• compartir

¿Por qué deberías probar la nueva trilogía de Hitman?

Un trío de títulos se abre camino a Game Pass

Este 20 de enero, el servicio de Xbox Game Pass abre sus puertas a las más recientes aventuras del Agente 47. Hitman Trilogy llega con cada una de sus entregas para que estas puedan ser disfrutadas por los 25 millones de suscriptores con los que ya cuenta este producto de Microsoft.

Hitman

Desde que se anunció que la más reciente trilogía de Hitman llegará a este servicio, ha incrementado el interés por esta franquicia. Si eres de los que aún no han probado estos títulos, aquí te decimos por qué deberías aprovechar esta oportunidad de ponerte en los zapatos de un asesino internacional.

Lo que debes saber de Hitman

La franquicia de Hitman ya lleva años en el mercado. Su primera entrega llegó en el año 2000, en ella conocimos al Agente 47 y la jugabilidad que predominaría en la saga hasta el día de hoy.  Aquí tomas el papel de un asesino internacional que debe eliminar a sus objetivos como le sea posible. Además, cuentas con diferentes herramientas y la habilidad de disfrazarte.

Con los años vinieron numerosas secuelas que ampliaron y mejoraron sus mecánicas de juego. Cabe recalcar que Hitman es un título más enfocado hacia el sigilo. Si bien es posible ponerte como Rambo en algunas ocasiones, tu desempeño será mejor calificado si eres prácticamente un invisible ángel de la muerte.

Hitman III

Con la llegada de Hitman Absolution en 2012, los fans tuvieron una experiencia que no fue del todo de su agrado. Algunos elementos aún estaban ahí pero las misiones eran más lineares, la acción más abundante y los objetivos más simplificados. Fue una desviación que no gustó del todo, lo cual seguro hizo que sus desarrolladores replantearan su futuro.

Cuatro años después llegó la primera entrega de esta nueva trilogía, la cual tomó todo lo que convirtió a los juegos originales de Hitman en clásicos. No sólo eso, sino que mejoró todos sus elementos y nos ha dado algunas de las mejores entregas del Agente 47 años.

¿Pistola con silenciador?, ¿Explosiones?, ¿Algo más creativo? La decisión es totalmente tuya

Ya habíamos mencionado que Hitman se enfoca al sigilo, pero también a la creatividad. No hay una sola ‘respuesta correcta’ a la hora de eliminar a tus objetivos. Puedes hacerte pasar como un de sus guardaespaldas hasta que estés en un cuarto solo con él, envenenar el vino que pidió o atraerlo hacia un piano que caerá sobre él. Las posibilidades son muchas e incluso hay cientos de videos que muestran muertes que podrían estar en 1000 maneras de morir.

Hitman le ofrece demasiada libertad a su jugadores para completar sus contratos sin mencionar que sus escenarios son muy bellos y variados. Esto impulsa mucho su rejugabilidad, pues constantemente estarás encontrando nuevas maneras de pasar desapercibido. Explorar te dará nuevas rutas de escape y creativas formas de asesinar.

Por si fuera poco, la historia del trío de títulos es bastante interesante y seguro te mantendrá enganchado desde el inicio del primer juego hasta el final del tercero.  Las combinación de su jugabilidad con su historia los convierte en experiencias que llegan a ser adictivas. Aunque tal vez no sea lo que usualmente juegas, te recomendamos darles una oportunidad.

Eso sí, puede llegar a tomarte algo de tiempo acostumbrarte a su jugabilidad más metódica y en ocasiones llegan a ser bastante retadores. Sin embargo no logran ser tan difíciles que llegan a desesperarte, y seguramente con horas de práctica podrás superar fácilmente cualquier reto. Quizás hasta te conviertas en el Agente 48. ¿Te animarás a probar la trilogía de Hitman ahora que la conoces mejor?

Para más contenido sobre videojuegos, te recomendamos: