• compartir

Rocket League ya tiene soporte completo para juego cruzado

Sí, incluso PlayStation 4 está incluido en el cross-plataform de Psyonix

Al fin, después de muchos meses pidiendo que esto pasara, hoy se hace realidad el deseo de muchos gamers después de que Psyonix anunciara que Rocket League ya se podrá jugar en línea a través de un sistema de cross-play que les permitirá a los usuarios jugar en Nintendo Switch, PlayStation 4, Xbox One y Windows PC.

Después de haberse negado por un buen rato, finalmente Sony dio su brazo a torcer y la beta para este cross-play de Psyonix y Sony comenzará hoy y se tiene planeado que salga formalmente en septiembre de este año, en gran parte gracias a Fortnite, quien fue el primero en implementar este modo de juego cruzado dando un gran paso hacia el futuro de los juegos multiplayer. La modalidad cruzada en Rocket League estará disponible para todos los tipos de partidas en línea ya sea casual, competitivo y los modos extras.

El modo de juego cruzado entre plataformas va a ser habilitado por default, pero si llegas a tener problemas para habilitarlo, Psyonix te brinda una guía sobre cómo activar este modo en Rocket League.  Te lo resumo a continuación ya que son pasos muy sencillos de seguir.

Primero tendrás que ir al menú principal, selecciona el botón de “Options” y luego activa la opción que dirá “Cross-Platform Play” y ya está, ya podrás jugar con usuarios de otras plataformas sin ningún problema.

La inminente innovación en multijugadores

Desde que Fortnite y varios títulos comenzaron a optar por esta iniciativa donde los servidores de algunas plataformas se unen en una misma, ha sido un punto innovador que a los fans les cayó de maravilla. Aunque PlayStation 4 se negaba a participar, la presión de los usuarios de todo el mundo logró que se uniera a esta iniciativa nueva que por supuesto que da un paso muy grande en cuanto al avance de tecnología en los videojuegos.

Rocket League será uno de los primeros títulos en demostrar la importancia que tendrá en el futuro la utilización de estos métodos en los juegos multijugador, siendo un factor que las compañías deberán tomar en cuenta para las consolas de la próxima generación.