Tokyo Revengers rompió así los estereotipos del amor gay y la masculinidad tóxica

Este artículo contendrá spoilers del manga y de las parejas que este tiene

Tokyo Revengers es la más reciente saga escrita por Ken Wakui. Esta historia de pandillas, viajes en el tiempo, familia, amor y amigos ha logrado convertirse en una de las franquicias más exitosas. Y, tal vez uno de los factores que ha servido para impulsar su éxito han sido las relaciones entre sus personajes, especialmente su amor.

Ahora, la primera relación que vemos en Tokyo Revengers es la de Takemichi Hanagaki con Hinata Tachibana: Tras haber perdido contacto con ella durante varios años, descubre que ha sido asesinada por la Tokyo Manji Gang. Y, tras descubrir que puede viajar al pasado, se convierte en alguien decidido a salvarle la vida, sin importar si ella lo sabe o no.

Para lograr su cometido está dispuesto a ir a las últimas consecuencias, poniendo su propia vida en peligro hasta convertirse en el líder de la Tokyo Manji Gang. Y, del mismo modo, Hinata Tachibana está dispuesta a defender a Takemichi de cualquier peligro, incluso en contra del personaje más poderoso en Tokyo Revengers.

De hecho, más de una vez es ella quien lo rescata.

Pero, esto no es sorpresa. En entrevista con Glénat, el propio Ken Wakui acepta que ella es su personaje favorita de Tokyo Revengers. Quiso representar a una mujer heroína fresca dentro de la propia industria del manga. De hecho, esta no es la única relación afectuosa y de amor que hemos visto a lo largo de esta saga.

Incluso, muchas de ellas rompen con los paradigmas dentro del manga especialmente cuando se trata de dos hombres.

Mikey x Draken, es más fácil matar a una persona que amar a un hombre

La segunda relación de amor que vemos en Tokyo Revengers es la de Mikey y Draken, las dos cabezas de Tokyo Manji Gang. Haciendo un paralelismo con Takemichi y Hinata, ambos personajes están unidos tanto emocional como fraternalmente. Draken estaría dispuesto a hacer lo que sea para salvar la vida de Mikey, sin importar lo que le pueda pasar.

Este tipo de relaciones son únicas dentro de pandillas, Ken Wakui, el autor de Tokyo Revengers conoce de primera mano el tipo de ambiente de hiper masculinidad, machismo y misoginia que puede existir entre motociclistas japoneses (bosozoku). Así que, la relación de amor, confianza y fraternidad entre Mikey y Draken es algo especial.

Al ser las bosozoku mayormente dominadas por hombres, existe una necesidad de demostrar la dominación y el poder a través de una hiper masculinidad que impide este tipo de relaciones afectivas homosexuales (entre personas del mismo género).

De acuerdo al investigador Sato Ikuya, la forma de relacionarse suele ser a través de las agresiones físicas, además del miedo, el control y el dominio a través del poder.

De hecho, en el propio Tokyo Revengers vemos muestras de este tipo de hiper masculinidad y relaciones tóxicas entre pandilleros.

Por ejemplo; mientras la relación entre Mikey y Draken se basa en un afecto mutuo, amor, cariño y respeto, a lo largo de la obra vemos como Tetta Kisaki basa sus relaciones con otros hombres a base del miedo y la dominación. Durante gran parte del manga es el villano al que todos los pandilleros temen. Ese tipo de relaciones suelen ser la norma.

Pero, ¿por qué el amor entre Mikey y Draken es tan especial? El documental salvadoreño Imperdonable nos responde esta duda: ‘Es más fácil matar a una persona que amar a un hombre’. En ese filme, conocemos una relación gay entre dos pandilleros y las consecuencias que su relación tiene en organizaciones profundamente machistas y homofóbicas.

Que un pandillero sea sospechoso de ser gay, puede ser razón suficiente para ser asesinado. Y, cualquier tipo de relación ligeramente sana entre dos hombres puede ser tomado como una señal de ser homosexual.

Así que, Mikey y Draken teniendo una relación afectuosa, en la que cuidan uno del otro hasta cortarse el pelo entre sí, es una representación de un amor entre dos hombres que retaría al mundo de las pandillas.

Más aun, en un país profundamente homofóbico como Japón en el que los asesinatos a hombres gay es algo común. Y, Ken Wakui lo sabe porque vivió en ese mundo.

Mitsuya x Hakkai, el amor de familia

Si Mikey y Draken representan un amor fraternal y emocional entre dos hombres en Tokyo Revenger, Mitsuya y Hakkai muestran cómo este amor puede crecer a lo largo de una vida. En su arco, Hakkai es un pandillero que decide unirse a la Tokyo Manji Gang por su admiración y amor hacia Mitsuya.

Hakkai le hace saber a Takemichi cada uno de los detalles que ama de Mitsuya, desde cómo combate, cómo lidia con sus problemas, cómo trata a su familia, la manera en que toma decisiones y hasta cómo se ve.

De hecho, en el capítulo 78 de Tokyo Revengers, Yuzuha, la hermana de Hakkai le confiesa a Takemichi que su amor por Mitsuya ha crecido durante el tiempo que se han conocido.

Incluso, le muestra que su hermano tiene una foto de Mitsuya en su teléfono para demostrarle cuánto le gusta.

