• compartir

Reseña: ‘Immortals Fenyx Rising’ – Ubisoft demuestra su maestría con los mundos abiertos

Immortals Fenyx Rising

$59, 99 USD
8.1

Jugabilidad

8.0/10

Historia

8.0/10

Diversión

8.5/10

Gráficas y sonido

8.0/10

Positivo

  • Progresión de personaje, exploración de mapa y mecánicas de combate fluidas.
  • El juego te guía hacia donde ir, pero no arruina la experiencia de juego.
  • Un gran mundo abierto con personalidad propia.
  • Menús simples e intuitivos.
  • Buen balance en la dificultad de niveles.

Negativo

  • La propuesta narrativa puede no conectar con todos los usuarios.
  • El modelo de personaje luce extraño en ocasiones, especialmente en modo foto.

Conoce otra cara de Ubisoft, menos seria, pero igual de interesante

A Immortals Fenyx Rising lo conocimos originalmente como Gods and Monsters durante el E3 de 2019, y su desarrollo corrió a cargo de Ubisoft Quebec, por parte del mismo equipo que creó Assassin’s Creed: Odyssey. Dicho lo anterior, no sorprende la facilidad con la que este mundo abierto se torna interesante y único, aunque con elementos bastante familiares. 

El cambio de nombre hace más énfasis en el héroe o heroína que elijas ser, bajo el nombre de Fenyx, quien es la última esperanza de los dioses olímpicos y la humanidad (todos convertidos en piedra, por cierto), para derrotar a Tifón; el villano de esta historia y quien busca vengarse de Zeus, quien lo exilió en el Tártaro durante mucho tiempo. 

Con la ayuda de Hermes, Fenyx deberá hacer todo lo que se encuentre a su alcance para liberar a los dioses de las ataduras de Tifón, gracias a lo cual recibirá ciertas bendiciones que funcionan a manera de bonificaciones.

A través de misiones desperdigadas por todo el mapa de la Isla Dorada, con formato single-player y RPG, Immortals Fenyx Rising propone un estilo que ya conocemos bien: desde una tercera persona recorreremos el mundo del juego completando misiones para alcanzar una meta principal. A través del menú podremos personalizar nuestras armas, habilidades y mejoras extras que desbloquearemos conforme completemos ciertos retos.

Claro está que contamos con las ‘quest’ de la campaña principal, así como las tareas secundarias que, a medida que vamos descubriendo el mapa, se van acumulando; en este sentido, la propuesta de Ubisoft no desentona con su tradición de entregarnos títulos con la promesa de horas y horas de juego. 

Si te gustan los títulos de mundo abierto, misiones al por mayor, y te llama la atención la cultura griega, este juego es para ti.

El hijo perdido de Assassin’s Creed Odyssey y Breath of the Wild

Immortals Fenyx Rising rinde un homenaje a lo mejor de las mecánicas de exploración y jugabilidad de dos grandes títulos en cuanto a mundo abierto se refiere de los últimos años; con la ventaja que uno de ellos proviene justamente del mismo equipo que construyó la historia de Fenyx

Dividido en 4 regiones, cada una correspondiente a uno de los dioses olímpicos que debes liberar del poder de Tifón, tu misión es recorrer la Isla Dorada siguiendo la campaña principal, y dándole atención a las misiones secundarias, si es que lo deseas. 

No dejes de explorar los cofres, nunca sabes qué tipo de recompensa podrías obtener.

Eso sí, recordando que cada una de estas misiones tangenciales podría darte equipo o mejoras que harán tu camino heroico algo más sencillo. 

Fenyx cuenta con las alas de Dédalo, un dispositivo que te recordará a la exploración aérea que conocimos en Breath of the Wild; mientras que la revelación de los mapas se va dando de manera gradual a través de la conquista de puntos de gran altitud, justo como en Assassin’s Creed, ni que mencionar que incluso hay un par de guiños a los saltos de fe que todo asesino conoce.

Immortals Fenyx Rising

Planear por la Isla Dorada es toda una experiencia, que recomendamos altamente.

También contamos con una vista lejana que nos permitirá marcar puntos de interés en el mapa, como locaciones de cofres (que se desbloquean matando a enemigos o con pequeños puzzles); o minerales raros, necesarios para incrementar nuestros bloques de vida, por ejemplo.

