• compartir

Con el adiós al E3, Brasil levanta la mano para llenar el vacío

Lo que debes saber...

Ya nadie lo pudo rescatar a un E3 que en sus últimos años estuvo agónico.


E3 el adios

La Entertainment Software Association se despidió del E3 después de 20 años

Bueno, finalmente pasó. A través de un comunicado de prensa, la Entertainment Software Assiciation declaró que el E3 ha pasado a mejor vida como lo conocemos. Pero ahora sí, parece que ya no hay marcha atrás.

¿Quién tiene la culpa? ¿Los organizadores? ¿La pandemia? Vamos ¿qué fue lo que pasó que de plano ya no se pudo regresar a esa vieja normalidad cuando otros eventos sí lo lograron? Podemos armar toda clase de teorías conspiratorias, pero la realidad es una, con cada edición, el E3 dejaba de recibir el apoyo que necesitaba.

Eso sí, no podemos negar que fue un evento muy útil, especialmente porque era el espacio ideal para centenares de desarrolladores, estudios, creativos ejecutivos de cuello blanco y periodistas para conocer todo lo que iba a llegar a lo largo de los próximos 18 meses desde que iniciaba este evento actividades.

Ahora, con su ausencia ¿quién levantará la mano? ¿Existe alguna economía que pueda darse el lujo de armar un evento del mismo tamaño? Por ahí Brasil lleva una racha importante con convenciones y experiencias para los fans, pero ¿es eso suficiente como para llenar el espacio? ¿Las compañías se pueden dar ese gasto?

20 años del E3

El E3 era una necesidad en toda la extensión de la palabra. La industria de los videojuegos ya era lo suficientemente grande en la década de los 90s como para no tener espacios dedicados para ella. Vamos, el CES de las Vegas ya no podía darse el lujo, así que algo tenía que suceder para que Nintendo, Sega, PlayStation y hasta Microsoft tuvieran un escaparate para sus marcas dedicadas.

El chiste del E3 era, en un inicio, que tiendas y distribuidores vieran los productos antes para así moverlos en sus respectivas fechas de lanzamiento con pleno conocimiento de lo que se tenía en las manos. A esto se fueron añadiendo medios de comunicación que poco a poco lograban hacerse un espacio.

El miedo de llenar o no el Centro de Convenciones de Los Ángeles se desvanecía porque las primeras ediciones de este evento juntaban a más de 40 mil personas. Ahora, a pesar de que el éxito lo quisieron replicar en otras regiones, solo en Los Ángeles era posible juntar el interés de tantas personas y por eso de ahí no se salieron.

Claro, la transformación del medio provocó ajustes. Llegaron los bloggeros y las compañías no los querían, por eso la ESA decide reducir la asistencia 2 años seguidos. Luego vuelven a abrir las puertas y otras vez terminan metiendo otras 40 mil personas, la cuestión aquí es que, los costos subían demasiado de precio y el regreso de la inversión no siempre fue la mejor. Estamos hablando que un Publisher llegaba a invertir más de 2 millones de dólares por espacio.

También te recomendamos: E3 llega a su fin definitivo tras veinte años de reunir lo mejor de los videojuegos

Siempre decían que se iba a morir

Más o menos desde 2012 ya se sentía un ambiente extraño en cuanto al E3. Sí, era muy grande, tanto que en un solo hall cabían Sony, Microsoft y Nintendo y las demás compañías debían moverse a otro hall con booths igual de enormes. Había tres conferencias en vivo, muchos eventos privados, pero… Electronic Arts ya comenzaba a dar señales de salirse.

Muchos pegan el grito en el cielo cuando EA se sale del E3 y tiene una experiencia privada a unas cuadras del evento y con unos días de anticipación. ¿Por qué? ¿Para qué? Bueno, de seguro notaron un ahorro crucial en los gastos y también notaron que la prensa seguía apoyando su causa, a pesar de que esto significaba ir más día a Los Ángeles.

E3 2012

A eso debemos añadir que Nintendo ya no tenía eventos en vivo desde el 2013, pues habían decidido que era mejor idea grabar una transmisión y pasarla en Internet. ¿Para qué se hacen pelotas rentando un teatro si pueden meter Muppets de Miyamoto, Reggie e Iwata? ¿Ya te acuerdas? Vamos, todo estaba cambiando y se veía claro que poco a poco, todos estaban bajándose del barco.

Fue 2018 el año en que PlayStation y Xbox fueron vecinos. Luego, en 2019 Nintendo estaba solo y Xbox andaba a menos de una cuadra del Centro de Convenciones. Ya no había vuelta atrás. EA seguía con su EA Play, los medios internacionales viajaban y tenían que hacer gastos de más de una semana y esas coberturas cada día se volvían más complicadas. Sí, podríamos decir que la pandemia fue el que puso los clavos en el ataúd que ya estaba listo.

