• compartir

Crítica: ‘Batman: Soul of the Dragon’ – Música funk y dioses reptilianos que funcionan de maravilla

DC hizo una apuesta arriesgada que nos gustaría se repitiera más veces

Si tuviera que describir a Batman: Soul of the Dragon en una línea para recomendarla (y vaya que sí lo haré), sería la siguiente: Batman como hilo conductor para una historia llena de artes marciales y profecías místicas de serpientes gigantes, con toda la esencia de Bruce Lee en Operación Dragón, mientras hay música funk de fondo.

En pocas palabras, si te gustan las historias de artes marciales sobre un viejo maestro que entrena a un grupo de discípulos -cada uno lidiando con sus demonios internos y superándolos-, y además eres fanático del Caballero de la Noche, el ambiente de Chinatown y los 70s, debes ver esta cinta.

Batman: Soul of the Dragon se inspira en los personajes pertenecientes al universo de DC de los 70s, y de una vez te decimos que Bruce Wayne no es el protagonista, solo es uno más de los aliados de verdadero protagonista de la historia: Richard Dragon.

Este personaje puede no ser conocido para los lectores modernos de cómics, ya que hizo sus primeras apariciones en 1974 y 1975, con la más reciente en 2013. No obstante, la manera en la que utilizaron tanto a Dragon, como a sus aliados: Batman, Tigre de Bronce y Lady Shiva hará que te intereses por este personaje y este microuniverso de DC.

No es un Elseworld, pero se siente como uno

Ambientada en los 70s, la desaparición de un maestro de las artes marciales inicia una serie de misiones que deben ser cumplidas por sus disciplinados y brillantes (aunque separados) estudiantes, entre los que se incluye Batman.

Como seguidor de Batman esta cinta es una de las pocas películas recientes en las que se le da un tratamiento más cálido a Bruce, ya que tiene una representación más humana y cooperativa, en comparación con el Vigilante de Gótica duro y frío que casi siempre vemos.

Por otra parte, si Lady Shiva es uno de tus personajes favoritos dentro del universo de Batman esta cinta le da el protagonismo que se merece, y como fan de DC se siente bien que Warner Bros. se esté animando a traer proyectos tan diversos como estos.

Incluso si no tienes idea de cómics o de otros personajes más que Batman, esta película sigue siendo igual de disfrutable y entretenida, la puedes ver con amigos y familia que no sean seguidores de DC o Batman e igual la entenderán.

https://www.tierragamer.com/superman-man-of-tomorrow-critica/

Una propuesta diferente que funciona y nos deja pidiendo más fuera del canon de Batman

Dado que se enfoca bastante en enfrentamientos marciales, la animación está muy bien cuidada en ese aspecto, y un apartado que sin duda se lleva las palmas es la banda sonora, bastante ‘lucha contra el crimen con solo mis puños, pero sin olvidar el estilo funk’.

Sam Liu es el director detrás de esta bocanada de aire fresco en el mundo animado de los superhéroes, con una cinta que lanzó a la licuadora el kung-fu, la moda setentera con patillas y pantalones acampanados incluidos, así como ninjas, espadas místicas, dioses serpiente destructores de mundos, funk, y por supuesto, Batman.

Una cinta que funciona increíblemente bien, de esas rarezas que se agradecen y que tiene a los fans pidiendo a gritos más contenido spinoff a lo Elseworlds.

Batman: Soul of the dragon crítica.

Recuerda que Batman: Soul of the Dragon ya está disponible en el catálogo de Cinépolis Klic.

Te recomendamos: Crítica: ‘DC Showcase: Batman: Muerte en la familia’ – Simple pero cumplidora con los fans de Batman.