• compartir

Spider-Man: ¿Por qué la amamos tanto 20 años después?

La escena final de Spider-Man

Este 3 de mayo se cumplen 20 años desde que Spider-Man se columpió a las salas de cine con su primer filme. Aquella producción dirigida por Sam Raimi y  protagonizada por Tobey Maguire aún es considerada por muchos como una de las mejores del cine de superhéroes. ¿Por qué es esto?

Una de las razones podemos hallarla en su protagonista. La versión de Spider-Man que conocimos hace 20 años es quizás con la que más podemos empatizar. De verdad se siente como una persona común que repentinamente recibió estos poderes que le confirieron una gran responsabilidad.

No tenemos nada en contra de Andrew y Tom. Sin embargo sus versiones tienen elementos que los hacen más ‘inalcanzables’ para el espectador. El Peter Parker de Garfield es hijo de un científico con secretos. Mientras que Tom Holland tuvo a un Tony Stark para apadrinar sus actos de heroísmo.

Una imagen de la primera películas de spider-man
Fuente: Sony Pictures

Tobey Maguire era solo un chico normal. Aún después de conseguir sus poderes no deja de tener los mismos problemas que alguien de su edad. Esto también hace que amemos Spider-Man 20 años después. De niños veíamos una muy buena cinta de superhéroes. Ahora, además de eso, vemos situaciones similares en nuestras propias vidas. La falta de trabajo, el chapulineo de los cuates, el tener que vivir con roomies. 

Te recomendamos: Spider-Man: Across the Spider-Verse se retrasa hasta 2023

Y eso que no hemos hablado de su villano. Gran parte del éxito de Spider-Man podría atribuirse a Willem Dafoe. Su actuación como el Duende Verde fue tan icónica que hasta le valió su regreso en No Way Home como prácticamente el villano principal. Ni hablar del gran J.K. Simmons como J. Jonah Jameson. El casting de este filme fue un éxito que aún recordamos 20 años después.

20 años más tarde y Spider-Man sigue dando clases

Algo que también debemos aplaudirle a Spider-Man en su 20 aniversario fue cómo nos dio dos historias de origen. La película nos mostró casi simultáneamente lo que llevó a las creaciones del Hombre Araña y el Duende Verde. De esta manera pudimos conocer las motivaciones del villano.

Las mejores películas de superhéroes tienen en común este aspecto. Un villano al que podemos entender o que hace crecer al personaje. No se trata de un simple maníaco con aspiraciones de dominación mundial. Norman Osborn vio amenazado el trabajo de su vida y tomó acción, aunque muy violenta e impulsada por la locura de su suero. En la secuela vimos algo similar con Otto Octavius.

El duende verde y Spider-Man en una escena del filme que cumple 20 años.
Fuente: Sony Pictures

Hubo momentos en la cinta donde Norman Osborn hizo dudar a Spider-Man sobre su deber como héroe. Incluso la audiencia seguro se preguntó lo mismo, ya que a pesar de sus acciones, aún había personas en contra del Hombre Araña. Un tema que curiosamente vimos repetido en El Caballero de la Noche, que es considerada por muchos como la mejor película de superhéroes. ¿Coincidencia o destino?

También hizo una muy buena representación de la dualidad de ser un superhéroe. La película termina con Spider-Man haciendo lo correcto por el bien común aunque esto lo aleje de sus metas personales. Es un final algo agridulce pero se entiende que es el precio a pagar de ser el único ser que puede hacer una diferencia notable.

Fue el orígen de una trilogía memorable

La primera entrega del Spider-Man de Tobey Maguire tiene bastante méritos por sí sola. Pero su secuela logró superar con creces todo lo que ya se había cimentado. La tercera parte estuvo bastante más floja, pero también tiene sus momentos memorables.

Cómo olvidar la el beso invertido con Mary Jane, la increíble pelea sobre el tren en Spider-Man 2 y los pasos prohibidos de Peter Parker en la tercera parte. Todo esto lo tenemos y recordamos gracias a esa primera parte que se estrenó hace 20 años.

Una escena muy icónica de Spider-Man 2
Fuente: Sony Pictures

Es una trilogía que perdura en la mente de muchas personas que crecieron viéndolas y hoy se encuentran en situaciones similares. Sam Raimi y Tobey Maguire lograron crear un personaje bastante entrañable, con muchos defectos y problemas. Pero que aún así logra anteponerse a las adversidades.

Claro que él tiene superpoderes, pero hay algo que nos hace sentir que si él puede, nosotros también. Ahora corran a desempolvar su dvd y poner aquella película que definió a toda una generación. No hay manera de negar que a 20 años de su estreno Spider-Man es un clásico del cine. Probablemente ese estatus nunca se irá.

No dejes de seguirnos en Google News. También te invitamos a nuestro Discord para hablar sobre cine y otros temas.