Ya nadie quiso rescatar al E3

Suena triste, esa es la realidad, pero después de varios intentos fallidos y que ni los organizadores sabían que hacer, pues el E3 ya no podía más. Vamos, la emergencia sanitaria ya había terminado, gamescom había vuelto, también Tokyo Game Show, los eventos masivos en varias partes del mundo se estaban ejecutando una vez más.

Muchos dicen que los elevados precios de la organización provocaban que todo mundo huyera, pero ¿eso es verdad? Especialmente cuando la PAX también se llevaba a cabo. Podríamos decir que esto se resume a algo muy sencillo, los publishers tienen una relación muy complicada con la ESA que en algún momento deberá resolverse o también morirá con el E3.

E3 2014 Sunset Overdrive

Podríamos ser muy románticos con lo que era este evento, especialmente porque acercaba tanto a medios como jugadores a los videojuegos y sus creadores. La cuestión es que organizar esta experiencia era muy cara o al menos eso es lo que siempre se dijo. La asistencia era exagerada, los espacios desproporcionados, realmente todo se salía de control en algún momento.

Ahora lleva todo ese escenario a la audiencia que se informa de todos los pormenores del evento. El mensaje nunca será alentador, especialmente porque esta industria se alimenta de chismes y últimamente de influencers que parece que solo quieren ver el mundo arder mientras les dan una comida gratuita en el hospitality del Centro de Convenciones de Los Ángeles.

Norteamérica ya no tiene un evento, pero Brasil cuenta con varios

Ya no tendremos E3, pero sí vamos a contar con Summer Gamer Fest, un evento más condensado, compacto y que más o menos puede suplir de una manera eficiente al evento de la ESA. Es poco probable que tengamos algo como para llenar el Centro de Convenciones de Los Ángeles, pero, de que junta medios y expositores, los junta.

La cuestión es la siguiente, ¿Quiénes sí pueden darse el lujo de hacer el gasto? ¿Quién lleva poniendo el ejemplo desde hace un buen rato? La realidad es que, el mercado que ya emergió, con todo y que los precios de los videojuegos ahí están fuera de lugar, es Brasil.

Brasil Game Show

Nada más en 2023 Brasil tuvo al menos 3 eventos grandes: TUDUM de Netflix, Brasil Game Show y CCXP. Eran olas de asistentes para asistir a estos eventos. Hubo también prensa en los tres. Nintendo asistió a BGS y Microsoft fue un actor preponderante en la Comic-Con Experience. Algo deben estar haciendo bien en estos eventos que los organizadores salen contentos.

Lo que se haga en México, Chile y Argentina está ciertamente lejos de alcanzar esos números, lo cual no está mal, simplemente lo que sucede en Brasil es un caso muy especial y puede ser que ya estamos viendo el nacimiento de ese nuevo mercado, que a pesar de los precios desproporcionados, se está volviendo gigante en la región.

¿Será la gamescon Latam la que cubra ese espacio?

Suponiendo que algo tuviera que tomar el lugar del E3, lo primero que nos imaginamos es que gamescom Latam es el sitio ideal para que medios, influencers, publishers y audiencia en general puedan disfrutar de un evento de videojuegos de proporciones parecidas a lo que se solía hacer en Los Ángeles.

Claro, se puede hacer una carta a Santa Claus y los Reyes Magos para ver si sucede algo, sin embargo, la realidad es clara y es que se necesita el apoyo – al mismo tiempo – mínimo de dos publishers first party como lo suelen ser Nintendo y Xbox. Tal vez PlayStation decida volver a estas experiencias ahora que Jim Ryan ya no está al mando, pero hasta no ver no creer.

Sí, gamescom Latam con la debida producción, apoyo de los seres más fuertes de la industria de los videojuegos podría ser ese nuevo bastión en el que se puedan juntar las compañías más importantes del gaming. Claro, suena a una misión complicada, pero parece que en Brasil están listos para esa tarea.

No faltará el loco que diga que en México se puede, sin embargo, estamos ciertamente lejos de esos niveles de organización. Tal vez con la CCXP MX podríamos darnos una idea de lo qué sí y qué no. Ya veremos. Ahora sí que solo nos queda decir que F por el E3 y que nos quedamos con el bonito recuerdo de no dormir durante una semana haciendo el esfuerzo por brindarles la mejor cobertura. No olvides que estamos en Discord y que puedes seguir nuestras noticias en Google News.

(Visited 117 times, 1 visits today)