• compartir

Crítica: Karakai Jōzu no Takagi-san: La película — una propuesta de romance fresco, imperecedero y brillante

Reseña: Karakai Jōzu no Takagi-san: La película

La película de Karakai Jōzu no Takagi-san llegó a las salas de cine de México desde el 10 hasta el 13 de noviembre de 2022. Tuvo un percance con el estreno —previsto para octubre—, pero el filme se estrenó perfectamente de mano de Konnichiwa Festival, pese al cambio de fechas.

La historia corresponde a la entrega de manga con la que comparte título, derivado de la obra de Sōichirō Yamamoto. Su publicación comenzó en la Monthly Shōnen Sunday en 2013. Actualmente lleva 18 tomos reunidos. Tiene tres temporadas animadas por Shin-Ei Animation (Crayon Shin-chan), — a cargo del estudio Toho Animation—, salieron en 2018, 2019 y 2022, respectivamente.

La película recoge las bases de la obra original, el concepto fue presentado y aprobado por el mangaka. A través de ella se buscó brindar un cierre a los eventos de la tercera temporada que habían quedado muy abiertos.  

Y aunque en la película no se ofrece un final —más que nada porque el romance sigue—, sí nos deja con una idea más clara del punto en el que se encuentran nuestros protagonistas y hacia dónde se dirigirá su relación.

Este proyecto tiene una duración de 75 minutos. Se estrenó en Japón en junio de 2022, y cinco meses después, en noviembre se presentó por el mundo, subtitulada y hasta doblada.  

La historia de Karakai Jōzu no Takagi-san: La película

Karakai Jōzu no Takagi-san: La película: Takagi-san, Nishikata, Hana como una familia.
Fuente: Toho Animation

En esta veremos nuevamente a nuestro par de protagonistas, Takagi-san y Nishikata en su último verano de secundaria. Es claro que muchos cambios se avecinan, no sólo para ellos sino también para el resto del elenco. 

Por su parte, Takagi-san querrá pasar el último verano junto a Nishikata —que aún no se ha declarado—. Y, mientras buscan un pretexto para pasar el verano juntos, encontrarán a una pequeña gatita que no sólo les dará la oportunidad de esto, sino de convivir como una pareja al cuidado de alguien más —una especie de reflejo de familia—. 

La pareja encontrará a una gatita blanca, le pondrán un nombre: Hana. La llevarán al veterinario y la cuidarán mientras le buscan un buen hogar. La gatita pagará las atenciones de excelente manera, los acercará más y permitirá que Nishikata exprese mejor sus sentimientos hacia Takagi, en un momento de desesperación.

 Takagi-san: La película, Nishikata y Takagi viendo al horizonte.
Fuente: Toho Animation

Por su parte, el elenco secundario también enfrentará conflictos desgarradores, por ejemplo, el trío de amigas: Sanae Tsukimoto, Yukari Tenkawa y Mina Hibino harán frente a la posibilidad de que Sanae elija una secundaria distinta para realizar atletismo profesionalmente, lo que daría como resultado que no estén juntas como hasta ahora. 

En la misma línea, una de las parejas secundarias, Hamaguchi y Houjou tienen una aparición muy breve en el filme, ya que no pasarán el verano juntos. Por otro lado, el par de amigos de Nishikata encontrarán un hobbie que reafirmará sus personalidades. 

La verdad es que ver tan poco del romance entre Hamaguchi y Houjou fue una verdadera lástima. Houjou ni siquiera apareció, aunque, definitivamente el hecho de que la historia se haya enfocado en los personajes principales rindió frutos maravillosos.

Karakai Jōzu no Takagi-san: La película muestra a todos los personajes en un panorama cambiante, tan tenso como divertido.

¿Qué tipo de entrega es Karakai Jōzu no Takagi-san: La película?

Reseña: Karakai Jōzu no Takagi-san: La película: Nishikata y Takagi en un reto debajo del agua en el que Takagi se confiesa.
Fuente: Toho Animation

En teoría encontraremos lo de siempre, es una propuesta que ambienta la emergencia y construcción lenta de un romance exquisito e ingenioso a la par de inocente. Existen entregas de romance de secundaria y bachillerato muy tiernas como Kimi Ni Todoke o más atrevidas como Vampire Knight. Sin embargo, desde el principio, Karakai Jōzu no Takagi-san se erigió como una propuesta simple, en la que desbordan los matices de calidez y diversión, propios de un amor pacífico, saludable y alentador.  

La obra de Takagi-san no sólo presenta una comedia romántica, sino toda una construcción de romance saludable, que con cuidado, detalle y tiempo, llegará a unir a los protagonistas.

Un amor eterno: lo emblemático de la escena de las luciérnagas

Takagi-san tiene una personalidad bien definida, es amable, inteligente y muy divertida, destaca su madurez y su temple, sin embargo, incluso ella tiene su parte cursi. Al principio de la película busca ver las luciérnagas, porque la leyenda dice que si lo logra, se sellará su amor para siempre. No consigue verlas, y eso nos dejará con un sentimiento amargo. No obstante, logra contemplar una parte muy tierna de Nishikata, así que, unas por otras.

Karakai Jōzu no Takagi-san: La película propone contrastes intensos. Sus protagonistas no sólo construyen su amor, sino también a ellos mismos—son muy jóvenes aún—. Takagi tiene mucha fuerza y sabe lo que quiere, por su parte, Nishikata es muy arisco y está en negación. Por momentos, los roles tradicionales del romance se invierten y nos presentan un panorama realmente divertido y fresco.

Y, pese a cambiar la noción del sistema romántico y de sus actores, se mantiene con la propuesta clásica del amor, y esto resulta sorprendente. La pareja de chicos se hará responsable de una gatita abandonada que cuidarán y querrán con devoción, es la manera de jugar a la papá y la mamá, de una forma polveada, claro. 

Karakai Jōzu no Takagi-san: La película son felices cuando adoptan a Hana en el último verano de secundaria.
Fuente: Toho Animation

Este ensayo de hogar hará aún más impactante el final, del que ya teníamos guiños más que claros y directos a través de la serie.  

En conclusión

La película de Takagi-san es tierna, fresca y divertida, pero es un poco más atrevida que el anime, debido a que los personajes por fin vocalizan las palabras que tanto tiempo hemos esperado.

El filme es realmente imperdible. La animación es fabulosa, al principio puedes ver la bruma del las nubes en las partes altas, definitivamente te transportarán a otra dimensión. La narrativa fluye y tiene un tono más cálido que de costumbre, porque Nishikata comienza a tener más enfoque y confianza.

Karakai Jōzu no Takagi-san: La película se convirtió en un romance más intenso y resuelto.

Reseña: Karakai Jōzu no Takagi-san: La película caminando como habitualmente después de la escuela.
Fuente: Toho Animation

Te recomendamos: ¿Por qué la película de Karakai Jōzu no Takagi-san será una entrega deslumbrante?

Al final de los créditos

Lo especial de ver en las grandes salas este romance— además del hermoso boleto plastificado—, son las escenas finales que por fin revelan a la pareja sin ninguna especie de filtro. Pues sí, y es inigualable el efecto de un suspiro a coro en la sala de cine. 

Al final de los créditos y después de ellos, una y otra vez, las escenas finales de Karakai Jōzu no Takagi-san: La película son una joya creada a través de la construcción lenta y detallada de toda la serie. Sencillamente un trabajo inigualable.

Date una vuelta por Discord y no te pierdas las noticias en Google News.