• compartir

Monster Hunter Rise: Sunbreak – La cacería más allá de Kamura

Monster Hunter Rise: Sunbreak primeras impresiones

Los juegos de la línea principal de Monster Hunter suelen ser condecorados por la crítica y amados por los fans, sin embargo, cuando llega un DLC, Capcom suele volarse la barda con misiones más difíciles, enemigos más complicados y mucho estrés garantizado. ¿Pasará lo mismo con Monster Hunter Rise: Sunbreak?

Tuvimos la oportunidad de darle un vistazo a lo que nos espera en este nuevo contenido para el juego de cacería de monstruos el cual viene con muchas cosas por compartir y experimentar. Finalmente, vienen una serie de ajustes en las mecánicas de juego que se sienten como verdaderos cambios sustanciales a la experiencia.

Lo primero que me gustaría dejar bien en claro es que dejamos Kamura para ir a un nuevo lugar y eso puede significar un cambio drástico en la apariencia en general. Sin embargo, eso no quiere decir que vayamos a tener una experiencia poco placentera.

También te recomendamos: Monster Hunter Rise presenta a los nuevos monstruos de Sunbreak

Los primeros ajustes y detalles que debes saber

En Monster Hunter Rise hay 14 tipos de armas y cada una tiene 3 sets de 2 movimientos que van cambiando y que diversifican el combate. Este apartado fue ajustado, ya que, como lo vimos en avances previos, algunas armas en el juego, son nuevas y traen más movimientos.

La primera aventura que vimos fue la ida a cazar un Lunagaron. Aquí no hay grandes cambios que digamos y contarte a profundidad de qué trata sería entrar en lo obvio, así que lo dejamos en la sorpresa. El escenario que vimos fue la Citadel. Tiene una interesante variedad de áreas con bosques y montañas nevadas.

El Lunagaron en Monster Hunter Rise: Sunbreak
Imagen: Capcom

A lo lejos hay una fortaleza la cual fue un bastión de la civilización y hoy es un nido de monstruos. De entre los pequeños insectos aparece uno dorado, ese incrementa la cantidad de ítems que obtienes de cuando montas un Wyvern. También hay un insecto rubí el cual hace más sencillo que montes a una criatura.

También ya es más fácil escalar paredes y también estar brincando de un lugar a otro cual Hombre Araña. Aprender a usar esas “telarañas” nuevas hará que tus ataques a los monstruos sean mucho más efectivos. Lo que queremos darte a entender es que todo lo que está ahí, es para el beneficio de la aventura.

Monster Hunter Rise: Sunbreak – Lunagaron es ese reto que estabas buscando

Los escenarios de re son muy grandes, de eso no cabe la menor duda, la cuestión es que la Citadel tal vez se salga del estándar y parezca – exagerando un poco – colosal. Ahí vimos al Lunagaron en acción, una enorme criatura con características muy marcadas

Su apariencia es parecida a la de un lobo helado que salta y se lanza contra los cazadores sin piedad. Sus garras son las tradicionales armas que, si estas cerca, acabarán contigo. Si tienes otros amigos para hacerle frente, lo mejor será ponerse de acuerdo porque se ve que no será un enemigo sencillo, aquí es donde sirve mucho ajustar las habilidades y hasta las armas de cada uno de los participantes.

Monster Hunter Rise: Sunbreak
Imagen: Capcom

Acabar con el buen Lunagaron trae las tradicionales recompensas que se traducen en estar actualizando tus armas, armaduras y demás elementos para la cacería. Aquí es lo básico dentro de Monster Hunter Rise: Sunbreak, pero, ahí no acaba la aventura.

Impresiones de lo nuevo en Monster Hunter Rise: Sunbreak

A partir de este momento, estamos a menos de un mes de que salga esta expansión de Monster Hunter Rise y, por lo general, el DLC para esta serie está pensando para poner retos más difíciles a los jugadores, algo con lo que quieran sufrir durante horas mientras están jugando.

El caso de Sunbreak es muy especial porque, de buenas a primeras, te saca del escenario japonés que no se veía nada mal. Incluso por ahí varios fans no bajaban de waifus a Hinoa y Minoto. Aquí cambia la cosa, es otro ambiente, uno que nos lleva a occidente y por ahí se siente el juego como nuevo.

Monster Hunter Rise: Sunbreak
Se viene la oportunidad de tener misiones con la ayuda de NPC. | Imagen: Capcom

Por otro lado, si sueles jugar solo, ahí viene algo llamado Follower Quest, el cual da a esos usuarios la opción de estar acompañados de NPC para ciertas peleas. Algo parecido al trust system de Final Fantasy XIV. Obvio, este no es el objetivo final, pero ayuda a que varios jugadores se familiaricen con la experiencia.

Lo que sí es un hecho es que, lo que fue posible apreciar, es apenas una pizca de lo que nos espera. Monster Hunter Rise es fácilmente de 40 a 80 horas de juego. Lo que viene podría añadirle unas 30 más, solo falta que lo pongan a la venta, que es lo más importante.

No se te olvide que Monster Hunter Rise: Sunbreak estará disponible a partir del 30 de junio tanto en Nintendo Switch como en PC.