• compartir

Previo: Dragon Quest Treasures — Una enigmática aventura enfocada en la exploración

La nueva aventura de Dragon Quest Treasuares sale el 9 de diciembre de 2022

Dragon Quest Treasures es el nuevo título de Square Enix y su salida está programada para el 9 de diciembre de 2022. Es un RPG de aventura y acción, pero destaca su ámbito de exploración. A continuación quisiéramos compartir nuestras primeras impresiones del título. La entrega luce colorida y pareciera que su enfoque principal es examinar más que dar batalla a los monstruos. Sin embargo, es sólo el comienzo por lo que queda ver cuál será la vértebra real del videojuego.  

La historia de Dragon Quest Treasures: una entretenida travesía de búsqueda    

Dragon Quest Treasures sigue la historia de Erik y Mia —de Dragon Quest XI, pero en esta ocasión en su infancia— , un par de hermanos de cabello y ojos azules que navegan con una tripulación vikinga, esta les exige un apoyo que se asemeja más a la esclavitud. 

Sin embargo, una noche ven a un par de animales extraños enjaulados, dos criaturas voladoras muy coquetas. Aunque no logran entender lo que estos les dicen, igual deciden liberarlos. Posterior a ello, escapan para buscar tesoros y subsistir por su cuenta. 

Los personajes mágicos de Dragon Quest Treasures irán en bina con los personajes principales de Erick y Mia, como familiares que los ayudarán en todo momento.
Fuente: Square Enix

La primera parte de la historia conducirá a los pequeños a unas ruinas llenas de color en las que hallarán unas dagas que realmente les abrirán las puertas a la búsqueda de tesoros. Después de un extraño evento, los pequeños serán separados. Así que nos quedaremos con el rol de Mia, y claramente, de manera posterior tendremos la oportunidad de utilizar a Erik.

Los pequeños podrían formar parte de una especie de profecía, sin embargo, todo irá construyéndose una vez que lleguen a Draconia, un escenario que está constituido por esqueletos de un par de enormes dragones dorados. 

Desde el inicio, se presentan las embarcaciones piratas tanto en el cielo como en el mar, y se hace un guiño a las intenciones no del todo amables que podrían tener con nuestros protagonistas. 

Los piratas del cielo podrían ser los mayores enemigos de este entrega de Dragon Quest.
Fuente: Square Enix

El planteamiento de la historia fue lento, pero preciso. Me brindó una experiencia amena, bastante divertida sin ninguna especie de presión. Si bien es un juego intuitivo, la narrativa te lleva de la mano hasta en las mecánicas. Y, cabe destacar que parece que nos aguardan muchos secretos en este mundo de amplio mapa. 

Las mecánicas y las tareas en Dragon Quest son sencillas y entretenidas

Además de ser un videojuego intuitivo, las mecánicas son bastante sencillas. Su repertorio de habilidades fluye respondiendo al conocimiento básico de otros RPG. Su catálogo es preciso, por lo que es fácil acostumbrarse a su propuesta. 

Las mecánicas de Dragon Quest Treasures consisten en un ataque a distancia —una especie de resortera—, algunos saltos potencializados —por tu party— y un combate cuerpo a cuerpo sencillo con combos prácticamente de cadenas, además de las clásicas rodadas. 

También, existen habilidades especiales muy interesantes, como es la cuestión de clarividencia que te brinda cierto monstruo y que te ayuda a encontrar fácilmente los tesoros. Volvemos a que ello supone una rama muy precisa en cuestiones de exploración más que de combate.

Erick y Mia son los protagonistas de Dragon Quest treasures, son también quienes protagonizan la entrega XI. Pero, aquí son pequeños.
Fuente: Square Enix

Por otro lado, una cuestión muy especial es la party con la que cuentas, ya que siempre estarás acompañado de algunos monstruos que definitivamente saben cómo pelear. Algo bastante remarcable, ya que la IA sofisticada de estos te sorprenderá. Hay momentos en los que por su cuenta, lograrán librarte de tus enemigos y aún así subir tus niveles de experiencia.

Ello a su vez supone que el tipo de monstruo que lleves te brindará aspectos precisos que tendrás que evaluar cuándo elijas una u otra tarea. Es evidente que ello será una parte consistente y de cuidado que abrirá distintas posibilidades en Dragon Quest Treasures.  

Después de que Mia se separe de Erick, tendrá que buscarlo a través del portal extraño en el que encontrará diferentes criaturas t tareas.
Fuente: Square Enix

Los personajes originales de Dragon Quest Treasures

Desde los personajes principales hasta cada una de las criaturas, podemos apreciar los diseños interesantes, coloridos y graciosos. Desde esta perspectiva visual, la entrega es entretenida. 

En cuánto a la construcción de los personajes principales, es probable que el jugador “decida” su personalidad, ya que con las pequeñas interacciones que tenemos en el juego, las respuestas que podemos tomar contrastan en características. Parece que podríamos optar por un guión más temeroso y cuidadoso o por otro más jocoso, aunque aún no sabemos si estas elecciones podrían incidir realmente en nuestra aventura. 

El repertorio de personajes es amplio en gráficos y probablamente también en las habilidades de los monstruos.
Fuente: Square Enix

Los escenarios y las cinemáticas son coloridas y detalladas

Los escenarios de Dragon Quest Treasures son muy variados desde el principio, y parece que se avecinan muchos más —probablemente igual de distintivos—, o eso señala el enorme mapa. 

Aunque los escenarios son coquetos, las cinemáticas son otro nivel. Desde el estilo de Dragon Quest Treasures se revela un precioso cielo estrellado y el movimiento de un océano esplendoroso. La secuencia que revela Draconia entre la bruma, simplemente es de ensueño. Por su parte, la música llena de percusiones alegres va perfecta con el tono del Dragon Quest Treasures.

Draconia es el reino en el cielo en que se desarrollará Dragon Quest.
Fuente: Square Enix

Te recomendamos: Previo: Crisis Core – Final Fantasy VII – Reunion – Todo lo que tienes que saber

La coqueta propuesta de Dragon Quest Treasures

Si bien Dragon Quest Treasures inicia de forma mesurada, los misterios se perciben prometedores y quizá estos abran tanto narrativa como mecánicas. Por su parte, la combinación de monstruos —si se mantiene la vértebra del principio— seguramente será el punto fuerte de la entrega, claro, de la mano del mapa.  

Dragon Quest Treasures parece orquestado puntualmente por la exploración como mayor prioridad, y esto ofrece mucha aventura. Además, su estructura es interesante y sus gráficos son suficientemente brillantes para invitarte a la odisea desde el inicio. 

El videojuego es entretenido y fresco, todo su color te hace vivir una experiencia dinámica bastante alegre. Además, las mecánicas ofrecen una evolución dosificada de tu personaje y su forma de entrar en contacto con el mundo que construyes a cada paso.

Jugar Dragon Quest Treasures es una experiencia infatigable porque se apoya en cinemáticas excelentes y en movimientos concretos sencillos de aprender, de esta forma puedes enfocarte a explorar si lo prefieres.

Date una vuelta por Discord y no te pierdas las noticias en Google News.