• compartir

Reseña: ‘Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition’ – Llegó la edición definitiva

Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition –

$899.00 MXN
9.5

Jugabilidad

9.5/10

Historia

10.0/10

Gráficas y sonido

9.0/10

Diversión

9.5/10

Positivo

  • Narrativas sobresaliente
  • Sólida presentación visual
  • La música en orquesta es una delicia
  • El contenido adicional complementa mucho la historia
  • La calidad crece en la Next Gen

Negativo

  • Cambiar entre 2D y 3D no es tan eficiente
  • La cámara durante el combate no está a la altura

Los usuarios de PS4 y Xbox One agradecerán esta versión

No cabe la menor duda de que Dragon Quest XI ha recibido una buena cantidad de versiones a lo largo de tres años. Tuvo una primera versión de PS4 bastante sencilla que fue acompañada de una de 3DS en 2017. Luego, en 2018 salió en occidente una versión mejorada para PS4 y PC; y un año más tarde otra versión exclusiva de Nintendo Switch con contenido adicional y voces en japonés.

¿Todavía hay espacio para sacar una vez más uno de los juegos mejor calificados de los últimos 10 años? Para Square Enix sí y por eso lanzan Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition – en PS4 y, por primera vez, en Xbox One. ¿Qué clase de beneficios vienen en un juego de este tamaño? ¿Tiene caso comprarlo de nuevo? ¿Ahora sí le deberías de entrar?

Para resolver todas las preguntas antes planteadas, nos pusimos a jugar un buen rato esta nueva versión de Dragon Quest XI y nos dimos cuenta de varias cosas que vale la pena aplaudir porque de verdad, esta es una edición definitiva de un juego que ahora cuenta con más de tres versiones.

Vale la pena repetir la historia de Dragon Quest XI

Dragon Quest XI nos cuenta la historia de un joven héroe, al menos en japonés, porque en inglés es Luminary para que el contexto sea mucho más claro. Este protagonista deberá pasar pruebas a lo largo de una historia que te dará entre 60 y 100 horas de juego seguras.

Ahora, Dragon Quest XI no pretende salirse de su línea tradicional, solo añade algunos ajustes que pueden hacer la experiencia mucho versátil para aquellos ajenos a los JRPG. Por eso te proponen dos sistemas de combate, uno donde tus personajes se mueven en un campo cerrado y otro donde están estáticos como en un RPG japonés clásico. Las mágicas, ataques especiales, todo está ahí y en un sistema por turnos que todavía funciona sin problemas.

Dragon Quest XI

El mundo es enorme y su historia se desarrolla de forma lineal yendo de un punto a otro – muy a pesar de que el escenario se expande lo suficiente como para explorarlo a placer -. Ahora, si bien la narrativa se desarrolla alrededor del Luminary, sus compañeros de aventura tienen mucho que contar y aportar, puede ser un ladrón, dos hermanas expertas en magia, un hombre misterioso, una guerrera o un hombre que esconde algo detrás de tanta alegría y entretenimiento.

La forma en que todos los puntos se conectan es clave para que la historia sepa a algo más que una base que ha acompañado a todos los juegos de Dragon Quest desde hace décadas. Se trata sobre salvar el mundo, a pesar del fracaso y el dolor que signifique fallar, porque la lección está en no rendirse y jamás perder la esperanza. Sí, suena a cliché, sin embargo, el juego te lleva de la mano y de un modo empático te une al trágico relato detrás de cada uno de los involucrados.

También te recomendamos: ¿El mejor mes para Game Pass? Llegan 17 nuevos juegos al servicio

¿Tiene caso andar brincando entre el 2D y el 3D?

Más allá de la opinión de la historia y los factores generales del juego (aquí puedes leer la reseña previa), es importante hablar de una función que se presume mucho en Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition –, la del brinco entre la presentación normal y la clásica de 2D que te recordará a los juegos de antaño.

Primero que nada, la presentación de 16-32 bits de Dragon Quest XI es bastante digna y disfrutable, de eso no cabe la menor duda. Las animaciones son muy bonitas, el arte de los enemigos luce bastante bien y se nota que fue un trabajo a conciencia por parte de Square Enix.

Dragon Quest XI

El problema es que brincar entre una versión y otra no es algo tan bueno que digamos, en algunas ocasiones el avance se pierde y debes de hacer un recorrido de nuevo. Esto termina afectando esta opción, la cual sería mucho más útil si funcionara en paralelo tanto en 2D como 3D.

No nos quejamos del trabajo, ese quedó de lujo y es una delicia estar reviviendo viejas épocas, pero, en lo funcional no es lo máximo y por eso mejor terminas adoptando una versión solamente o te arriesgas a alargar la experiencia con más de un archivo de guardado.

Sí hay una mejora notable de Nintendo Switch a PS4 y Xbox One

Hace poco más de un año, cuando Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition – salió en Nintendo Switch, vimos una presentación de DQXI bastante digna en la plataforma de la ‘Gran N’, sin embargo, en algunos apartados gráficos, la versión de PS4 para Norteamérica todavía era mejor.

Uno pensaría que en PS4 tendríamos solo una ligera mejora, pero, no fue así, fue una mejor presentación gráfica que vale la pena apreciar ya que el juego corre mucho mejor y hay texturas que se sienten mucho mejor trabajadas.

Dragon Quest XI

Digamos que no se trató nada más de colocar la música de orquesta y las voces para el doblaje japonés de Dragon Quest XI, también hubo un esfuerzo para que esta versión luciera mucho mejor, tanto en PS4, PS4 Pro y aquellos que lo están disfrutando en PS5.

Si la versión de Nintendo Switch cumplía cabalmente con la tarea de llevar la experiencia a una consola que virtudes y defectos, pero reacomodarlo de nueva cuenta en el PS4 y Xbox One entrega un resultado que muchas personas van a disfrutar de principio a fin.

Hay contenido adicional que complementa mucho la historia

Dragon Quest XI tiene una de las mejores historias en la historia reciente de los videojuegos y tal vez está entre las cinco mejores de los RPG de los últimos diez años. ¿Es posible añadir algo más la ecuación? Pareciera que se trata de contenido de relleno lo que fue añadido en esta versión definitiva, pero no es así.

Verás, justo cuando crees que Dragon Quest XI ya terminó, el juego sigue y suceden cosas que no esperas y el ‘end game’ se vuelve invaluable, la cuestión aquí es que con las historias que complementan a los compañeros del Luminary obtenemos mayor contexto.

Este es un detalle que se ve que se trató con mucho cuidado, especialmente porque tenemos una historia sólida y con muchos detalles que todavía se extiende más cuando conocemos más acerca de Erik, Jade, Veronica, Sylvando, Serena y el mismo Rab.

Gracias a esto, la historia todavía se disfruta mucho más y es el valor más grande detrás de todo lo que Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition – puede ofrecerle a quien lo vaya a jugar ahora.

El controvertido apartado de la música que por fin suena a esta generación

¡Genial! La música suena tremenda en estos momentos. ¿Qué sucedió con la versión anterior de PS4? Bueno, era midi, mucho más clásica y sin tantos efectos. Esto mantuvo el elemento clásico que acompaña a la serie desde hace mucho tiempo, pero, ¿con las consolas de la última generación no da para más?

Bueno, finalmente contamos con música orquestada, con arreglos de calidad y una profundidad tremenda en la composición que solo podía ser aprovechada en un disco doble que venía en la edición de colección de la versión occidental de Dragon Quest XI.

Este apartado mejora mucho la experiencia de juego y vuelve las batallas todavía mucho más épicas. Sí, se ve que no fue un trabajo sencillo meter esta calidad de música en DQXI, pero, se agradece. Vale la pena disfrutar cada instrumento y sonido mientras juegas.

Aprovechando la Next Gen en Dragon Quest XI

Probar Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition – en un PS5 fue toda una maravilla. No podríamos decir que aquí se disfrutará más la experiencia de juego, pero, en definitiva, vas a encontrar muchísimas mejoras. El Game Boost levanta mucho el aspecto gráfico y, de paso, también el de los cuadros por segundo.

Ahora, es casi un hecho que sucederá lo mismo cuando Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition – salga también en Xbox Series X y Series S. Recuerda que se trata de un juego nativo de Xbox One, pero, en la nueva generación de consolas de Microsoft da por hecho. A esto sumemos que las pantallas de carga serán mínimas cuando juegues desde el disco duro tanto del Xbox Series X/S como del PS5.

Ahora bien, con todos los ajustes y cambios que fueron agregados al juego, como una mejor forma de fabricar armas, el modo para sacar fotos y algunas acciones adicionales que ajustan la experiencia, vamos a resolver la pregunta que seguramente te estás haciendo en estos momentos…

¿Deberías comprar Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition?

Dragon Quest XI es un juego grandioso, sin problema uno de los mejores RPG de los últimos diez años. Su narrativa es impecable, sus personajes tienen algo que contarte y, por si eso fuera poco, tienes muchísimas horas de juego aseguradas.

¿Tiene caso hacer la inversión del mismo juego en su versión definitiva? Bueno, si eres coleccionista o seguidor de la franquicia de Dragon Quest, tal vez deberías ir tras esta entrega. Ahora, si de casualidad no lo jugaste en el 2018 o 2019, no hagas preguntas y juega Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition –, que no te vas a arrepentir.

Esta versión va a funcionar muy bien tanto en los primero PS4 como en el PS4 Pro y PS5. Ahora, si eres dueño de un Xbox One, Xbox Series S o Xbox Series X, considera jugarlo, especialmente si tienes contratado Game Pass porque no te vas a arrepentir. Además, debemos hacer hincapié en que esta versión es la ‘definitiva’, no se trata de un GOTY o algo así, porque esta entrega no es la misma que la de hace dos años.

Jugamos Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition – en un PS5 con una copia otorgada por el publisher.