• compartir

Glitch: ¿Quién es el responsable de que los videojuegos salgan rotos?

Lo que debes saber...

En este Glitch nos ponemos a analizar quién es el responsable de que los videojuegos salgan rotos, a raíz de algunos lanzamientos recientes.


En los últimos años lamentablemente ha surgido una tendencia algo preocupante en el mundo de los videojuegos  y es que algunos lanzamientos muy esperados triple A llegan con errores de programación o contenido faltante.

Esto particularmente se vio muy marcado en los primeros meses de 2023, con algunos ports para PC bastante desastrosos. ¿Por qué es un fenómeno que parece estar en crecimiento? Aquí analizamos la situación y trataremos de responder a la pregunta ¿De quién es la culpa cuando los juegos salen rotos?

El negocio detrás de los videojuegos puede ser un factor

Una de las primeras consideraciones que debemos hacer es el lado de los negocios de los videojuegos. Ya que al final de todo, si bien es un entretenimiento, debe representar una ganancia para sus creadores.

Además, en la actualidad la producción de juegos triple a se ha disparado por los cielos. Algunos incluso ya rebasaron la barrera de los mil millones de dólares. Lo cual aumenta la presión para que un título sea exitoso.

Los videojuegos son cada vez más caros de hacer.
Fuente: Activision

Aunado a esto, los tiempos de desarrollo también aumentaron considerablemente. Un título triple a que comience a desarrollarse ahora, probablemente no llegaría antes de 2029. Sin embargo, tantos años en el horno pueden ser contraproducentes. Lo cual a su vez puede causar que se tomen decisiones más enfocadas a resultados financieros. Como el hecho de ya sacar un título a pesar de sus problemas. Esto en un intento de recuperar la enorme inversión que ya se hizo en él, al mismo tiempo que no le meten más capital.

La dependencia de los parches también es otra posible culpable

Crear videojuegos no es una tarea sencilla, sobre todo con las grandes escalas que algunos están alcanzando. A pesar de todo el control de calidad que se le pueda meter, evidentemente habrá fallos que se colarán. Ningún juego es perfecto. Sin embargo, no podemos descartar que algunos estudios se confían demasiado debido a la posibilidad de añadir parches en el futuro.

Esto está ligado un poco con el punto anterior. Los videojuegos tienen que lanzarse en ciertas ventanas específicas para maximizar sus posibilidades de ventas.  Ya sea para coincidir con ciertos eventos o para no competir directamente con juegos similares o muy populares.

Los videojuegos deben salir en ventanas específicas para mejorar sus ventas.
Fuente: Respawn

Esto a veces implica hacer algunos sacrificios. Lo cual parece minimizado por la capacidad del mundo digital de seguir mejorando los videojuegos aún cuando ya están en las manos de los consumidores. Lamentablemente cada vez es más común que salgan juegos rotos, mientras los estudios simplemente piden disculpas y prometen arreglarlo con el tiempo.

Claro que hay videojuegos que se han salvado, pero parece que lanzar títulos con más errores de los aceptables se está convirtiendo en la norma y no en la excepción. Se ha creado una especie de dependencia de los parches o de las actualizaciones del día uno. Lo que en un mundo ideal no debería ser.

Los consumidores también tienen un peso en la producción de los videojuegos

Finalmente tenemos el lado de los consumidores. Ya que son quienes al final comprarán o no los videojuegos, tienen un peso importante en esta cadena. Lamentablemente muchas veces caen en las exigencias irreales o en la desesperación y la constante presión hacia los estudios.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado con los fans molestos después de que se decidiera retrasar un título o no se dé con exactitud una fecha de salida? A veces los consumidores no toman en cuenta los factores que llevan a hacer un gran juego  y simplemente quieren jugarlo tan pronto como sea posible. Pero los buenos trabajos llevan tiempo.

Los consumidores también juegan un papel en el desarrollo de los videojuegos.
Fuente: CD Projekt Red

Aunque no lo parezca eso hace que los estudios evalúen cuál sería el mejor camino a seguir. ¿Lanzarlo ahora, pedir disculpas y prometer parches? o ¿Retrasarlo y arriesgarse a la ira de los fans desesperados? Llega a ser muy complicado el tomar estas decisiones.

Todo es un círculo vicioso

Así que al final de todo se trata de un lamentable círculo vicioso. Los fans exigen el juego ahora, los ejecutivos deciden lanzarlo en ese momento y los desarrolladores aceptan sabiendo que se pueden escudar en los parches.

Desafortunadamente creemos que estas situaciones no desaparecerán en el futuro cercano. Si acaso quizás se incrementarán con el paso del tiempo. Aún muchas personas adquieren los juegos en preventa, lo cual ya les asegura ingresos a los estudios sin importar el estado de su juego.

Fuente: PlayMagic

Quizás la forma más viable de combatir esto sería con la cartera y ser más exigentes como consumidores. No aceptar menos de lo que prometieron e incluso solicitar devoluciones cuando un título sale con errores bastante críticos. Sin embargo sabemos que es algo casi imposible debido al marketing y al constante FOMO. ¿Pero valdría la pena intentar, no?

No dejes de seguirnos en Google News. También puedes pasar a nuestro Discord para hablar de juegos y otros temas.

(Visited 37 times, 1 visits today)