Compartir

El remake de Resident Evil 4 fue una de las entregas más esperadas del 2023, lo mejor de todo es que en casi ningún sentido fue una decepción para los fanáticos. Ese casi se debe a que existió, no obstante, un detalle. Pareciera que mientras la nueva entrega procuró renovar la ideología del original, algunos jugadores no se lo tomaron de la mejor manera. Nos referimos al tema referente a Ashley Graham y a Ada Wong, el par de chicas que aparecen en la cuarta entrega del horror shooter de Capcom.

Si jugaste el Resident Evil 4 de 2005 seguramente recordarás algunos detalles, nosotros queremos hacer un poco de memoria al respecto porque apoyamos los ligeros pero acertados cambios que realizó Capcom en su nueva entrega. Éstos eran necesarios y los consideramos como provechosos para la industria gaming en cuanto al diseño general de personajes. 

Ada Wong de Resident Evil 4 original

Sabemos que Ada Wong es una agente que tiene un rol importante. Su diseño original nos mostraba a una profesional de una flexibilidad y audacia inigualables. Tuvimos varios encuentros con ella y nos salvó en más de una ocasión. Además, la ayuda que brindó siempre fue provechosa y demostró un nivel de habilidades impresionantes. 

Ada Wong es una de las mujeres de Resident Evil 4.
Fuente: Capcom

Ada Wong es fascinante, pero a diferencia de otras agentes —como Helena Harper—, su vestimenta era un abuso real para la cosmovisión de los jugadores. Nos referimos a que era una propuesta poco funcional y completamente irreal. 

Por supuesto, un videojuego únicamente responde a la ficción propuesta dentro del mismo, y no es que se le exija una sumisión absoluta a la realidad de nuestro mundo. 

No obstante, Resident se caracteriza por ser una entrega bastante apegada a constructos reales, como son las armas y los movimientos de los personajes. Recordemos que el tiempo en que recargamos es un aspecto importante mientras jugamos. Incluso lo percibimos cuando Leon va más lento por estar lastimado. 

Por ello es que la vestimenta de Ada Wong simplemente no funciona, era evidente que tenía un fin distinto al de mantener la verosimilitud del videojuego. Y esto era la sexualización irracional de una mujer con el único fin del disfrute de su público, incluso destruyendo la cohesión de un mundo tan bien cuidado. Lo que resultaba bastante lamentable.  

En el Resident Evil 4 original, Ada Wong tiene un vestido con una abertura hasta el muslo, además de la espalda descubierta y unos tacones altísimos, así la envió Capcom a una villa llena de zombies con lluvias y explosiones. 

Capcom y la sexualización de las mujeres,
Fuente: Capcom

Si bien es cierto que las mujeres podríamos correr y saltar con una vestimenta así en alguna circunstancia —lo que, por supuesto, resultaría incómodo—, Ada tenía que hacer

mucho más que eso, saltaba de un muro a otro y encima utilizaba un lanzagarfios. Simplemente es imposible que pudiera moverse de la manera en que su diseño proponía. Incluso las piruetas que realizaba serían más difíciles con la falda entallada en la cadera.  

Sin embargo, el remake ofrece una vestimenta mucho más realista, y he ahí la gran destreza de Capcom. Pese al rediseño de Ada, la agente mantiene viva una sensualidad evidente y una coquetería innegable. 

No es la intención negar su cuerpo, ni su sensualidad. Lo importante es balancearlo como la esencia del personaje, sin hacerlo un mero producto de consumo, sin limitarlo a responder exactamente al constructo ideológico que se nos ha enseñado, por generaciones, así es cómo debe lucir una mujer sensual.  

Ada y Leon en Resident Evil 4 original.
Fuente: Capcom

Ada Wong se mantiene fresca, pero de una manera compleja. Capcom nos demuestra que hay formas de exponer a sus personajes con propuestas más diversas, reales y respetuosas. 

Capcom reveló que la industria de los videojuegos no necesita exponer las corporeidades de la manera en que venía haciéndolo desde hace generaciones. 

Ashley Graham de Resident Evil 4 original

La segunda mujer importante es Ashley Graham, la hija del presidente a quien nuestro protagonista, Leon S. Kennedy tenía que rescatar. En la entrega original, Ashley llega a ser una molestia exagerada, además, lleva una falda cortísima y un suéter que no usa ni pierde en toda la entrega, es un recurso meramente estético —tanto el suéter como la chica—. 