Immortals Fenyx Rising es de esos títulos en donde te puedes pasar las horas explorando locaciones secundarias sin sentirte obligado a cumplir la historia principal.

La última esperanza del Olimpo se enfrenta a criaturas míticas

Los combates en el mundo abierto se valen de todas las criaturas míticas de las que alguna vez escuchaste en historias de glorias pasadas: cíclopes, minotauros, arpías y gorgonas son solo algunos de los peligros que tendrás que sortear. Unos más complicados que otros, y a los que podríamos dividir en dos grandes categorías: enemigos ligeros y pesados.

También te indicarán qué tipo de recompensas obtendrás dependiendo del color del enemigo.

La buena noticia es que a la par contarás con míticas armas, como el arco de Odiseo, la espada de Aquiles, y los brazaletes de Heracles. Mismas que podrás ir mejorando, o cambiado si es que encuentras un equipo que se adapte mejor a tu estilo de juego; y menos mal, porque algunos monstruos te atacarán hasta con elementos del entorno, así que no te sorprendas si de repente ves un tronco volando directamente hacia tu cabeza. 

El combate en Immortals Fenyx Rising se siente fluido y divertido, con una serie de combos que te permiten hacer gala de tus habilidades tanto con armas ligeras, como tu espada, como los ataques más pesados del hacha, pasando por la seguridad de los ataques a distancia con el arco. 

Claramente este enemigo no es uno de los que te encontrarás paseando en el bosque.

Fenyx no es puro músculo, también usa la cabeza

Lejos del mundo abierto, nuestros retos principales se encontrarán en las Cámaras del Tártaro, una serie de mazmorras con mecánicas de puzzle que integran los típicos elementos de accionar palancas que activan ciertos mecanismos, como crear corrientes de aire, plataformas móviles o desbloquear obstáculos.

Immortals Fenyx Rising

En las cámaras más complicadas también enfrentarás un par de enemigos.

Me hubiera gustado traer una mejor toma, pero estaba concentrada en… no morir.

Una vez superados adquiriremos los rayos de Zeus, uno de los tantos elementos que nos servirán para mejorar a Fenyx, en este caso, a su resistencia. Aquí también encontrarás cofres de tesoro con equipo o materiales necesarios para mejoras. 

Fuera de las cámaras también hay otro tipo de puzzles que te recompensarán de igual manera y te exigirán distintos tipos de pensamiento lógico; algunos más interesantes que otros, pero seguramente te tendrán pensando un par de minutos. 

Este tipo de retos fueron de mis favoritos.

En este apartado, tanto en combates como en puzzle, y en general en el ritmo del juego, Ubisoft hizo un gran trabajo con los niveles de dificultad, ya que si te interesa una aventura a lo Assassin’s Creed sin usar tanto la lógica de acertijos, puedes irte por el nivel fácil o normal; mientras si lo tuyo son las plataformas y obstáculos intrincados, puedes ir a lo difícil.

El árbol de habilidades RPG, la vieja confiable

Como en todo título de acción con tintes RPG, Immortals Fenyx Rising ofrece un árbol de mejoras a las armas que te permitirá priorizar y mejorar aquellas con las que mejor te vaya en combate. De la misma manera, hay un árbol de habilidades divinas que funcionan como ‘ataques especiales’; estos árboles se desbloquearán a través de las monedas de Caronte, obtenidos a través de los puzzles del mundo y el cumplimiento de ciertas misiones.

Los números de daño y defensa pueden optimizarse a través de gemas, obtenidas como recompensa en combate.

En cuanto a las estadísticas de salud y aguante necesitarás recursos como los rayos de Zeus (obtenidos en las Cámaras del Tártaro) y la Ambrosía (desperdigada por el mundo) para optimizarlos. 

Como puedes leer, la progresión del personaje está ligada enteramente a tu exploración del mundo, y ese es uno de los puntos fuertes del título: siempre hay algo por hacer y siempre hay algo por recolectar, recuperar o liberar; pero todo sin llegar a sentirse abrumador.

