• compartir

Dragon Ball: Revelan 8 fusiones que nunca sucedieron

Dragon Ball: Revelan X fusiones que nunca sucedieron

No, esa fusión de Bulma con Milk no es oficial a pesar de que otros medios te lo digan. Conoce la verdad de esas y otras mezclas raras de Dragon Ball.

En días recientes cobraron relevancia una imagen en la que vemos la fusión de Bulma y Milk (Chichi en Japón). Algunos atribuyen dicho diseño a Dragon Ball Heroes, un juego arcade de cartas muy popular en el país del Sol Naciente. O a propaganda de Dragon Ball Fusions, un título del N3DS que salió hace tiempo y que tenía fusiones muy locas. Sin embargo, todos están equivocados.

Dragon Ball: Revelan X fusiones que nunca sucedieron

Cosas que nunca pasaron en realidad

De hecho, después de realizar una investigación descubrimos que la imagen en cuestión es parte de un conjunto que se publicó por primera vez en línea entre 2008 y 2010. Pero al tratarse de una página escaneada en realidad es algo mucho más viejo. Proviene de una revista que se lanzó en 1995, casi al final del anime de Dragon Ball Z. No estamos muy seguros acerca de quien es el autor de ese y otros diseños.

Hay algunos muy locos, como la fusión de Milk con Mr. Popo, o de Goku con Gregory. Sí, esas ya son aberraciones de verdad. Da la impresión de que se tratan de fan art enviados por los lectores de dicha revista. Es por lo mismo que la posibilidad de ver algo así en el manga, anime o incluso los videojuegos basados en los Guerreros Z es muy remota. Así que solo se quedará como un “sueño guajiro”.

Fusiones de Dragon Ball no oficiales

Lo que nos preocupa un poco es que diversos medios que han compartido esta noticia simplemente la publican sin más, como tomándola como algo oficial. Incluso no falta quienes dicen que sería algo que llegará a Dragon Ball Xenoverse 2 sin tener ninguna prueba al respecto. Como si Bandai Namco o Dimps fuera a desempolvar algo que ya la mayor parte de los fans japoneses olvidaron hace mucho tiempo.

Es bonito soñar con la fusión de Bulma y Milk, a la que algunos llaman Bulchi. Pero nos preocupa que se publique cualquier cosa que aparece en línea sin buscar la fuente de donde viene. A nosotros solo nos tomó 15 minutos rastrear la fuente original de la información. Aunque es claro que en este caso la barrera del idioma puede hacernos pensar cosas que en realidad no lo son.