• compartir

Las diferencias entre los God of War de antes con el de ahora

God of War

La próxima entrega de God of War muestra una clara evolución, sin embargo, ¿los jugadores la recibirán con los brazos abiertos?

El 20 de abril sale a la luz la próxima entrega de God of War y ésta  viene con una gran variedad de cambios, los cuales dejan atrás elementos clave que acompañaron a la saga desde su nacimiento en el PS2.

Los cambios muestran que la franquicia va en una nueva dirección y deja en el pasado años de tradición. Sin embargo, esta decisión va a causar una gran controversia pues God of War se sostiene de la cámara, el sistema de combate y su historia con base en la mitología griega.


Después de varios avances, se nota una apuesta, la cual ya podemos analizar con lujo de detalle para presentarte una visión mucho más amplia de este título desarrollado por Santa Monica Studios.

La cámara no es la misma y eso está bien

Los primeros God of War eran caóticos, con acción desenfrenada y violencia desmedida. Eso mostraba a Kratos como un ser que se movía por instintos y una sed de venganza, la cual, era imposible de medir, pues con cada juego buscaba más. Ahora, la cámara está en tercera persona, justo detrás del protagonista, esto significa que tendremos al viejo Dios de la Guerra mucho más cerca, sin saber si los enemigos se nos acercan por los lados o atrás, cosa que sí se podía antes.

God of War

Esto tiene una sensación distinta y afecta mucho al combate, pues sin cadenas, Kratos solo puede atacar y defenderse hacía el frente y eso cambia la forma en que te aproximas a los enemigos. Por otro lado, ¿es una copia del estilo de The Last of Us o Uncharted? Sí, pero tampoco es una calca sin identidad. Kratos tiene habilidades muy distintas a las de Drake o Joel.

La cámara en los primeros juegos de God of War era clave, pues mostraba las dimensiones y nivel de brutalidad de Kratos, pero el escenario y diseño de mapas son distintos y vale la pena darle una oportunidad.

Ya no peleas solo

Kratos ya no irá solo por la vida buscando venganza, todo lo contrario, su hijo, Atreus, quiere estar más cerca de él. Notas como el pequeño madura y va creciendo como personaje, incluso desde un ángulo complejo en el cual debe aprender a cazar y a sobrevivir.

De acuerdo con el último gameplay liberado, Atreus es un buen personaje de soporte que ahorca con su arco a rivales y ayuda a Kratos a acabar con enemigos. También lanza flecha y se mueve de modo independiente por todo el escenario. Digamos que, de alguna manera, el pequeño brinda un soporte al jugador para acabar con los enemigos en pantalla.

God of War

Las armas

Las Cadenas del Olimpo son algo que inevitablemente íbamos a dejar atrás pues ahora estamos en un escenario distinto y el hacha es un arma más representativa de la región Nórdica. Sí, es un cliché en toda la extensión de la palabra, pero, los combates se ven más frescos y novedosos. A veces es necesario romper las fórmulas para crear cosas novedosas.

Santa Monica apostó por 3 elementos a la hora de combatir; usar el hacha en combates cercanos y lejanos, pelear con puños y depender de un escudo para hacer parryng y dejar desprotegidos a los enemigos. La forma en que Kratos emplea el hacha es clave para entender el uso de la cámara, pues es una herramienta para alcanzar ciertos lugares para activar algunos puzzles o vencer enemigos a distancia. Los puños tienen cierta utilidad, sin embargo, el peso real lo lleva el escudo, el cual te hará pensar que estás usando al “Capitán Kratos”.

God of War

Es un movimiento un tanto arriesgado, pero tiene todos los elementos para sobresalir.

Estrategia

Kratos no ha dejado de moverse como solía hacer en las entregas anteriores, digamos que el cambio radica en la perspectiva del jugador. Los obstáculos, puzzles, y demás elementos para avanzar son muy diferentes en esta ocasión y por una buena razón, la cámara es distinta a la de los juegos de antaño. Descifrar cada elemento para avanzar depende del modo en que descubres espacios y elementos para activar. Ahí es donde entra el hacha, pues puedes dejarla pegada en cierto lugar y abrirte camino en otro corredor para obtener algo a cambio. ¿Lo mejor? No es necesario regresar por el arma, pues ella vuelve a ti, justo como lo hace Mjolnir.

Estos cambios en el nuevo God of War para PS4 son importantes, pues pavimentan el camino hacia una dirección distinta la cual puede llevar al juego a una nueva generación de usuarios. Ahora, sí la historia es buena, al igual que todos los elementos que sí se mantienen, como la brutalidad, los quick time events y demás, entonces vamos a tener a uno de los potenciales juegos del año.