El nuevo Primer Ministro de Japón es fan de Kimetsu no Yaiba y promete cambios en el anime

Fumio Kishida, el próximo Primer Ministro de Japón, es fan de Kimetsu no Yaiba y quiere apoyar la industria del anime y sus trabajadores

Aunque el anime de Kimetsu no Yaiba es muy popular en Japón, cuando la franquicia comenzó a estar en ‘boca de todos’ en ese país fue al estrenarse su película animada. Familias enteras asistieron a las salas de cine en dicha nación y eso a pesar de la pandemia del coronavirus.

De hecho, algunos políticos japoneses han hecho comentarios favorables acerca de la serie y entre ellos se encuentra el próximo Primer Ministro, Fumio Kishida.

Fumio Kishida prefiere el manga de Kimetsu no Yaiba

Kishida recientemente ganó las elecciones en el país del Sol Naciente. En una entrevista hizo algunas declaraciones acerca de las aventuras de Tanjirou Kamado y compañía.

Al parecer él no es tan aficionado al anime y la película, sino al manga de Koyoharu Gotouge. Él mismo lo admitió diciendo ‘no he observado la televisión, pero he leído todos los tomos de Demon Slayer: Kimetsu no Yaiba’. Además, agregó ‘ni personaje favorito es Akaza’.

Kimetsu no Yaiba: Ya sabemos cuántos episodios tomará la recapitulación de Mugen Train

Curioso que sea fan de Akaza, uno de los demonios más poderosos de la serie y que enfrentó a Kyojuro Rengoku en el filme animado. Pero el prácticamente Primer Ministro también dijo otra cosa muy importante.

Él prometió trabajar para ‘aumentar los ingresos de las personas involucradas en la industria japonesa del ‘poder blando’’. ¿A qué se refiere exactamente? Pues nada menos que al manga, anime y cine. Eso es algo que de verdad se necesita.

Quiere apoyar los que trabajan en manga, anime y cine

En especial en lo que se refiere al anime. Desde hace mucho tiempo los animadores y otros profesionales sufren de exceso de trabajo y bajos sueldos. La mayoría de ellos son freelance y no tienen todas las prestaciones.

Muchos estudios, como MAPPA y Madhouse, han sufrido fuertes críticas por cómo tratan a sus empleados. De modo que si Fumio Kishida puede luchar para mejorar su condición sería excelente. Ahora, esta situación no aplica a todos.

Hay compañías que tienen muy buena reputación en cuanto al manejo de su personal, como Kyoto Animation. El mismo estudio detrás de Kimetsu no Yaiba, ufotable, no ha recibido acusaciones de este tipo.

Claro, está la evasión de impuestos de su presidente, pero ese es otro asunto. En cuanto al mundo del manga y el cine, también tienen problemáticas asociadas que deberían abordarse. Ojalá el nuevo Primer Ministro cumpla con su palabra.

Fuente.

animeJapónKimetsu no YaibaMangaShueishaufotable
Comentarios (0)
Añadir comentario