• compartir

Videojuegos que solo los hardcore jugarán con Joystick

Joystick

Usar mandos con flechitas o palancas les quitaría todo el chiste.

Época dorada del gaming:  Insertabas una moneda y ponías una nueva definición para la palabra intocable cuando esquivabas balas y hordas de enemigos con una inteligencia artificial feroz con todas las ganas de acabar con tu existencia y las fichas que guardabas celosamente en tu bolsillo.

Por cuestiones de “marketing” y una supuesta comodidad, hoy juegas en control como el sucio casual que jamás quisiste ser y quieres pasar títulos de acción usando mandos cuyas protecciones se gastan en menos de media hora.


¿Tienes ganas de conseguir un joystick y lo quieres usar para algo más que un simple juego de peleas? ¿Te sientes muy hardcore y odias lo casual? Aquí te mostramos una lista de títulos que deberías jugar con un joystick para tomar de nuevo el camino que juraste proteger.

Metal Slug – SNK – 1996

Así como hay jugadores que terminan Dark Souls sin recibir daño alguno, existen jugadores inmortales acabando Metal Slug con una sola ficha y usando un joystick. La genialidad de jugar este título con una palanca radica en la velocidad y tus reflejos para esquivar los disparos de todos los ángulos y contar con la precisión de un cirujano para conectar a los enemigos en los lugares indicados.

Snow Bros. – Capcom – 1990

Mientras unos peleaban a muerte en Street Fighter, otros se saltaban clases para acabar todos los niveles del juego en menos de 15 minutos. Dejar tu marca entre los primeros lugares, demostrando tu capacidad de volver bolas de nieve te volvían en una leyenda en la colonia donde vivías.

Mushihimesama – AMI – 2004

El infierno es cosa de niñitos hasta que juegas con joystick, Mushihime sama. Desafiar una lluvia de balas con precisión milimétrica es algo que solo algunos jugadores pueden presumir. Superar cada nivel agudizaba tus sentidos y reflejos como un Santo de Atena esperando a recibir su armadura dorada.

Teenage Mutant Ninja Turtles “The Arcade Game” – Konami – 1989

https://www.youtube.com/watch?v=fkMCJqeepbs

Este título perdió toda su gracia cuando llegó a los 8bits. Su apariencia no era la ideal y mucho menos jugar con el joystick del famoso NES Advantage. Meter tu ficha en la vieja arcade de tu por tu casa, sincronizarte con otros tres jugadores, brincar y patear el trasero del Clan Foot usando 2 botones y una palanca era más que suficiente para alcanzar la realización que los millennials no conocen.

Ikaruga – Sega – 2001

Ikaruga es otro bonito bullet hell de principios del milenio que llegó arcades y consolas alrededor del mundo. Lo ideal para este título era jugarlo con un buen joystick en vez de un control, pues en aquel entonces, los mandos del Dreamcast y el GameCube no daban el soporte adecuado como para poder superar una entrega de estas características.

Simpsons The Arcade Game – Konami – 1991

Antes de las era de Kojima, Konami hacía grandes títulos arcades, entre ellos, el título de los Simpsons, el cual no solo era multijugador, tenía sus competencias entre niveles y un alto grado de dificultad que solo se disfrutaba cuando jugabas con un joystick y no desde el triste control de tu emulador o la edición de Xbox 360 y PS3. Acabarlo con una sola ficha te transformaba en el amo de la cuadra.

Contra – Konami – 1987

Muchos no saben que Contra vio la luz y la gloria del gaming cuando salió en arcades durante 1987. Su presentación, dificultad y calidad de gameplay lo volvieron el reto a superar en los puestos de maquinitas alrededor del mundo. Muy pocos eran capaces de dominarlo, pero, quien lo lograba, era venerado y respetado por multitudes… o tal vez con sus vecinos.

Scott Pilgrim vs. The World – The Video Game – Ubisoft Montreal – 2010

https://www.youtube.com/watch?v=toqWbbTR2BE

Scott Pilgrim es una propuesta debatible en esta lista, sin embargo, prueba jugarlo con un joystick y sentirás la naturaleza real del juego, es una experiencia totalmente nueva usar una palanca y presionar con ritmo todos los botones para enfrentar y derrotar a los malvados exnovios de Ramona Flowers.