• compartir

Reseña: Dolmen – un concepto interesante con una ejecución simplemente pasable

Dolmen

Calificación 6
  • Género: Acción
  • Plataforma: PC, PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X/S
  • Estreno: 20/05/2022
  • Publicador: Prime Matter
  • Desarrollador: Massive Work Studios

Resumen

El concepto del que parte Dolmen es interesante y podría ser un gran diferenciador. Sin embargo su jugabilidad es bastante genérica y su apartado visual deja mucho que desear, por lo que no es una recomendación fácil.

Positivo:

  • Llega a divertirte con algunos cambios en la fórmula
  • El concepto es interesante

Negativo:

  • El apartado visual no es muy bueno
  • No ofrece novedades suficientes para destacar
  • Es muy lineal

No podemos negar la popularidad de los juegos soulslike y su influencia en el mercado. Hemos visto muchos títulos que entran en esta categoría y ahora estamos a poco de la llegada de Dolmen. Una propuesta que nos da una experiencia similar, pero en un escenario extraterrestre.

Este trabajo de Massive Work Studio se lanzará el próximo 20 de mayo. Ya tuvimos la oportunidad de probar todo lo que tiene por ofrecer y por ello te lo compartimos. Así podrás decidir si te embarcas o no en la aventura espacial que te prepara Dolmen.

Dolmen nos mete a un mundo de realidades alternas

En Dolmen tomas el papel de un soldado. Tu misión te lleva al planeta minero Revion Prime, el único lugar del universo donde se consiguen los cristales que le dan su nombre al título. Este pequeño sitio fue atacado por una fuerza invasora, por lo que es tu deber recobrar algunas de las piedras preciosas y rescatar mineros en el proceso.

El valor de estos cristales radica en que pueden causar la unión entre diferentes realidades. Tanto quienes te enviaron, como tus enemigos, tienen la intención de hacerse con estos cristales. Los Dolmen también tiene una función dentro de la jugabilidad, que explicaremos más adelante.

El planeta Revion Prime es donde sucede Dolmen
Fuente: Massive Work Studio

La historia no es el fuerte de Dolmen. Fuera de la cinemática inicial no hay mucho contenido en este aspecto. Encontrarás varias bitácoras de mineros, pero la mayoría cuentan cosas como que se quedaron encerrados o cosas por el estilo. La mayoría del tiempo estas avanzando y combatiendo contra diferentes criaturas.

La fuente de más información será la controladora de tu misión, quien de pronto hace comentarios sobre lo que está sucediendo.  Al final de todo se convierte en una historia típica de conquistadores espaciales. Lo cual es una pena ya que consideramos que no aprovechó el concepto de la convergencia de realidades causadas por los Dolmen.

Su jugabilidad resulta bastante familiar

La jugabilidad de Dolmen resultará inmediatamente familiar para quienes hayan jugado un título soulslike. Tienes ataques ligeros y fuertes, así como la habilidad de protegerte con un escudo. Quizás una diferencia principal es que equipas un arma de fuego que puedes sacar en cualquier momento. Además de que les puedes agregar que hagan daño corrosivo, de fuego o de hielo.

Tienes tres barras a las cuales debes prestar atención: la de salud, la de vigor y la de energía. La de vigor se vacía conforme esquivas y atacas cuerpo a cuerpo, pero se repone por sí sola si tomas un descanso. La de energía sirve para activar tus armas de fuego y para curarte. Para recuperar esta última debes hacer uso de baterías que se reponen cada que encuentras un punto de guardado.

A lo lejos se ve uno de los puntos de guardado de Dolmen
Fuente: Massive Work Studio

Estos sitios en donde se guarda tu progreso en Dolmen, son pequeñas máquinas de apariencia extraterrestre. Con ellas puedes viajar a tu nave, en donde subes de nivel y construyes nuevas armas con los elementos que encuentras. También los puedes usar para viajar instantáneamente a cualquiera que usaste con anterioridad.

Al morir regresas al último punto de guardado que tocaste y pierdes todos tus nanites, la ‘moneda’ con la que subes de nivel. Claro que no las pierdes para siempre, tienes la oportunidad de recuperarlos si vuelves al lugar donde caíste en batalla. Es aquí donde ‘vemos’ a los Dolmen en acción.

Supuestamente cada que mueres se ‘termina’ una línea del tiempo, pero al tocar tus restos puedes reponerla. Esto sólo se hace como una mención, ya que en realidad no tiene un impacto en la jugabilidad de Dolmen. Cabe destacar que sólo pierdes tus nanites cuando mueres y no los objetos que encuentras en tu viaje.

Dolmen te tendrá fabricando tu camino a la victoria

Los diversos enemigos a los que te enfrentas en Dolmen soltarán algunos objetos de vez en cuando. Estos te servirán para fabricar nuevos equipamientos en tu nave para hacer más fácil tu misión. Desde piezas para tu armadura, hasta nuevas armas y escudos.

Conforme avanzas en el juego encontrarás a mineros que te regalarán diseños para crear nuevas cosas. Los jefes serán los que te den los de las armas más poderosas. Sin embargo, conseguir las piezas necesarias para crearlas implica enfrentarlos en repetidas ocasiones.

Uno de los jefes de Dolmen
Fuente: Massive Work Studio

Los jefes de Dolmen no son particularmente difíciles y puedes revivirlos cuando desees para enfrentarlos de nuevo. Lamentablemente consideramos que la mayoría no son muy divertidos de enfrentar. Tienen patrones muy fáciles de memorizar y seguro te llevarás la victoria en un par de intentos.

Fabricar las armas con las partes de estos jefes podría considerarse como algo que vale la pena. Ya que estas son de las más fuertes del juego y harán aún más fácil tu  tiempo con Dolmen. Claro que determinar si quieres hacerlo dependerá totalmente de ti. Aunque también resulta muy redundante ya que algunos jefes se repiten simplemente con avanzar la historia.

Su aspecto visual pudo usar más tiempo de desarrollo

El elemento más debil de Dolmen es su apartado visual. No solo luce como un título de la generación del Xbox 360 y el PS3, también tiene muchos errores visuales. En repetidas ocasiones aparecieron extrañas líneas blancas por segundos. Sin mencionar que a veces las texturas tardan en cargar.

Uno de los enemigos en Dolmen
Fuente: Massive Work Studio

También debemos mencionar que aunque lo jugamos en PS5, Dolmen tienen una enorme cantidad de pantallas de carga. No son excesivamente largas, pero son tan constantes que pueden llegar a ser algo molestas. Nos parece que Dolmen necesitaba un poco más de ‘tiempo en el horno’ antes de salir. 

Dolmen es simplemente una experiencia genérica

Mentiríamos si decimos que  Dolmen es un título injugable. Tiene sus puntos buenos y en ocasiones puede ser divertido. Sin embargo consideramos que no tiene ningún elemento para considerarse una experiencia imperdible. Su historia no toca nada nuevo, sus mecánicas ya se han visto con una mejor ejecución y no es particularmente retador.

El protagonista de Dolmen huyendo de un enemigo
Fuente: Massive Work Studio

El concepto, de un soulslike en un escenario de ciencia ficción, es bastante interesante. Sin embargo no logra resaltar en ningún aspecto. Tomando en cuenta su precio de salida, es recomendable esperar a una rebaja si es que de verdad tienes muchas ganas de probarlo. Si llegas a hacerlo, no dejes de compartirnos tu opinión en nuestro Discord.

Jugamos Dolmen en PlayStation 5 gracias a un código proporcionado por un representante de Koch Media en la región.