¿Wolverine, eres tú? Joven se inyecta mercurio para imitar al superhéroe de Marvel

El dominio del cine de superhéroes

Desde que inició el MCU con Iron Man, Marvel ha estado dominando el mundo del cine. Al ver el éxito que estaban teniendo con las adaptaciones de sus superhéroes de los cómics decidieron darnos cada vez más. Además de que otros estudios se subieron al tren de este género por lo que hemos visto toda clase de superhéroes desfilar por la gran pantalla.

Al estar constantemente viendo a los héroes de Marvel y demás, es normal que algunos lleguen a preguntarse cómo sería tener superpoderes. Seguro muchos de nosotros deseamos escalar por las paredes, tener poderes regenerativos o volar, pero sabemos que es fantasía y, por el momento, no se puede lograr. Pero un adolescente decidió probar suerte para tratar de conseguir sus propios poderes. 

Las locuras de un chico para ser un héroe de Marvel

De acuerdo con un informe médico que fue publicado en el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, un joven de 15 años decidió conseguir superpoderes, inspirado por un superhéroe de Marvel. Según relatan, el chico comenzó su ‘proceso’ después de ver una película de Wolverine.

Wolverine es uno de los superhéroes de Marvel más populares y conocidos. El mutante fue inyectado con el metal ficticio, adamantio, el cual se adhirió a su esqueleto para hacerlo más resistente y le volvió casi indestructibles sus garras naturales. Seguramente el chico vio X-Men 2 o X-Men Orígenes: Wolverine, que es donde vemos los inicios del personaje.

El chico fue atendido por unas úlceras que aparecieron en su cuerpo. Una vez que fue cuestionado por los médicos, el chico reveló la verdad: se había estado inyectando mercurio de un termómetro, para tener los poderes de Wolverine. Afortunadamente el mercurio, que es un metal altamente tóxico, se alojó a un nivel subcutáneo por lo que no causó daños severos al joven. Debería saber que él no tiene los poderes regenerativos del héroe de Marvel.

Además de la revelación de las inyecciones de mercurio, los médicos también descubrieron que el chico tenía un historial  de dejarse picar por arañas. Esto lo hacía con la esperanza de convertirse en otro de los héroes más queridos de Marvel, Spider-Man. Lo bueno es que no tenía una araña radiactiva a la mano.

En el informe, los médicos parecen sorprendidos al decir que el chico no tenía ningún problema psiquiátrico y contaba con un coeficiente intelectual normal. Tal vez sólo quería desesperadamente tener superpoderes y no se dio cuenta del daño que le hacía a su cuerpo. Ahora seguro le vas a echar un ojo a tu hermanito que quiere ser Hulk.

Si quieres más noticias, te recomendamos:

[Fuente]

JovenMarvelMercurioWolverine
Comentarios (0)
Añadir comentario