Es algo terrible, porque además de ser una carga, puede ser atosigada por Leon. Uno de los ejemplos es que, en ocasiones, puede mirar debajo de su falda mientras ella sólo intenta proteger la vista de su ropa interior. 

https://www.youtube.com/watch?v=UT9j8g9TZho

Son actos que, aunque parecen irrelevantes por ser de un videojuego, en realidad no son tan graciosos como parecen. En principio, generan más rencor hacia las mujeres —perder a Ashley cuando no ponía nada de resistencia, generaba conflictos—. Además de que nuevamente demuestra que se le puede controlar y violentar al ser completamente vulnerable. 

Ashley, con toda su esencia cosificada, proponía un nuevo trofeo. 

Por otro lado, la nueva versión de Ashley es mucho más despierta y su vestimenta es muy linda. Sigue teniendo su faldita a cuadros, pero ahora tiene medias transparentes de tono morado que logran un contraste muy chic. Además, su saco, que ahora sí usa, le da un aire juvenil perfecto. Ashley sigue siendo una chica atractiva en todo su contenido, más aún, porque ahora logra hacer un poco más por ella misma. 

Es un poco más independiente y no es una carga.  

Ashley Graham de Resident Evil 4 remake.
Fuente: Capcom

Ahora bien, no se trata de que no diseñen a mujeres sensuales en las entregas de videojuegos. Claramente Capcom lo logró de una manera muy digna y si lo logró ahora, pudo hacerlo antes, eso es innegable. 

La cuestión aquí es que no hablamos del cuerpo de las mujeres en comparación/contraste con el de Ashley o Ada, ni tampoco de un supuesto deseo de ser aceptadas por las personas que disfrutan de los antiguos modelos impuestos de las chicas, es simplemente evidenciar las notas de hipersexualización que conducen a una cosificación que lleva, pese a que no lo noten, a generar y mantener las violencias que sufren las mujeres del mundo. 

Nos condolemos con Ada y Ashley porque sufren los arquetipos que históricamente han estigmatizado, oprimido y martirizado a las mujeres en la sociedad. Y que, desde luego, no solamente generan ideologías violentas para las chicas sino también para los hombres, porque estamos inmersos en un sistema de contrastes, deberes y supuestos. 

Y aunque podrían decir que la realidad no se confunde con los videojuegos, debemos tener en cuenta que los arquetipos que generan, y lo que estos suponen en sus entregas —como la posesión, el hostigamiento, la supuesta vulnerabilidad o seducción— permean en el trato que reciben las mujeres de fuera, que son de carne y hueso. Además, en cierto grado, es inevitable que la población equipare a estas mujeres con las chicas de los videojuegos y les implante sus roles. 

A final de cuentas, los videojuegos son productos que reflejan y responden a las necesidades de la sociedad. Todos lo sabemos. Son narrativas de ficción que surgen desde y para un contexto. Ello se hizo aún más evidente justo ahora que podemos ver cómo Capcom decidió a hacer cambios.  

La mujer pura de Resident Evil 4: Ashley Graham.
Fuente: Capcom

Te recomendamos: De la hipersexualización al borrado del cuerpo de las valquirias en Record of Ragnarok

Los arquetipos de mujeres en el Resident Evil 4

¿No crees que los arquetipos se han heredado y se mantienen gracias a las diferentes narrativas? Recordemos que Ada es el polo opuesto a Ashley. La chica que necesita ser salvada es “una inútil” y además es la chica “pura”, mientras que Ada es más agresiva y seductora. Y esto se alinea a los arquetipos que el mundo concibe como las únicas posibilidades de las mujeres. Si bien, el juego no las propone como ideología determinante, por supuesto que ayuda a reforzar y mantener estas ideas.  

Considerando que, desde la era clásica, existen los constructos de la mujer sensual, manipuladora y mentirosa que se representa en la mujer “morena”, mientras que, la mujer “blanca” tendrá las características de la pureza y la necesidad de protección. Precisamente, los personajes femeninos premium de las historias que siguen permeando las narrativas actuales.

Resident Evil 4: Ada vs. Leon
Fuente: Capcom

Lo anterior expone justamente los dos roles deseables para la población. Propuestas duales que no dan cabida a matices. Son estructuras rígidas que no se comparan, a su vez, con algunos de los constructos de los demás protagonistas varones.  

Sin embargo, este artículo no será un recuento de ellas, ya que únicamente queríamos apoyar y evidenciar por qué Capcom decidió hacer un cambio – necesario – en su entrega de 2023.

 Date una vuelta por Discord y no te pierdas las noticias en Google News.  

(Visited 439 times, 1 visits today)

Deja un comentario