• compartir

Reseña: Xbox Series X – Hardware maravilloso que aún no muestra su potencial

Probamos el Xbox Series X, llamada la consola más poderosa del mercado. ¿Vale la pena?

Han pasado casi siete años desde que el Xbox One original llegó a tiendas, bajo la promesa de revolucionar la televisión e integrar Kinect en experiencias de uso y juego.

Hoy, con una estrategia más sólida y con el atractivo servicio de Game Pass como principal gancho de compra, Xbox está por lanzar dos nuevas piezas de hardware:

Xbox Series X es la consola más poderosa del mercado, mientras que el Xbox Series S es la más pequeña, además de ser la opción más económica para entrarle al next-gen.

En esta ocasión nos vamos a centrar en revisar el Series X, después de haberlo usado un poco más de dos semanas.

¿Qué nuevas características tiene? ¿Vale la pena el cambio? Aquí te explicamos punto por punto.

Diseño en general del Xbox Series X

Comparado constantemente con un refrigerador, incluso por la misma marca, el Xbox Series X tiene un diseño más apegado a un gabinete de computadora que a una consola. Este diseño le permite que la entrada y la salida de aire sean sencillas.

La consola está lista para colocarse de forma horizontal o vertical.

Xbox Series X
Dos opciones.

En cuanto a los puertos, hallamos tres de USB (uno en la parte frontal, dos en la parte trasera), uno de salida de HDMI, el del cable de corriente, el de Ethernet y uno de expansión de memoria, del cual hablaremos más adelante.

Xbox Series X

En realidad, en cuanto a puertos tiene solo lo esencial y puede que notes la ausencia de la salida óptica de audio (S/PDIF), los puertos de entrada de HDMI y el IR Blaster, tres puertos que estaban disponibles en Xbox One. Estos se eliminaron en el Xbox Series con la intención de reducir costos.

La mayoría de estos puertos eran vestigios de la anterior estrategia de la marca, la cual quería ser el centro de todo tu entretenimiento.

La ausencia de estos puertos puede que decepcione a algunos, aunque precisamente no eran los puertos más usados del Xbox One.

Xbox Series X

Gráficas y rendimiento

Quizá la mayoría de los jugadores no vean a simple vista un salto gráfico tan notorio como fue la transición de 2D a 3D en las consolas.

En esta generación Xbox Series X gráficamente se enfoca en mejorar framerates y la adición de efectos avanzados como el Ray Tracing.

Por ejemplo, con la mejora de Gears 5 para Xbox Series X, es como si lo estuvieras jugando en PC con la configuración ultra. A 120fps.

Sin embargo, el desempeño del Xbox Series X no es algo que solo se vea, sino que se experimenta. Sin duda, lo mejor de esta consola es que los tiempos de carga fueron brutalmente reducidos.

Si jugaste The Elder Scrolls V: Skyrim o Fallout 4, sabrás exactamente a qué me refiero cuando digo que los tiempos de carga pueden transformar radicalmente tu experiencia de juego.

Instalamos Fallout 4 en el Xbox Series X como prueba de fuego. Estamos hablando solo de retrocompatibilidad, pues este título de Bethesda aún no tiene ninguna mejora tipo ‘Optimized for Xbox Series’.

Aún así, se cargó la partida en alrededor de 5 segundos. Y teletransportarse a cualquier parte del mundo demoró un poco menos de eso. Recordemos que en un Xbox One X estos tiempos de carga superan hasta los 45 segundos para cargar la partida y 20 segundos para teletransportarse. Estamos hablando de una mejora brutal en tiempos de carga.

Ahora, esto es en un juego de mundo abierto que es conocido por sus largos tiempos de carga, en otros títulos no vimos las pantallas de carga por más de cinco segundos.

Y, hablando de velocidad, una nueva característica del Xbox Series es Quick Resume o Reanudación rápida, lo cual te permite comenzar un juego A, luego saltarte al juego B y finalmente volver al juego A exactamente donde lo dejaste y en menos de 5 segundos.

Esta generación está pensada para gente impaciente.