Immortals Fenyx Rising

Además, sin tener gráficos hiperrealistas, Immortals Fenyx Rising logra cumplir con escenarios acogedores y salvajes en todo su esplendor, ayudado más por la atmósfera llena de colores vibrantes y lo inmenso de su mundo. 

Este Ubisoft se siente diferente y conocido a la vez, y se agradece que podemos notar la diferencia entre Immortals Fenyx Rising y Assassin’s Creed Odyssey, a pesar de la conexión tan cercana con la inspiración griega.

El hilo conductor de la historia: Una narrativa que puede no ser para todos

La historia de Fenyx y su travesía para liberar a los dioses de Tifón se cuenta a través de la narración hecha por Zeus y Prometeo, quienes resultan ser bastante peculiares con ciertas dosis de alivio cómico tras la tensión de la aventura. 

Con docenas de referencias a la mitología clásica, Zeus se pinta como siempre lo hemos sabido: prepotente, egoísta y propenso a los caprichos; mientras que Prometeo aparece como su contraparte y la voz del sentido común. 

Si bien la historia no es el punto más destacable de este título, el acercamiento cómico resulta interesante y refrescante a momentos; sin embargo, para algunos quizá esta fórmula no funcione del todo y termine rompiendo el ritmo. 

Nuevamente, Immortals Fenyx Rising es un título en el que el propio Ubisoft no se lo toma tan en serio, ¿por qué tú sí?

https://www.tierragamer.com/assassins-creed-valhalla-historia-real/

Otra cuestión que puede incomodar a veces es la postura y el modelado del personaje en ciertas posiciones, se ve un poco acartonado, pero esto cambia al momento del combate o al correr, en donde luce mucho mejor. Algo similar pasa con otros personajes en ciertas escenas o diálogos, aunque tendrías que fijarte mucho en esos aspectos (como yo) para que te resulte extraño de ver.

En el camino a héroe griego, pero pasito a pasito

Algo que me gustó mucho de este título es que te lleva de la mano, pero sin arruinarte la experiencia. La exploración de mapa y la continuidad de la campaña, a la par que las misiones y retos secundarios se sienten bien delimitados; entonces no te vas a ir enfrentar con enemigos más fuertes que tú sin querer. 

Immortals Fenyx Rising

Porque en este mundo también hay niveles en la belleza de las monturas.

No te vas a sentir perdido, sin saber qué hacer o sin nada que explorar, y aunque la progresión de personaje, historia y mapa es bastante fluida, no es como si el juego te diera todas las respuestas.

Hay sorpresas, por supuesto, y esto me parece un gran logro por parte de Ubisoft. Si tuviera que definir a Immortals en un par de palabras, serían fluidez y equilibrio

Te recomendamos: Reseña: ‘Assassin’s Creed Valhalla’- Uno de los mejores juegos de la saga desde Black Flag.

Ubisoft demuestra por qué se le dan tan bien los mundos abiertos

Immortals Fenyx Rising es un título de mundo abierto con una progresión de personaje, exploración de mapa y mecánicas de combate que se sienten fluidas, con pistas para el usuario que no arruinan la experiencia de juego, y con decenas de cosas por hacer todo el tiempo en un mundo gigantesco y vibrante.

Así como un menú de mejoras y un árbol de habilidades bastante intuitivo y claro, el juego no se complica en esta parte, pero logra captar tu atención para que continúes haciendo misiones que te permitan volverte más fuerte.

A pesar de ciertos comentarios sobre su fuerte inspiración en otros títulos del género, como Breath of the Wild, en realidad sí se siente distinto y toma su lugar como una aventura de puzzles y mundo abierto por derecho propio. Se nota la calidad y la experiencia del equipo que está detrás, el homenaje a la Grecia antigua y los mitos olímpicos están excelentemente desarrollados.

Los problemas con este título son menores, y en realidad no arruinan la experiencia de juego. 

Immortals Fenyx Rising es un título que nos muestra por primera vez otra cara de Ubisoft de la que queremos conocer más. 

Immortals Fenyx Rising

Y como cereza del pastel, la personalización del personaje y los cosméticos son un 10/10.

Recuerda que ya puedes jugarlo en Xbox Series X, Xbox One, Playstation 5, Playstation 4, Nintendo Switch y PC.

Esta reseña se realizó con una copia proporcionada por Ubisoft para Xbox Series X.