Compartir

 Tequila Works realizó la remasterización de Deadlight, un juego de zombies con una propuesta diferente, mejores gráficas y un nuevo modo de juego.

[su_table]

GéneroScroller, survival, puzzle
DesarrolladorTequila Works
DistribuidorDeep Silver
PlataformasPS4, PC, Xbox One
Lanzamiento21 de junio del 2016
Precio$19.99 USD

  [/su_table]

Los zombies son sin duda uno de los géneros más recurrentes que hay en los videojuegos. Desde hace muchos años, los desarrolladores sacan uno y otro y otro juego de los no muertos. El problema es que prácticamente todos los juegos de este tema son FPS, y definitivamente, la tendencia ya empezó a aburrir. Por suerte, aún quedan estudios ahí que están dispuestos a hacer cosas diferentes. Uno de ellos es Tequila Works, que en 2012 creó un juego de zombies llamado Deadlight, el cual recibió una buena aceptación. Ahora, 4 años mas tarde, el estudio regresa con la versión del director, la cual trae gráficas mejoradas, así como un nuevo modo de juego.

Deadlight: Director’s Cut es un juego tipo sidescroller en 2.5D. Esto quiere decir que básicamente te moverás en los ejes X y Y (izquierda, drecha, arriba, abajo) del mapa. Aunque el juego sí tiene texturas tridimensionales, éstas son utilizadas solamente como fondos. La historia comienza en Seattle de 1986, 145 días después del brote de una nueva enfermedad que convierte a la gente en zombie (aquí llamados “Sombras”); enfermedad que ha causado el caos mundial. En una contextualización demasiado cliché, los supervivientes crean refugios, se esconden y tratan de sobrevivir un día más en el infierno en que se ha convertido la Tierra.

CmLRDwZWIAMQtY7
Esto es el Infierno en la Tierra

El protagonista, Randall Wayne, fue separado de su hija y su esposa, y viaja a Seattle precisamente porque escuchó que ahí se encontraba uno de los últimos puntos seguros del país; y donde espera encontrar a su familia. Desde que el título inicia, Deadlight comienza a poner presión psicológica sobre el jugador. Apenas iniciar la partida, Wayne le pega un tiro de gracia a una desdichada llamada Karla, quien acaba de ser mordida por una Sombra. Era solamente una joven, y la matamos a sangre fría.

Al estilo de otros juegos sidescroller, Deadlight no busca gastar muchos recursos en elaboradas y pesadas cinemáticas para contar la historia. En lugar de ello utiliza imágenes fijas con un diseño de arte grandioso, con colores muy contrastantes y voces que ayudan a contextuailzar lo que está sucediendo.

CmLRRl7WgAA_bNE
El diseño de arte es excepcional

El gameplay ofrece muchos recursos para avanzar. Podemos caminar, correr, rodar y brincar. A lo largo de todos los niveles, montones de Sombras te perseguirán e intentarán comerte. Afortunadamente, son tontos y lentos, por lo que con un poco de parkour, una pistola o una escopeta podrás librarlos sin problemas. A menos claro, que te superen en número, te abrumen y te arrinconen. Ese es uno de los elementos más llamativos de Deadlight: a diferencia de otros juegos de zombies donde el protagonista parece intocable e invencible, Randall Wayne es un hombre común tratando de sobrevivir. Podrás matar una o dos Sombras, pero si cometes un error de cálculo, inevitablemente perecerás…

… Y creéme, lo harás más de lo que crees. Debido a la naturaleza del juego, la dinámica prueba-error es muy común: morir te ayuda a saber de dónde salen las Sombras, cuántas son, ubicar elementos ocultos, coleccionables, etc. Otra de las razones para la repetición constante es menos intencionada: a pesar de que, en teoría, los controles fueron mejorados en esta nueva versión; la realidad es que más de una vez perderás porque el personaje simplemente no hizo lo que le ordenaste. Es un sentimiento frustrante que recuerda a los errores de Assassin’s Creed.

Para aumentar la dificultad del juego —además de la cantidad de Sombras que nos encontramos— los desarrolladores colocaron algunos puzzles en en el ambiente. Así, tendrás que mover cajas, realizar saltos dobles o manipular los niveles de agua en ciertas partes para poder avanzar. Infortunadamente, los puzzles son demasiado sencillos y obvios; y cuando se hacen un poco más difíciles, el juego no duda en tomar tu mano y ayudarte mediante diálogos de personajes o haciendo que las pistas brillen.

Sin duda, lo más llamativo de Deadlight es su historia y el nuevo enfoque que brinda a un tema reciclado hasta el cansancio. Como ya mencioné antes, en este juego no eres ninguna especie de humano súper poderoso. Simplemente eres uno más de los aterrorizados sobrevivientes que quedan en el mundo. A través de todo el juego, escuchas los diálogos de los personajes y los pensamientos, entradas de diario, sueños y recuerdos de Randall, que demuestran el peso psicológico que caería sobre todos nosotros si algo así ocurriera ahora. El temor, la desesperanza y el desasosiego son palpables en todos los personajes.

CmLQ9QrWAAIIo1J
La desesperanza y el desasosiego son palpables

Visualmente, Deadlight tiene un estilo muy particular, con escenarios muy oscuros y colores muy contrastantes (ya sean luces o los ojos rojos de las Sombras), lo que hace el gameplay bastante llamativo. Esto no evita que encontremos escenarios dignos de una fotografía. Cuando estamos al aire libre podemos presenciar la terrible belleza del mundo en su decadencia, con grandes puentes, ciudades, estadios o parques a medio destruir y llenos de zombies. Esta versión del juego corre a 1080p, por lo que realmente se consiguen encuadres espectaculares de cuando en cuando. Auditivamente, el juego es igualmente bueno, con pistas instrumentales que invitan a la melancolía, tanto en el juego como en los menús.

CmLRcqkWYAARnZc
Los colores son contrastantes y llamativos

El juego tiene un buen replay value si te gusta conseguir todos los trofeos. La campaña en sí no dura tanto (5-8 horas dependiendo de tu habilidad), pero los niveles están plagados de coleccionables, los cuales —afortunadamente— sí tienen utilidad o al menos llaman la atención. Por un lado hay páginas del diario de Randall, las cuales revelan más sobre su pasado. También hay objetos pertenecientes a personajes clave y hasta 3 consolas (con demos jugables) de los 80s. Los easter eggs también se hacen presentes; otro tipo de coleccionable es credenciales de algunas Sombras (con nombres de asesinos seriales pero con fotos del staff de Tequila Works); y todos los trofeos/logros tienen nombres de canciones de la época.

Finalmente, si te gustan los verdaderos retos, el modo Pesadilla (no hay checkpoints) y el nuevo modo Supervivencia (¿cuánto tiempo durarás?) representan verdaderos en contraposición con la dificultad del resto del juego.

En conclusión, Deadlight: Director’s Cut es un juego llamativo, con una narrativa psicológicamente poderosa y un protagonista que no es súper poderoso, sino que transmite sus preocupaciones y temores. El juego no está exento de errores, pues los controles siguen teniendo fallos, y la dificultad es bastante baja. Sin embargo, si buscas una propuesta diferente dentro del género de zombies, deberías de darle una oportunidad.

Pros:

+ Gran narrativa

+ Excelente diseño de arte

+ Propuesta diferente dentro de un género reciclado hasta el cansancio

Contras:

– Controles algo torpes

– Dificultad baja

 calificacion

(Visited 23 times, 1 visits today)

Deja un comentario