Control de Xbox Series X

En esta ocasión los cambios al control del Xbox han sido mínimos en lo estético, pero notorios a la hora de jugar.

Inspirados por el control Elite 2, el nuevo control estándar el Xbox Series, tiene bumpers y triggers texturizados, además de un D-pad híbrido.

Los triggers texturizados se sintieron especialmente bien en juegos de carreras. En nuestro caso, lo probamos con Forza Horizon 4 y Dirt 5.

Ya que en estos juegos debes mantener apretados los gatillos para acelerar la mayoría del tiempo, a veces en el calor de la competencia, los apretamos más de lo que deberíamos y el dedo se va resbalando.

Esto ya no sucede con estos controles.

No obstante, el cambio más fuerte sin duda es la adición de un botón de Share.

Ya no hay que ir a menús y apretar una combinación de botones para sacar una captura: ya solo basta presionar este nuevo botón una vez para tomar una foto y mantenerlo presionado para sacar video.

Xbox Series X

Interfaz y servicios

Compartir fotos y video también se hizo mucho más sencillo con la nueva actualización de las consolas, no solo desde la interfaz de Xbox, sino desde el celular.

Que, por cierto, desde que enciendas el Xbox Series X o S por primera vez notarás que la consola ya está mucho más conectada con tu móvil.

Xbox app fue mejorada en Android, iOS y tabletas. Con esta app actualizada es posible compartir capturas, unirte a grupos, hablar con amigos y hasta jugar de forma remota. Una vez que esté conectado tu Xbox con tu celular, podrás instalar juegos nuevos, encender y controlar el Xbox desde el móvil y más.

Lamentablemente, ya que aún no es el lanzamiento oficial de la consola, no nos fue posible probar esta conectividad con la app desde el móvil.

Pero bueno, aún no hemos hablado de algo muy importante: ¿cómo es la interfaz de Xbox Series?

En general, la interfaz es similar a la nueva del Xbox One, pero tiene algunas mejoras y exclusividades, donde resaltan los fondos dinámicos.

Microsoft no espera que sientas un salto en interfaz cuando enciendas tu Xbox Series X, de hecho, lo más seguro es que te sientas en casa, pues una vez que introduces tu cuenta en la nueva consola, se transportará tu perfil, pins, configuraciones, fondo y hasta partidas guardadas que ya tenías en tu Xbox One. Esto siempre y cuando estén en la nube.

La interfaz es extremadamente rápida y hasta hay opciones muy específicas para configurar tu pantalla con tu Xbox Series.

Xbox Series X

Capacidad de almacenamiento

El talón de Aquiles en el Xbox Series X es su almacenamiento, y eso que tiene prácticamente lo doble del Xbox Series S.

Contando con 1 TB de almacenamiento de SSD, menos lo que pesa el sistema operativo, a nosotros nos cupieron alrededor de 15 juegos.

Y lo más fuerte, sin duda, es que si quieres más almacenamiento sin sacrificar la velocidad de arquitectura, tendrás que desembolsar alrededor de $5,000 pesos para conseguir 1 TB más con la expansión de memoria oficial de la marca y fabricado por Seagate. Esta es muy pequeña y se coloca en el puerto de expansión de memoria que mencionamos anteriormente.

Claro, también puedes comprarle una SSD genérica y externa, la cual, según análisis, funciona igual con juegos retrocompatibles; pues estos realmente no aprovechan la velocidad de arquitectura.

Los juegos de Xbox Series son pesados y seguramente en el futuro lo serán más, además Game Pass tiene muchas opciones de descarga; y para aguantar todo esto en un pequeño disco duro de menos de un 1TB.

Ruido y calentamiento de Xbox Series X

Algo que nos sorprendió mucho desde que prendimos el Xbox Series X es que no hace prácticamente nada de ruido. Mientras juegas, así tengas Mute, difícilmente vas escuchar la consola.

Ya si te acercas lo suficiente sin ruido en el ambiente, puede que percibas los ventiladores.

En cuanto al calentamiento, un tema controversial en las últimas semanas, debes saber que tras más de 5 horas de juego, la consola no se nos calentó en sí. Aunque, si acercas la mano a los ventiladores principales mientras usas un juego exigente, se siente calor; pero nada de qué alarmarse.

Juegos disponibles en lanzamiento de Xbox Series X

Xbox Series X|S tienen como catálogo de lanzamiento prácticamente todos los juegos que se han lanzado en Xbox, Xbox 360 y Xbox One por medio de retrocompatibilidad. Bueno, casi todos, los de Kinect no, pues el accesorio ya ni es compatible.

La retrocompatibilidad es muy sencilla, solo basta descargar el juego desde la tienda si es digital, o introducir el disco si tienes el Xbox Series X.

Por otro lado, desde el día 1 encontrarás más de 30 juegos optimizados para la próxima generación, incluyendo Assassin’s Creed Valhalla, Borderlands 3, Devil May Cry 5: Special Edition, Dirt 5, Fortnite, Forza Horizon 4, Gears 5, Gears Tactics, Ori and the Will of the Wisps, Sea of Thieves, Tetris Effect: Connected, Watch Dogs: Legion y Yakuza: Like a Dragon.

Esto quiere decir que estos juegos tendrán mejoras gráficas y de velocidad pensadas específicamente para esta nueva generación de consolas.

Aquí hay algo un poco engañoso: por lo menos en nuestra experiencia pre día de lanzamiento, es algo confuso saber si ya están actualizados y qué mejoras tienen.

A pesar todos los juegos que se pueden jugar ya desde el primer día que compras la consola, hay que reconocer no hay un solo juego exclusivo de Xbox Series X|S que llame la atención lo suficiente para comprarte la consola. Si vas a desembolsar esos 14,000 pesos del Xbox Series X, por ahora solo es para tener la mejor versión de algún juego. Pues hasta novedades como Gears Tactics o Yakuza: Like a Dragon también estarán en Xbox One.

Aunque, si nunca tuviste un Xbox One, las nuevas consolas Series son un excelente pretexto para entrarle a Game Pass y más ahora que desde el lanzamiento de Xbox Series, EA Play estará incluido con la suscripción de Game Pass Ultimate.

Es decir, los juegos del catálogo de EA Play se incluirán entre los más de 100 juegos de Game Pass que puedes jugar de forma gratuita si eres suscriptor.

Conclusión

Por todos los estudios que recién compró Xbox, las mejoras constantes de Game Pass y los juegos exclusivos con increíbles gráficas que todavía están en desarrollo, hasta ahora Xbox Series X es apenas una base sólida que está lista para un futuro prometedor que todavía no se siente tan cercano.

No hay duda que pasará un buen rato antes de que las novedades no se lancen en Xbox One y Series al mismo tiempo.

Por lo que Xbox Series X no es para probar algún título en específico, sino para jugar la mejor versión de aquel juego que se acaba de lanzar o para volver a algún título de otra generación de consolas. Quizá no mejorado, pero cargando muy rápido.

Sin duda el lanzamiento de Halo: Infinite habría hecho que este lanzamiento se sintiera menos vacío.

El hardware, confiable, silencioso y veloz, está listo para recibir juegos, nuevas experiencias y para sorprender a los jugadores.

Los early adopters no se van a arrepentir de adquirir un Xbox Series X, pero esto es más una inversión a largo plazo que algo que vas a poder justificar hoy.

https://www.tierragamer.com/xbox-pagar-70-dolares-por-un-juego-es-demasiado/

A favor:

– Game Pass – el acceso a más de 100 juegos, varios desde su lanzamiento, por menos de 200 pesos al mes.

– Retrocompatibilidad de 3 generaciones.

– Gráficamente tiene mucho potencial, aún no hemos visto nada.

– La reducción de los tiempos de carga.

En contra:

– El precio de entrada podría ser caro para Latinoamérica.

– Y aún más caro comprarle almacenamiento extra que puede ser necesario.

– No existe ese juego exclusivo que atrae lo suficiente para estrenar la consola.