• compartir

Anita Sarkeesian es parte de esta línea de ayuda para víctimas de abuso y acoso

Anita Sarkeesian

Los desarrolladores de videojuegos también son personas que necesitan apoyo de profesionales

A veces creemos que la toxicidad es un asunto menor que se arregla fácilmente, sin embargo, la realidad es otra. Los desarrolladores de videojuegos, al no ser tan anónimos, tienen que soportar insultos de personas anónimas y eso puede provocar problemas mentales. Anita Sarkeesian, de Feminist Frequency, lanzó con Christopher Vu Gandin Le, una iniciativa llamada Games and Online Harassment Hotline.

A través de este proyecto se planea atender a las personas que sufren de acoso, abuso, intimidación, aislamiento y demás acciones. La línea de ayuda está pensada para desarrolladores, streamers, fans, jugadores profesionales, streamers o cualquiera relacionado con esta comunidad podrá recibir ayuda por parte de la Games and Online Harassment Hotline.

Lo bueno de esta idea que cuenta con el apoyo de Anita Sarkeesian es que mantendrá el anonimato de las personas que acudan a ella y así se podrán atender sin problemas a los afectados. A final de cuentas, la comunidad de videojugadores nunca había tenido un apoyo como este.

Anita Sarkeesian, del sitio de Feminist Frequency, fue la que habló de estos datos

La Games and Online Harassment Hotline llega en un momento adecuado porque últimamente los desarrolladores están pasando por muchos ataques por parte de los fans y eso es algo que debería para por el bien de todos.

También te recomendamos: ¡Tiembla, Coronavirus! Razer ya tiene sus propios cubrebocas

El apoyo de Anita Sarkeesian hacía la industria de los videojuegos

Vale la pena reconocer que Anita Sarkeesian no solo contribuye a la escena de los videojuegos con Feminist Frequency, también está este proyecto que planea apoyar cabalmente a esas personas que sufren de acoso, abuso y otros problemas.

https://www.tierragamer.com/godzilla-cortometraje-lgbtq/

Comenzamos la Games and Online Harassment Hotline para asegurarnos de que cualquier persona que experimente tal abuso pueda comunicarse con nosotros para obtener el apoyo que pueda necesitar, ya sea alguien con quien hablar sobre lo que está pasando o referencias a otros recursos para ayúdelos a protegerse o emprendan acciones legales’.

Ya veremos cómo esta propuesta de Anita Sarkeesian ayuda a las personas que más lo requieren porque estamos en una situación un tanto delicada y se agradece el apoyo sin importar desde dónde venga.

Fuente