• compartir

Rusia propone legalizar piratería para mitigar sanciones de occidente

Rusia propone legalizar piratería para mitigar sanciones de occidente

Rusia no solo está quedando aislada económica y tecnológicamente, sino también de forma cultural debido a su guerra contra Ucrania. En vista de eso el gobierno ruso trata de ‘zafarse’ de las sanciones que está sufriendo y pretende ‘legalizar’ la piratería.

Rusia propone legalizar piratería para mitigar sanciones de occidente

O al menos eso es lo que sugieren algunas declaraciones. Por ejemplo, el comentario de que las empresas rusas no están obligadas a pagarle a los dueños de las patentes que usan.

Cabe señalar que sería en el caso de que vengan de países que han sancionado a Rusia. Esto se extiende también a sus propiedades intelectuales. Eso es lo que reveló el periódico ruso Rossiyskaya Gazeta.

La información proviene del Ministerio de Desarrollo Económico ruso, que con esta medida busca contrarrestar las acciones emprendidas por compañías y gobiernos occidentales. Lo anterior igual se aplicaría al mundo del cine y televisión.

Quien primero comentó el asunto fue el político ruso Dmitry Ionin, que señaló que Rusia podría desbloquear el sitio de torrents RuTracker, con el fin de que los rusos puedan ver las películas de Hollywood más recientes.

Las grandes compañías cinematográficas como Warner Bros., Disney, Sony Pictures y más ya le dieron la espalda a este país, cancelando el estreno de sus películas. Lo mismo han hecho los populares servicios de video en demanda.

La piratería afectaría no solo al cine y la TV, sino a los videojuegos

Netflix y Amazon Prime Video ya no funcionan en territorio ruso. Eso mismo se extiende al mundo del anime, ya que Crunchyroll y Wakanim cesaron su soporte y cancelaron la emisión de nuevos episodios.

Además del cine, televisión y otras producciones, esto se extendería también al mundo del software, y por ende, los videojuegos. El problema es que legalizar la piratería provocaría a la larga muchos problemas para los consumidores rusos.

En especial porque cuanto termine la guerra las compañías podrían perder todo el interés en invertir en Rusia y llevar su contenido al país. Algunas podrían nunca volver a tener presencia oficial.

Respecto a los videojuegos, cada vez más de ellos requieren conexiones a Internet para jugarse. Aunque sean pirateados podrían bloquearse desde Occidente. El uso de VPN y hacks sería detectado tarde o temprano, lo que provocaría baneos.

Microsoft, Sony y Nintendo ya cortaron sus relaciones con Rusia. Juegos para móviles como Pokémon GO ya no funcionan. El país cada vez se queda más solo y aislado.

Fuentes [1][2].