Compartir

El tercer episodio de The Last of Us es uno de los temas más discutidos de días recientes. En una serie que se estaba manteniendo bastante fiel a la trama original, llegó un episodio que cambió casi por completo un arco. Sin embargo, y a pesar de la gran desviación, el resultado fue bastante positivo.

Varios sitios especializados, así como una buena parte del público, aplauden este episodio como uno de los mejores hasta ahora. Lo cual contrasta con el recibimiento a otras adaptaciones y los cambios que han hecho. ¿Por qué es esto? Aquí te lo responderé.

The Last of Us mantiene lo básico intacto

La historia que nos contó el tercer episodio de The Last of Us es sólo una expansión de algo que ya estaba en el juego. Quienes lo jugaron recordarán que en las partes de Bill, este menciona que tenía un compañero llamado Frank. Incluso lo describe como alguien por quien se preocupaba. Sin mencionar que hallamos algunas notas que denotan la naturaleza romántica de su relación.

Lo que hizo la serie fue simplemente tomar lo fundamental del arco de Bill y aprovechó la oportunidad para darle un trasfondo más profundo. Al final de cuentas la inclusión de Bill en el relato de Joel y Ellie es el mismo. Darles un medio para avanzar en su misión y servir como una advertencia de la importancia de  tener a alguien a quien cuidar y amar.

La serie de The Last of Us expandió algo que ya estaba
Fuente: HBO

La principal diferencia es que The  Last of Us de HBO decidió convertir la historia de Bill y Frank en un relato de amor. Esto además lo hicieron en un episodio bien dirigido, escrito para enternecer y actuado de manera magistral. Lo cual lo convierte en un ejemplo de una excelente adaptación.

En el paso de  los videojuegos hacia la TV es esencial crear algunos cambios. Ver a Joel y Ellie enfrentar a hordas de infectados durante una hora en compañía de Bill no tendría el mismo efecto. Incluso me atrevería a decir que quienes se quejan ahora del cambio no estarían contentos con un episodio de pura acción. Porque tampoco debemos olvidar que, aunque hay acción, TLOU no es un juego que pertenezca a este género.

El cambio entre medios siempre conlleva alteraciones

Hasta ahora es bastante difícil hallar una adaptación que mantenga todo exactamente igual. Cada medio: cómics, libros, series, videojuegos y películas tienen su propia manera de funcionar. Los videojuegos tienen una interactividad que causa que los jugadores puedan ‘hallar’ más partes de su historia, mientras el cine y la TV son medios pasivos. Los espectadores sólo somos eso, testigos de lo que sucede en la pantalla.

Esto inevitablemente hace que haya cambios a la forma en la que se presenta la historia, pero también abre otras oportunidades. Craig Mazin y Neil Druckmann, productores de The Last of Us, son perfectamente conscientes de ello. Por eso decidieron aprovechar la oportunidad para profundizar en la historia de Bill.

El tercer episodio de The Last of Us no es relleno

De acuerdo con ellos, hubo un momento donde quisieron mantener todo igual, incluyendo la pelea con el bloater. Esos momentos eran emocionantes para los jugadores porque ellos estaban en los zapatos de Joel. Pero la televisión les permitió una hora para contar algo más, mientras mantenían la función de Bill intacta y nos adentraban en un personaje cuya historia quedó abierta en el juego. Sin alterar lo establecido, ni cimentar un camino totalmente diferente para cómo avanzará la historia.

Tampoco podemos olvidar que Neil Druckmann también es uno de los creadores del videojuego. Él estuvo presente en todo el proceso de creación de la serie de The Last of Us y cuidó que los cambios se sintieran orgánicos. Este es un factor que otras adaptaciones no han tomado tanto en cuenta. Como Resident Evil y la primera película de Mario, que prácticamente sólo tomaron el nombre de la obra original. Afortunadamente ya hemos visto otras series que siguen un camino similar

The Last of Us no es la primera que hace cambios que favorecen

Debido a la popularidad de The Last of Us es de la que hablamos ahora, pero no podemos dejar atrás otras adaptaciones. A nuestra mente vienen Arcane, Cyberpunk: Edgerunners y Castlevania. Lo que tienen en común es que son series basadas en videojuegos, que respetan el material original. Además de que sus cambios se sienten de acuerdo al canon.

El cambio de medios debe servir como un catalizador para explorar cosas que el videojuego no pudo. Castlevania era un juego de pequeños bits con algo de historia en su manual, pero la serie expandió todo esto de manera épica. Arcane nos dio un trasfondo bastante profundo para varios de los héroes que utilizamos en el juego y además contó con el apoyo de Riot Games. Finalmente Cyberpunk: Edgerunners contó una historia totalmente ajena a V y Johnny Silverhand, pero nos presentó otras facetas de este universo futurista.

Cybepunk: Edgerunners junto con The Last of Us entra en las mejores adaptaciones
Fuente: Netflix

Una buena adaptación debe aspirar ser como estos ejemplos. Una producción que mantenga lo elemental a la vez que presenta cosas nuevas que justifiquen su existencia y se adapten a su nuevo medio. ¿Qué sentido tendría una calca exacta de los eventos que jugamos hace 10 años? En ese caso sería mejor volver a jugar el original una vez más.

No dejes de seguirnos en Google News. También puedes pasar a nuestro Discord para hablar de series y otros temas.

(Visited 24 times, 1 visits today)

Deja un comentario