Compartir

Las valquirias de Record of Ragnarok —la serie de Netflix— son la fuerza demoledora detrás del telón de su historia, pese a ello se mantienen replegadas en las sombras y son abusadas; se entregan a la misión de proteger a la humanidad, respondiendo al constructo de la mujer abnegada —claro, es una chica la que cuenta con la sensibilidad para querer salvar a los humanos—. Pese a ello, e incluso ignorando su poder, no se les brinda un espacio que nos presente su historia personal, ni se les reconoce realmente el papel que juegan en la arena. Por esto, nosotros decidimos brindarles un espacio.

“Detrás de un un gran hombre, hay una gran mujer” esta frase es demasiado corrosiva, no se utiliza la preposición “a lado de”, ni mucho menos “delante de”, ¿verdad? Por supuesto, no es así porque la expresión no es ingenua. Las personas suelen decir que no hay nada de malo con las frases simples que se han heredado a lo largo del tiempo. Pero, se han legado, y precisamente por ello es que tienen una carga de sentido abrumadora desde hace siglos.

En fin, lo importante no es hacer un juicio agresivo, sino exponer las condiciones de nuestras palabras para, quizá, pensarlas un poco más. A todo esto, Record of Ragnarok simboliza puntualmente la frase “Detrás de un gran hombre, hay una gran mujer”, somos capaces de notarlo a través de la ferviente imagen de nuestras asombrosas valquirias.

No podemos decir mucho aún porque el manga no está terminado. Pero, Record of Ragnarok parece haber abarcado ya la mitad de su historia, todavía quedan cosas por descubrir y criticar. No obstante, para este momento ya podemos precisar cuestiones importantes.

Las verdaderas heroínas de Record of Ragnarok

Brunilde es la valquiria revoltosa que hace el llamado a los dioses para celebrar el Record of Ragnarok.
Fuente: Netflix

Nadie podría negar lo “deslumbrantes” que son los héroes de Record of Ragnarok. Desde los egocéntricos más desagradables como Poseidón y Zeus hasta los más seductores como Buda y Qin Shi Huang. No obstante, lejos de pensar en sus “figuras heroicas” y los valores que estos hombres proyectan, en esta ocasión quiero dedicarle un espacio a las mujeres.  

Las valquirias de Record of Ragnarok cargan con la responsabilidad del duelo en la arena divina, en la que se enfrentan dioses y humanos destacados. Sin embargo, debido a que los humanos no pueden compararse con los dioses, las valquirias tendrán que proporcionarles literalmente todo de ellas, convirtiéndose en un arma que potencie las habilidades de los hombres. 

Las valquirias que desempeñan un rol secundario son el sostén estructural de la arena de Record of Ragnarok  

Sin embargo, hay algo evidente: la cuestión de una fusión espacial del alma y cuerpo de las valquirias con los héroes. Esto supone un constructo intenso de posesión que no pueden evitar, pese a que son mujeres muy poderosas, sin las que, en teoría, los humanos no podrían hacerles ni cosquillas a los dioses. 

Las valquirias terminan admirando de una forma u otra a los héroes de Record of Ragnarok.
Fuente: Netflix

Las valquirias de Record of Ragnarok encarnan el poder real que sostiene la posibilidad de los combates. No obstante, en la arena se enfoca al hombre y a su historia de crecimiento para generar empatía en el consumidor. La valquiria queda relegada a un papel secundario pese a que Brunilde, la más poderosa de las valquirias, es quien en principio, se opone a los dioses que están a punto de exterminar a la humanidad.    

Sí, las valquirias “se someten a voluntad” porque tienen una misión de salvación con la humanidad. Así que Record of Ragnarok nos presenta a “mujeres como fieles sirvientes que sacrificarán todo voluntariamente”. 

El cuerpo evaporado de las valquirias

En el periodo de la Ilustración comenzó la deconstrucción medieval de la dicotomía cuerpo-mente que hacía una relación directa entre las mujeres y el hombre, respectiva y restrictivamente. En los 90s, Bourdieu habló de una política corpórea que exponía a los hombres como presentes en el espacio y a las mujeres desde la insignificancia —el horror de sentarte junto a un hombre en el metro o autobús que se adueñe del espacio—.  

Goll es la valquiria pequeña que siempre crítica a su hermana mayor.
Fuente: Netflix

Y pese a que Bourdieu caducó especialmente por sus nociones de cuerpos biológicos y naturales —ya que ahora somos capaces de pensar las corporeidades flexibles y construibles—, parece que parte de la anterior ideología pesa con entusiasmo en Record of Ragnarok. 

Decimos con entusiasmo porque sólo falta echar un ojo a la arena para notarlo. En fin, que mientras el cuerpo de la valquiria se evapora, al adherirse al del héroe, éste se vuelve incluso más fuerte: es un cuerpo completamente presente que ocupa el espacio de la valquiria y la repliega. De esta forma, la valquiria le aporta todo y se reduce a nada mientras el héroe mantiene su estructura completa e incluso optimizada. 

Por su parte, el cuerpo de la valquiria será reducido al artificio hegemónico de la “identidad femenina”, será subyugado, controlado, poseído, limitado e incluso evaporado. Finalmente, brindará todo su poder a su “compañero”, pero se quedará detrás del telón. Y cabe resaltar, que en casi todos los casos, las valquirias terminan teniendo cierta admiración por el héroe que las cancela, porque son tipos de “grandes méritos” y de presentaciones “ideales”.     

Record of Ragnarok postula la posesión absoluta, tanto del alma como del cuerpo de la valquiria.

Los arquetipos de las valquirias

Las tres primeras valquirias de la primera temporada de Record of Ragnarok:Randgrid, Reginleif y Hirst.
Fuente: Netflix

Además, contaremos con un “gran” catálogo de valquirias con diferentes personalidades. Tendremos desde mujeres acomplejadas que ayudarán a los héroes por amor, el caso de Thrud, que se enamora de Raiden Tameemon y decide morir a su lado, pese a que él es el único héroe que la libera antes de que deban desaparecer a causa de su derrota, hasta la que será obligada a ayudar, el caso de Hlökk, la undécima valquiria es forzada, pese a la repulsión que le provoca su “héroe”. 

Obviamente, también tenemos a Hrist, la chica que tiene dos personalidades, a Randgriz, la valquiria obediente y a Göndul, la que tiene una personalidad desquiciada. No podemos dejar de lado a Brunilde y sus ataques psicópatas.  

No obstante, cada valquiria responde a algún arquetipo hegemónico de las mujeres. Y digamos que no son los “positivos”, debido a que las retratan, en la mayor medida, como emocionales, iracundas o irracionales.

Las valquirias esenciales de la serie son Brunilde y Göll.
Fuente: Netflix

Por otro lado, hasta este momento, no se han mostrado diosas —como si no hubiera—. Únicamente contamos con Afrodita, cuyo diseño es voluptuoso de una forma desconcertante mientras su voz es casi inaudible. Tampoco de lado de la humanidad se ha presentado a una heroína aún. 

Afrodita habla muy poco y como “la icónica diosa del amor”, su diseño cae en lo burdo. Es representada como una fantasía patriarcal reproducida y bocetada por la industria porno que se combate actualmente. 

No sólo es su presentación física sino que la diosa tiene poquísima participación, cuando la enfocan es en carácter de su hipersexualización de manera visual.

¿Quiénes son las valquirias de Record of Ragnarok? 

No se han revelado todas las chicas aún, sin embargo, tenemos la información de las que ya mostraron sus rostros en el manga o en el anime:

  • Randgrid que lucha y muere junto a Lü Bu, es la cuarta mayor de las 13 hermanas valquirias. 
  • Reginleif, la séptima mayor de las 13 hermanas valquirias. Lucha y desaparece junto a Adán en la segunda batalla.
  • Hrist, la segunda mayor, ayudará a Kojiro Sasaki, juntos alcanzarán la victoria. 
  • Hlökk, la undécima valquiria, vence junto a Jack el Destripador. 
  • Thrud, es la tercera valquiria, muere feliz con Raiden Tameemon. 
  • Alvitr, la décima valquiria combatió con Qin Shi Huang y vencieron a Hades. 
  • Göndul ayudará a Nikola Tesla en la octava ronda del Ragnarok. Aún no sabemos si la ciencia logrará derrotar a la maldición de Belcebú.
  • Brunhilde, es la hermana mayor de todas las valquirias y es quien orquesta la arena de los humanos. 
  • Göl es la más joven de las valquirias y siempre está a lado de Brunhilde, no obstante, siempre le reprocha su “insensibilidad” y el cómo fuerza a sus demás hermanas a luchar.
Afrodita es la única diosa y además hiper sexualizada de Record of Ragnarok.
Fuente: Netflix

Te recomendamos: Record of Ragnarok 2 – Un anime que presenta una sangrienta arena, tanto física como ideológica

Hacia un consumo consciente

Buda me caía bien, pero cuando le dice a Brunhilde: “Me encantan tus ojos llenos de problemas“, “Tus ojos llenos de deseos mundanos”, simplemente me dan ganas de tirarle todas sus chupa chups. Y es que nuestras valquirias persisten en la sombra de la arena, pese a que ellas son las que la sostienen. 

No obstante, pese a toda la acción y la “diversidad” —que carece de mujeres— en el catálogo de panteones míticos, la verdad es que deberíamos empezar a consumir de manera más crítica. Implementar en nuestro día a día, la ardúa búsqueda de opciones que nos muestren personajes femeninos plurales que se apeguen más a nuestras realidades. Claramente, Record of Ragnarok no brinda ni el mínimo aceptable de esto.

Además, a Brunhilde todos le recriminan sus decisiones y formas de expresarse, es el colmo. A todo esto, si aún te interesa… ¿Cuándo podremos esperar una nueva entrega de la serie?  

¿Cuándo sale la tercera temporada de Record of Ragnarok? 

Aún no hay noticias al respecto, sin embargo, con la experiencia de la primera entrega, es probable que la nueva temporada se anuncie en abril de 2023. 

Cabe resaltar que las temporadas adaptan de dos a tres peleas, y el manga justo está por terminar la lucha entre Tesla y Belcebú.

Manga: actualización de las batallas de Record of Ragnarok

Humanidad: 4 — Divinidad: 3 

Date una vuelta por Discord y no te pierdas las noticias en Google News.

(Visited 1,658 times, 1 visits today)

Deja un comentario