• compartir

¿Mejoraría? Así se vería Dragon Ball Evolution si fuera un anime

Así se vería Dragonball Evolution si fuera un anime

A través de un artista aficionado tenemos una idea de cómo podría verse la película de Dragon Ball Evolution como si se tratara de un anime

Dragon Ball Evolution es posiblemente una de las peores aberraciones que han llegado al cine. Con su 15% de promedio en Rotten Tomatoes, es un insulto para cualquier fan de Dragon Ball.

Un bodrio infumable que debería darle vergüenza a cualquiera de las compañías productoras. No sabemos cómo fue que semejante cinta fue aprobada, pero es el reflejo de todo lo que puede salir mal en una adaptación desde el mundo del manga y anime.

Evolution es una terrible adaptación

El equipo responsable esperaba que se volviera un éxito, y hasta tenía planeada una secuela. Por suerte, nunca se hizo realidad. Esta cinta tuvo un costo de $30 millones de dólares, y cuando terminó de exhibirse apenas pasó de los $58 millones.

Muchos todavía no saben como el cineasta Stephen Chow, responsable de éxitos de culto como Shaolin Soccer y Kung Fu Hustle, pudo producir algo tan malo y mediocre. Es una clara mancha en su carrera.

https://www.tierragamer.com/krillin-yamcha-ten-super-saiyajin/

  • ¿Que habría pasado si Dragon Ball Evolution hubiera sido una película de Dragon Ball tradicional? Es decir, un filme animado de parte de Toei Animation o alguna compañía.

Quizá la recepción de parte de los fans hubiera sido más leve, en especial si se hubieran manejado las cosas como una reinterpretación más que otra cosa. El caso es que gracias a un artista aficionado tenemos una idea de cómo podría verse algo así. Su diseño lo compartió en Reddit.

Así se vería Dragon Ball Evolution si fuera un anime

Imaginando la película como el anime de Dragon Ball

En este aporte de Due_Bandicoot_5940 podemos ver a actores como Justin Chatwin, Emmy Rossum, Jamie Chung y Chow Yun-Fat como si fueran personajes del anime.

Está retomando un poco del estilo de Akira Toriyama para recrearlos, pero aportando un poco de su propia ‘cosecha’. La ilustración no está nada mal. Es una especie de mezcla entre los diseños del manga y anime con el aspecto de los actores. A simple vista funciona.

El mayor problema con respecto a Dragon Ball Evolution fue que no respetó en modo alguno a Dragon Ball. El guion es malísimo, y eso es algo que el mismo guionista a cargo, Ben Ramsey, ha admitido.

De hecho, su carrera después de esta película no destaca mucho. Llegó al grado de pedir disculpas públicas en el 2016, y reveló que después de este filme, recibió gran cantidad de correos de fans enojados de todo el mundo. Una pena que haya sufrido algo así.

Fuente.