• compartir

Reseña: ‘The Falconeer’ – Audaz, diferente y con muchas áreas de oportunidad

The Falconeer

The Falconeer

$529 MXN
7.5

Jugabilidad

8.0/10

Historia

6.5/10

Gráficos y sonido

8.0/10

Positivo

  • Es una propuesta única
  • La experiencia de volar un ave es fresca
  • El arte es bastante bueno
  • Las 'dog fights' son muy entretenidas

Negativo

  • Las mecánicas de juego necesitan mejor desarroloo
  • La historia es confusa
  • El combate resulta repetitivo
  • El doblaje es pobre

Se necesitan más juegos así que no teman a los riesgos, a pesar de que fallen

Lo bueno de esta época de lanzamiento de varias consolas es que con ellas salen muchos juegos con propuestas distintas o que retoman algo conocido. En su momento, Housermarque lanzó un shooter muy entretenido de PS4 llamado Resogun, este año, aunque no en exclusiva, Tomas Sala, con la ayuda de Wired Productions, publica algo llamado The Falconeer.

Sí, tal vez no suene a una propuesta tan conocida, especialmente porque sale en un mar de juegos AAA que acaparan la atención, sin embargo, llevas varios meses de promoción y ha tenido una cobertura bastante humilde y digna. Bueno, más allá de los laureles de publicaciones, ¿de qué va The Falconeer? ¿Es como Rocketeer, pero con ‘Hombres Halcón’?

En pocas palabras, The Falconeer es un juego de acción y vuelos, solo que en vez de usar aviones y ubicarte en alguna clase de guerra del siglo XX, aquí manejas un Halcón. Esta idea es bastante original, especialmente por sus mecánicas y escenario de mundo abierto. Ahora, con todo esto expuesto, es el mejor momento para decirte si es un juego que valga la pena adquirir durante estas fechas.

A volar por los cielos

The Falconeer es un juego con una construcción muy rara porque no se explica muy bien que digamos. Hay que poner mucha atención a todo lo que nos dicen y/o leer bien todas esas letras chiquitas en la pantalla.

Aquí debes volverte en The Falconeer y volar por los cielos manejando un ave de guerra. El escenario es un enorme mundo abierto que exploras mientras vuelas en un mundo con una gran variedad de países que demuestran un arte bastante vistoso.

The Falconeer

Hay distintas clases de Falconeer con sus respectivas estadísticas armas y aves que vas mejorando mientras ganas combates o completas misiones. Parece un concepto tipo Ace Combat, sin embargo, la forma en la que se expone y explora la experiencia de vuelo a mundo abierto le da una sensación distinta.

Con estos preceptos, The Falconeer tiene una sensación bastante rara en el inicio, especialmente porque las instrucciones no son tan claras y su narrativa es un poco deficiente. Un poco más y te avientan al combate a arreglártelas tu solo y así salvar – alguna manera – el día.

También te recomendamos: Falcon no es el nuevo Capitán América, un juguete reveló al verdadero sucesor

Difícil de manejar, pero con el tiempo lo dominas

The Falconeer no es un juego sencillo de dominar, todo lo contrario, por momentos se sientes como un verdadero dolor de cabeza que tal vez te haga renunciar de la frustración, pero, como buen juego de vuelo, con el tiempo logras dominar las mecánicas y disfrutar de la experiencia.

Vale la pena recalcar que no vuelas como un avión, manejas un Halcón y eso lo debes comprender rápido porque no tienes turbinas, aleteas, cuando frenas, vuelves a usar las alas, tienes caídas libres, entras al mar para enfriar tus armas, disparas como si tuvieras alguna clase de ametralladora, es una experiencia distinta.

The Falconeer

La velocidad de tu Halcón la mueves con tu ‘bumper izquierdo’, mientras que el freno es con el gatillo del mismo lado. Luego, los disparos con el gatillo derecho y unos giros acrobáticos los manejas con el stick izquierdo más el bumper derecho. Es una mecánica confusa, pero, con el tiempo la logras dominar porque el juego te lo exige.

