• compartir

Malas noticias: No podrás expandir el almacenamiento del PS5 en lanzamiento

PS5

La compañía japonesa acaba de aclarar que deberás esperar a conseguir esa memoria que te permita darle más espacio de almacenamiento a la consola

Una de las dudas más grandes alrededor del PS5 tiene que ver con la expansión del almacenamiento interno de la consola. Hasta el momento sabemos que se tratan de SSD NVMe 2, pero, no sabemos exactamente cuáles serán las que funcionen con la consola.

¿Por qué tanto secreto? Bueno, de acuerdo con información revelada por The Verge, en un inicio el PS5 no tendrá esta bahía de expansión activada y hasta una futura actualización podremos usarla.

Vale la pena recordar que, en su momento, cuando se realizó la primera presentación formal acerca de todo lo que viene para el PS5, Mark Cerny declaró que la expansión del almacenamiento de la consola tardaría en ser habilitada porque se estaban haciendo pruebas para establecer un estándar para el SSD NVMe 2.

SSD para PS5
Parece que no tidas las NVMe M.2 serán compatibles con el PS5

Sería genial si eso sucediera antes del lanzamiento, pero es probable que esté un poco más allá de eso, así que esperen a obtener ese disco M.2 hasta que tengan noticias nuestras’, dijo Cerny sobre la expansión del almacenamiento del PS5.

También te recomendamos: Reseña: Xbox Series X – Hardware maravilloso que aún no muestra su potencial

Sony debería estar haciendo las pruebas para la expansión del almacenamiento del PS5

¿Qué está sucediendo en estos momentos? Mark Cerny explicó que no todas las SSD M.2 son lo suficientemente rápidas para mantenerse al día con la PS5, o lo suficientemente delgadas para caber en la bahía de SSD o compatibles con el controlador de entrada y salida de Sony.

En estos momentos, Sony debería estar haciendo pruebas para decidir cuál es el estándar correcto y que no va a mermar la experiencia de juego del PS5. Hasta que termine este paso, sabremos cuáles son esas memorias que servirán para expandir el almacenamiento interno.

Lo único que es un hecho es que vas a necesitar una SSD que tenga un ancho de banda de más de 5.5GB por segundo y que sea PCIe generación 4. Si a eso añadimos que no sea tan gruesa, seguramente servirá en el PS5, que es lo más importante.