Análisis: Razer Wolverine V2 – Un control profesional y sin pilas para Xbox

Esta nueva versión de Razer es más económica y tiene menos botones, pero no le resta la precisión

En esta ocasión probamos el control Razer Wolverine V2, una versión revisada de este control con cable que incluye el famoso y nuevo botón de Share del control de Xbox Series. Este accesorio de Razer es compatible con Xbox One, Xbox One X, Xbox Series X, Xbox Series S y PC (Windows).

Por sus botones personalizables y énfasis en la precisión para el juego competitivo, este control bien podría ser una versión más económica de un control Elite de Xbox.

El control Razer Wolverine V2 tiene un costo de 120 euros, es decir, alrededor de $3,000 pesos, mientras que el control Elite V2 de Microsoft supera los $5,500 pesos.

Wolverine V2 se siente como una opción económica, pero profesional en cuanto a controles.

¿Cuál es la diferencia entre el V2 y la versión anterior de Wolverine?

El Wolverine TE, el control de 2017, es diferente a lo que ofrece esta nueva versión. Ahora, en el Wolverine V2 encontramos solo dos botones M personalizables en los gatillos, a diferencia de los cuatro que había antes. Además, no hay aletas posteriores.

El diseño es diferente y en general, el V2 es alrededor de 20 dólares más económico.

Lo positivo o negativo de estos cambios dependerá del gusto de cada jugador, su necesidad de más botones personalizables y lo hondo de sus bolsillos, sin embargo nosotros no extrañamos los botones adicionales de la versión de 2017.

Control first party de Xbox Series vs. Wolverine V2

Hands-On con el Razer Wolverine V2

Si estás acostumbrado a probar puros controles first party de Xbox, este control te tomará un poco de tiempo acostumbrarte, pues además de que Wolverine V2 es más grande, la configuración de botones frontales es diferente.

Eso sí, una vez que te acostumbras, se vuelve bastante cómodo.

Y, además, el Wolverine V2 tiene botones de acción táctiles mecanizados que le adicionan un agradable ‘click’ al presionarlos.

En cuanto a botones, no hay muchos cambios contra un control tradicional de Xbox, fuera de un botón adicional que permite cambiar el énfasis entre el chat de voz y el audio del juego. Y claro, los dos bumpers personalizables que se denominan “M”.

Personalmente, sentí que el Razer Wolverine V2 es mucho más cómodo para juegos de plataforma 2D y Peleas, gracias a su cruzeta; algo que a menos que tengas un control Elite, puede ser un problema con los controles tradicionales de Xbox.

En Shooters también hay una ventaja adicional, y es que la presión de los gatillos es configurable gracias a un switch que te permite cambiar qué “tan lejos” irá el gatillo para ejecutar la acción.

Por otro lado, el hecho de que el Razer Wolverine V2 dependa de un cable (no hay forma de jugar de forma inalámbrica) puede ser un tanto controversial, pues si bien presumen que esto hará las partidas más precisas en un juego competitivo, y a varios jugadores les agradará no depender de pilas o de un Play and Charge, el tamaño de cable de 3 metros para algunos podría no ser suficiente.

Lo bueno es que al igual que con los controles alámbricos de Xbox 360, el cable tiene una división que permite que se desconecte en vez de que se caiga la consola en caso de que alguien o una mascota jale el cable por accidente.

Por todo lo anterior, el Razer Wolverine V2 bien podría sustituir a un control Elite, siempre y cuando no te importe la ausencia de la opción inalámbrica, las cruzetas/palancas intercambiables y las aletas traseras.

Razerrazer wolverine