• compartir

Cruella tiene escena post-créditos y esto es lo que significa

Cruella y el significado de su escena post-créditos

Si ya viste Cruella y no sabes qué pensar de la escena post-créditos que tiene, te aclaramos tus dudas. Es una referencia muy directa

Desde el pasado 28 de mayo está disponible en cines seleccionados, y a través de Disney+, la película de Cruella. Aunque parece que la taquilla mundial la recibió de una forma moderada, todavía falta por conocer cómo le ha ido a este servicio de video en demanda, donde está como Premier Access.

El caso es que muchos esperan oír acerca de una secuela, y bien podría haber un indicio al respecto. Pero hablar del asunto es cosa de…

–o AVISO DE SPOILERS o–

Técnicamente, es posible que haya una segunda parte, aunque bien podría decirse que ya existe. ¿Por qué lo decimos? Todo debido a su escena post-créditos, pero para eso hay que decir algunos spoilers.

El caso es que en la historia de este filme, Cruella de Vil (Emma Stone) busca hacerse de un lugar en el mundo de la moda londinense. Su gran creatividad atrae la atención de la Baronesa von Hellman (Emma Thompson).

https://www.tierragamer.com/cruella-exito-joker/

El problema para la baronesa es que no se da cuenta que a quien admira en realidad es Estella Miller, quien busca vengarse en su contra. Hacia el final de Cruella lo logra con creces. Así termina viviendo en la lujosa mansión a la que llama Hell Hall.

Es una triunfadora, pero no puede olvidar su obsesión con los perros dálmatas debido a lo que pasó en su infancia. Y la escena post-créditos tiene mucho que ver con eso. Ella le hace un regalo a una pareja.

La escena post-créditos de Cruella, explicada

Se tratan de la periodista Anita Darling (Kirby Howell-Baptiste) y el abogado metido a compositor Roger (Kayvan Novak). Lo que reciben de Cruella son un par de cachorros de dálmata, Pongo y Perdita.

Son precisamente los perros de la película clásica animada de 101 Dálmatas, y de su adaptación live-action, en la cual el papel de Cruella de Vil fue interpretada por la gran actriz Glenn Close en 1996. Incluso esta cinta llegó a tener una secuela.

Esta escena post-créditos plantea dos escenarios. El primero, y que es el más lógico, es que Disney quiso conectar Cruella con uno de sus éxitos animados y live-action, ya que se trata de una precuela.

El segundo, es que tiene planes para una continuación, la cual sería una nueva versión de 101 Dálmatas. Cualquiera de ambos escenarios funciona, pero es decisión de la compañía elegir cuál es el más adecuado. Veremos qué decide hacer.