Ahora, cuando logras manejar a la perfección cada uno de los movimientos, controlas la velocidad y ubicas bien cada punto en pantalla, The Falconeer se vuelve un juego bastante disfrutable a pesar de lo complicados que pueden ser sus controles. Por esto necesitas mucha paciencia a la hora de jugar.

The Falconeer tiene una historia un tanto confusa

Más o menos tu primera hora de juego de The Falconeer te pone en los zapatos de alguien que controla un halcón y aprenderá a pelear lo más pronto posible. Luego, mientras derribas algunos globos, luego rivales y tratas de salvar al reino, fracasas y empieza el desarrollo de la historia.

Luego te das cuenta de que tienes cuatro capítulos a superar que no tienen alguna clase de secuencia, son más como puntos de vista. Digamos que esta es una decisión un tanto arriesgada porque no sabes bien hacía dónde vas o cual es el objetivo final. Lo mismo sucede con las distintas clases de Falconeer que hay en el juego, porque parece que cada una está relacionada con el capítulo.

The Falconeer

Finalmente, cuando entiendes que son historias únicas para explorar el mundo abierto, pues solo te dejas llevar por la narrativa y te adentras al combate. Finalmente, ese es el objetivo e idea de The Falconeer. Esa es la sensación que deja; vuela, combate, explora y disfruta del paisaje.

La historia es un apartado deficiente en The Falconeer, sin embargo, todos se balancea cabalmente con la calidad del combate, la acción y el descubrimiento. Vamos, no es una idea perfecta, pero, esos riesgos te dan una sensación diferente que vale la pena aprovechar de alguna manera.

La personalidad detrás de The Falconeer

Un detalle que no debes perder de vista con The Falconeer es que fue creado por Tomas Sala. No suena a un nombre conocido, ¿verdad? Bueno, este señor es la mente detrás de varios mods muy famosos de Skyrim. Él desarrolló un estilo de arte muy particular que no ha sido igualado por nadie.

Ahora, The Falconeer luce bastante impresionante, especialmente en el apartado de los paisajes; así como te vas a topar con lluvia, rayos y truenos cayendo en un sombrío escenario o un hermoso atardecer que, al menos en Xbox Series X/S luce asombroso.

Asimismo, lo que brilla de la presentación de The Falconeer es su estilo de arte, el cual es único y muy bien trabajado. El único problema es que cuando la acción se pone muy frenética, no se logra notar y se pierde de alguna manera.

El concepto en general de la historia con tintes militares, el ambiente de guerra y los diseños de todo The Falconeer son lo que te hace quedarte un buen rato pegado al juego, ya que no es común toparse con esta clase de propuestas.

¿Vale la pena The Falconeer?

The Falconeer tiene suficientes argumentos para disfrutarse durante un buen rato. Descubrir nuevas armas, perseguir al enemigo, ser certero y acabar todos los capítulos trae una recompensa y eso es bastante satisfactorio, el problema es que la ejecución en general del juego no es la mejor.

Las mecánicas de juego, a pesar de que se sienten solidas, requieren mucho tiempo para que funcionen y eso puede resultar contraproducente. Volar no es sencillo, sin embargo, debes comprender que estás manejando un ave y no un avión. El trabajo de doblaje es bastante malo y queda a deber mucho.

El arte es punto y aparte. Es único y de una apariencia atractiva; no necesita ser espectacular o con efectos de partículas y explosiones, todo está muy bien cuidado, en general, podemos decir que se trata de verdad de un desarrollo único que tiene muchos defectos y virtudes.

¿Deberías jugar The Falconeer? Si eres fan de los juegos independientes, que arriesgan todo por presentar una experiencia diferente, entonces es un título que no te debes perder. Su precio no es tan elevado y lo puedes disfrutar en toda la familia de consolas Xbox y en PC. Si lo tuyo es lo seguro, lo mejor es verlo en alguna clase de oferta o tal vez en Game Pass, si lo llegan a agregar.