• compartir

Reseña: ‘Subnautica: Below Zero’– Una digna secuela para un juego difícil de superar

Resena-Subnautica

Subnautica: Below Zero

$279.99 pesos
8.4

Jugabilidad

8.5/10

Historia

8.1/10

Diversión

8.5/10

Gráficas y Sonido

8.6/10

Positivo

  • Una experiencia más dirigida.
  • Paisajes y música geniales
  • Historia entrenida.

Negativo

  • Menos contenido que su antecesor.
  • Vehículos funcionales pero no innovadores.

Un trabajo muy digno que vale la pena reconocer

Subnautica llegó oficialmente en 2018 para mostrarnos un survival fuera de lo común, pues en lugar de seguir la fórmula de juegos similares, llevó el reto nada más y nada menos que al fondo del mar.

Unknown Worlds logró imprimir esa sensación de miedo que nos provoca el océano, y de paso creó una aventura que muchos disfrutaron.

Tres años más tarde vuelven a arriesgarse con una fórmula similar, aunque esta vez en un entorno que combina el mar con fríos paisajes terrestres en Subnautica: Below Zero.

De vuelta al planeta 4546B en Subnautica: Below Zero

Subnautica: Below Zero nos lleva de vuelta al planeta de su predecesor, aunque esta vez en un entorno un poco diferente al que recordabas.

Nada más llegar te encontrarás con un paisaje ártico cubierto de nieve y capas de hielo, las cuales te pondrán frente a tu primer reto: sobrevivir a las bajas temperaturas.

Por suerte, el agua te ayudará a cumplir este objetivo, pero a cambio tendrás que lidiar con la falta de oxígeno.

Subnautica Below Zero Nieve

Estos elementos, combinados con la necesidad de comer y beber, te brindan las bases tan conocidas del género survival, aunque no cualquiera se lanza a un planeta hostil por gusto.

Subnautica: Below Zero te pone en los zapatos de Robin, una valiente chica que parte en un viaje para encontrar a su hermana Sam, quien formaba parte del equipo de investigación de Alterra.

Esta ligera trama es fundamental para comprender la serie de cambios realizados en esta secuela, pues aunque seguirás luchando por mantenerte con vida, esta vez tienes un objetivo más profundo.

Un survival con instrucciones paso a paso

La primera entrega de subnautica ya tenía un objetivo establecido; no obstante, te daba cierta libertad a la hora de elegir qué camino tomar para encontrarlo.

En Below Zero te encuentras con una historia definida que te guiará de forma un poco más lineal, aunque no por eso rígida.

Tu primera misión será encontrar un refugio, y una vez ahí deberás sacar tus dotes de explorador para encontrar minerales para crear y mejorar tu equipo, además de localizar engramas para desbloquear diseños.

Subnautica Below Zero

El cambio llega cuando te encuentras con las primeras misiones de la historia, las cuales te pedirán construir cosas específicas para seguir progresando.

Estos encargos vienen en forma de pistas y encadenan la forma en que debes crear ciertas cosas; por ejemplo, si debes explorar una zona profunda, debes crear un vehículo o aumentar la capacidad de tu tanque de oxígeno.

Un interesante cambio en la tecnología

Subnautica: Below Zero conserva muchos elementos y equipo de su antecesor, pero añade otros tantos que debes aprender a manejar.

Varias herramientas como el constructor de hábitats y el escáner siguen presentes, pero la inclusión de un detector de minerales, así como de una nadadera hacen que la supervivencia sea más sencilla.

En el apartado de los vehículos ahora tienes uno muy peculiar llamado Seatruck, el cual funciona como una especie de tren submarino al cual puedes añadirle módulos con diferentes funciones.

Subnautica Below Zero Seatruck

Este será tu principal aliado para las exploraciones más largas, aunque deberás ser muy cuidadoso para que llegue intacto a tu destino.

En segundo lugar tenemos al Snowfox, una moto de nieve que te ayudará a vencer los largos recorridos en tierra, y en más de una ocasión te salvará de morir congelado.

Cada uno de estos elementos cuenta con mejoras para aumentar su defensa contra amenazas o sus estadísticas, y creeme, son muy necesarias.

Subnautica: Below Zero sigue teniendo un planeta hostil

Conocer a detalle las especies marinas y terrestres que habitan el planeta 4546B es vital para tu supervivencia, pues mientras algunos peces y plantas servirán como alimento, otros buscarán devorar tus huesitos.

Las criaturas agresivas siguen estando ahí, ocultos en la oscuridad esperando atacarte, y por ello es importantísimo que estés al pendiente.

Subnautica Below Zero Monstruo

El oído es tu principal recurso para detectar amenazas, y por ello el trabajo en el audio es bastante bueno, logrando que sientas terror en cada momento con los sonidos ambientales y hasta la música.

Cada especie tiene su peculiar llamado, así que aprender a reconocerlos es súper importante.

Muchas bestias son del tamaño de una especie marina normal de la Tierra, pero otras son tan colosales que vas a querer salir corriendo al verlas.

Una historia que guía tu camino y tu experiencia

Como te mencioné al inicio de esta reseña, la historia toma un eje principal en Subnautica: Below Zero, ya que te marca el camino a seguir para que tu recorrido sea más amigable.

La trama propuesta es funcional, no muy impresionante pero tampoco mediocre, y en cierto punto notarás que se divide en tres vertientes que te revelarán detalles específicos.

La presencia y destino de Sam se ven aderezados con elementos que te ayudarán a descubrir qué ocurrió con los primeros habitantes del planeta, pero eso te toca descubrirlo a ti.

Subnautica: Below Zero es hermoso

Otro apartado digno de resaltarse es la construcción del mundo, el cual se nota que fue hecho con cuidado para brindarnos una experiencia inmersiva.

El mar está lleno de fosas a las cuales no siempre podrás acceder, a menos que cuentes con el oxígeno suficiente y el equipo necesario para explorarlas, y creeme, vale la pena hacerlo.

Tanto el entorno marino como el terrestre cuentan con su propia fauna y flora distribuida en diferentes secciones, muchas veces pensadas para que encuentres refugio si te pierdes.

Base Submarina

El uso de partículas y la iluminación precisa hacen que de verdad te sientas debajo del agua, y sobre todo que te de algo de miedo avanzar en el oscuro paisaje.

Los paisajes son realmente hermosos, y si a la fórmula le agregamos un soundtrack igual de bello, tenemos un resultado que puede relajarte mucho o hacerte sentir pánico.

Una secuela digna para un juego difícil de superar

Subnautica: Below Zero se muestra como una secuela bien elaborada, que retoma los aspectos básicos de su antecesor y les da un ligero retoque para darnos una nueva experiencia.

Lamentablemente, lo que propone no le alcanza para superar el legado del juego original, quedándose solo como un título muy aceptable con la diversión que esperábamos.

Los nuevos jugadores encontrarán en este título todo lo necesario para iniciar una aventura sin necesidad de conocer a la que lo precede, pero los veteranos de la saga sentirán que algo falta.

La historia te mantendrá ocupado un buen rato, y aunque puedes seguir explorando por tu cuenta, podría desesperarte tener una guía tan lineal.

Si eres seguidor de los juegos del tipo survival, Subnautica: Below Zero no puede faltar en tu colección, pero no esperes que sea superior a su precuela.

Te recomendamos:

    *Esta reseña fue realizada en PC.