalmente con su premisa de viajar por el mundo buscando tesoros y aventuras. Todo comienza en tu puesto de avanzada donde encontrarás todo para iniciar y expandir la experiencia; hay ropa gratis y artículos estéticos. Ahí mismo podrás tomar una cerveza para emborracharte y marearte para caminar sin dirección, pedir misiones, ganar dinero y mucho más. En otras palabras, es el “hub” donde te pones de acuerdo con otros jugadores para emprender ese fantástico viaje a lo más profundo del océano. Estos aspectos de personalización son bastante buenos pues, a final de cuentas, no dan una ventaja a los usuarios. Este último apartado es muy importante, pues ayuda a la experiencia de todos los jugadores.

Justo antes de salir a altamar, es necesario, por el bien de la aventura, tener un poco de organización, más si optas por usar un galeón en vez de una pequeña embarcación pues requieres de la ayuda de tres o más jugadores. La diferencia entre las dos naves a elegir radica en que una aprovecha las bondades cooperativas de Sea of Thieves mientras la otra sirve para no hacerte tantas bolas y jugar “a solas”. Esto último lo decimos por si piensas que el juego se vuelve una experiencia solitaria, cuando no es así. Otros jugadores también podrán intervenir. ¡No te confíes!

Las batallas son el elemento más épico de todo el juego

La belleza de Sea of Thieves aparece cuando ya estás en el barco, pues deberás elegir una misión con los demás jugadores, planear una ruta y preparar los cañones para no estar desprotegido. Es importante estar armado, ya que los primeros metros en lo profundo del mar te vuelven un tiro al blanco, por eso es importante que tu bodega tenga plátanos para recuperar la salud, tablones para tapar hoyos y balas para rellenar los cañones. Recuerda que no traes al Perla Negra, así que aprovecha el viento, organiza a los demás hombres para levantar las velas y ponerlas en el ángulo correcto, pues solo así podrás obtener cierta ventaja contra los rivales.

En medio de una misión podrás encontrar barcos hundidos los cuales debes revisar para robar tesoros o calaveras que llevas a tu puesto de avanzada para obtener monedas las cuales utilizas en las tiendas de ropa, armas y partes para personalizar tu nave. También, dependiendo de la calidad de los artículos robados, subirás tu nivel de reputación, el cual podríamos decir que es una especie de medida de experiencia, la cual no tiene tanto peso como debería. Cabe recalcar que la experiencia de juego a través de Sea of Thieves es muy profunda pues debes entender el papel de cada uno de los elementos para así dominarlos. Desde aprovechar el viento para avanzar más rápido hasta aprender a bajar el ancla a tiempo para no lastimar tu nave son apenas algunos de los apartados a dominar para clavarte con todo en Sea of Thieves.

Hay varios personajes para elegir

Ahora bien, Sea of Thieves no te da ninguna ventaja, pues debes de aprender a ciegas de qué se trata el juego. No es tan intuitivo a menos de que sepas un poco sobre el mar y los elementos más básicos de las embarcaciones. Ojo, tampoco se trata de un simulador de barcos pues toda la experiencia resulta dinámica y solo basta con siempre mirar la dirección del viento y estar atento al mapa para ir de un lado a otro. Es muy gratificante explorar, escapar de una tormenta y derrotar a un barco enemigo, es más, si mueres, sientes que visitas el Holandés Errante y que aparecerá Davy Jones para darte la bienvenida. Incluso, no estaría nada mal meter un poco de contenido de Piratas del Caribe.

¿Dónde está la meta de Sea of Thieves?

La máxima meta de Sea of Thieves se resume a ser un legendario capitán, una condecoración alcanzable cuando obtienes cierto nivel de reputación dentro de las tres facciones en el juego. Para llegar a este punto, debes acabar con una serie de misiones, derrotar esqueletos vivientes de otros piratas caídos, sacar tesoros, y capturar gallinas y cerdos. Todo parece un ejercicio entretenido, pero de ahí no pasa. Por eso los jugadores prefieren robar a otros en vez de esforzarse. Bueno, de ahí viene el nombre del juego, ¿no? Ahí es donde entra el apartado de competencia, pues es importante conocer todos los elementos del juego para aprovecharlos y ganar la mayor ventaja posible en contra de los demás rivales.

Vale la pena juntar a amigos en Xbox Live para no jugar con cualquier usuario, pues una tripulación coordinada, usando micrófono y audífonos sirve perfectamente para enfrentar cada una de las misiones, por ejemplo, cuando llegas a una isla, alguien puede disparar a distancia a los esqueletos, mientras otro los enfrenta con su espada y alguien más se dedica a buscar los cofres enterrados u obtiene ítems para tener la nave a punto. Las calaveras en el cielo son una excelente oportunidad para enfrentar a una serie de enemigos los cuales aumentan la experiencia de juego. Enfrentar al Kraken es peligros y muy divertido a la vez.

Las calaveras son señal de que ahí viene una raid

Un ambiente digno para un pirata

Sea of Thieves no es un portento gráfico, pues no lo requiere. El diseño de personajes es caricaturesco y nada realista, así que no esperes ver grandes objetos renderizados o poros en la piel de cada uno de los piratas. Lo que sí vas a encontrar es un mar precioso, con muchos elementos, por todos lados, música muy acorde a la experiencia de navegar por el mar y enfrentar a seres malditos armados hasta los dientes. Ahora, como los demás juegos de mundo abierto, encontrarás glitches aquí y allá los cuales no afectan tanto el rendimiento del título. Claro que en Xbox One X y PC se verá mejor, pero, eso no quiere decir que la experiencia de juego se vea afectada si juegas desde un Xbox One S o la primera generación del Xbox One.

A final de cuentas, el contenido es el mayor problema de Sea of Thieves. Necesita más y con urgencia, pues la experiencia es muy repetitiva a pesar de lo gratificante que puede ser. El mundo abierto necesita más elementos de acción e interacción, incluso investigación o algo más random, pues las posibilidades en este momento son muy predecibles. No cabe la menor duda de que llegó una gran exclusiva para el Xbox One, sin embargo, necesita algo más y eso termina pesando en los usuarios cuyo único objetivo es ser “el Rey de los Piratas”, ¿no?.

Sea of Thieves necesita contenido para mantenerse vigente entre los usuarios

Como lo mencionamos antes, las posibilidades son enormes, solo es cuestión de aprovecharlas.

Calificación: 7.5

Lo bueno:

  • El mar y la atmosfera del juego son muy hermosos
  • El cooperativo es muy entretenido si estás con una tripulación amistosa o estás jugando con tus amigos
  • El juego tiene todas las posibilidades de crecer
  • La profundidad con la que manejas una embarcación

Lo malo

Minus Tierra Gamer

  • Las misiones se vuelven muy repetitivas
  • Hay hackers en la versión de PC
  • El nivel de satisfacción no es tan alto

Sea of Thieves