• compartir

¿Sustituirá a Bixby? Samsung aclara quién es Sam y cuál es su función real

Samsung aclara que Sam no es sustituta de Bixby

Tal parece que Sam no es el sustituto de Bixby como muchos pensaron, y que fue idea de una de las filiales de Samsung en Latinoamérica

Sam, la supuesta asistente de voz de Samsung que algunos creen sustituirá a Bixby, ha llamado mucho la atención en Internet. Desarrollada por la empresa de diseño Lightfarm en colaboración la compañía Cheil Agency, ha generado una especie de ‘culto’ detrás.

Sin embargo, parece que en realidad su futuro no es algo muy claro, y que fue diseñada con un propósito diferente de lo esperado. Eso salió a relucir hace unas cuantas horas.

Sam fue un encargo de Samsung Brasil

Lo que sucede es que la filial chilena de Samsung informó que fue creada por encargo de su homóloga brasileña. Eso fue a Lightfarm , compañía radicada precisamente en Brasil, por lo que no tiene nada de raro.

Ella se creó como un personaje para YouTube, y que serviría de apoyo a los equipos de capacitación en ventas de teléfonos móviles. De modo que no tiene el propósito de asistir a los usuarios, como algunos pensaron que haría.

Sam, la waifu de Samsung se convirtió en la poderosa Alita: Battle Angel

Sam fue encargada por Samsung Brasil para funciones limitadas dentro de territorio brasileño y nada más. Nunca se pensó convertirla en un sustituto de Bixby, que al parecer tiene su lugar asegurado.

Eso puede entristecer a alguno de sus muchos fans, que pensaron que no tardaría mucho en llegar a sus móviles. Pero por lo que se entiende es una creación local, no algo que venga directamente desde la casa matriz, que está en Corea del Sur.

Samsung aclara que Sam no es sustituta de Bixby

Se le pensó para labores de capacitación

El caso es que Samsung ya se percató del revuelo que provocó Sam. ¿La compañía pensará aprovecharla, llevándola más allá de lo que pensó su filial brasileña?

La publicidad generada es algo que no puede desaprovecharse. A final de cuentas, darle una cara más ‘humana’ a Bixby, y que sea reconocida, podría ser beneficioso. Sin embargo, la decisión está en manos de la compañía y es difícil saber qué hará próximamente.

¿Qué harán sus competidores? Sería raro que algunos de ellos no tomaran nota de lo que pasó. A final de cuentas, un asistente de voz es un software, y si se le da una apariencia atractiva, muchos podrían elegirla como una opción sobre otras.

Lo que pasó con Sam podría volverse un caso de estudio para diversas compañías, y de esa manera, implementar algo parecido en sus productos. El poder de las ‘waifu’ es algo que no debe de menospreciarse.

Fuente.