Sin embargo, no todo puede salir tan bien. Como mencionábamos antes, tanto Japón como el mundo del bosozoku pueden ser ambientes fuertemente machistas y homofóbicos que violentan a cualquier tipo de relación afectuosa entre dos hombres. En Tokyo Revengers, vemos esto a través de Taiju Shiba, el hermano mayor de Hakkai.

Después de que sus padres fallecieran, él tomó el papel de la cabeza de familia. Y, como tal, trata de ‘educar’ a su hermana y hermano menor como mejor cree. En su caso, decide el camino de la violencia intrafamiliar y la justifica a través de un dogma religioso cristiano. Este tipo de agresiones aumenta cuando Mitsuya es mencionado, pues Taiju reconoce el tipo de relación que tiene con su hermano.

Esto no es algo nuevo. De hecho, Human Right Watchs menciona que gran parte de las personas de la comunidad LGBT en Japón han sufrido un tipo de exclusión o violencia por familiares y seres cercanos.

Al igual que Taiju de Tokyo Revengers, ese tipo de persoans lo hacen bajo la justificación de ‘educar’ sobre cómo deberían actuar realmente.

Afortunadamente, la violencia que ejercía Taiju es detenida por la Tokyo Manji Gang. Al final, Mitsuya logra celebrar las fiestas junto a Hakkai y su familia, superando el tipo de trauma que habían sufrido por su tipo de relación.

Para nadie dentro de la pandilla le era ajena su relación, Mikey logra predecir que en el futuro Mitsuya se convertirá en un diseñador de moda. Y, Hakkai se convertirá en modelo con tal de estar el mayor tiempo con él porque le gusta.

Chifuyu y Baji, el amor en la marginalidad en Tokyo Revengers

Un problema que trae a la mesa Tokyo Revengers como el documental salvadoreño Imperdonable es que las relaciones afectuosas entre hombre pueden traer consecuencias graves, especialmente en comunidades que han sigo marginalizadas por la sociedad.

Y, que este tipo de relaciones son invisibilizadas por los principales medios. De hecho, Imperdonable es el primer documental de su tipo.

Así que, las formas de expresar sus emociones no siempre corresponden a aquellas formas a las que nos hemos acostumbrado. Tal es el caso de Chifuyu y Baji. Su relación está forjada a través de la pelea y el conflicto entre pandillas.

En Tokyo Revengers, Baji quiere dejar de ser un pandillero y convertirse en una persona común, por lo que recibe la ayuda de Chifuyu para ello. Sin embargo, él no puede escapar del círculo de violencia en el que se encuentra. Por eso es que la forma de demostrar sus afectos es a través de combatir uno al lado del otro.

A pesar de este comienzo, su tipo de relación no es menos sincera que aquellas que podemos ver en otros animes como la de Touya y Yukito en Sakura Card Captor o entre Takemichi y Hinata en Tokyo Revengers.

Así que, muchas veces Baji no sabe cómo expresar sus emociones fuera de la ira y la pelea. Por esto es que, a su manera, aleja a Chifuyu del peligro y lo protege de la manera que mejor cree. Aunque, no sea una manera típica de demostrasr afecto.

A pesar de esto, solamente a Chifuyu puede entablar otro tipo de conversaciones que con ningún otro personaje en Tokyo Revengers puede. Incluso en sus últimos minutos de vida, decide pasarlos a su lado.

Y, como un pequeño gesto de cariño, le dice: ‘Me gustaría un poco de peyoung yakisoba justo ahora’. Es decir; compartir la comida con la que empezaron su relación.

De hecho, una de las decisiones que tomó Chifuyu a partir de su relación con Baji fue el de abrir una veterinaria para cuidar a los animales como los gatos que dejó tras su muerte.

Analistas como Marina Golondrina hablan más hondamente sobre la marginalidad en Tokyo Revengers:

Inui x Koko, el beso en escena de Tokyo Revengers

Una de las relaciones más explícitas en Tokyo Revengers es la de Koko e Inui. Quienes tienen el segundo beso en escena, solamente depués de sus protagonistas Takemichi y Hinata.

En un inicio, eran dos amigos que crecieron juntos. Y, Koko estaba enamorado de la hermana de Inui, Akane a quien le promete que la protegerá por siempre.

Sin embargo, ella no corresponde a ese tipo de sentimientos. Además, reconoce que los niños pequeños suelen decir palabras como amor o casarse, aunque no siempre sepan lo que esto significan.

Así que, cuando en Tokyo Revengers estaba a punto de besarla, ella lo detiene diciéndole: ‘Solamente deberías besar a la persona que te gusta’. Esta sería una forma de rechazar a alguien explícitamente.

Desafortunadamente, aunque Akane le dijo que lo esperaría, un incendio le quitaría la vida. De ese trágico evento, solamente sobreviviría Inui, salvado por Koko.

A partir de ese momento, él juro protegerlo. Ambos personajes se cuidarían y estarían juntos hasta el final del arco de Tenjiku.

Finalmente, Koko cumplió su promesa de ‘solamente besar a la persona que le gusta’, besando a Inui mientras estaba ‘dormido’. Esta ha sido una de las pocas escenas en Tokyo Revengers en los que hay un beso explícito entre dos personajes (indiferentemente de su género).

En Japón, las muestras de afecto en público están socialmente mal vistas. Así que, poner este tipo de cuadros es obviamente una representación del amor gay entre dos hombres en Tokyo Revengers. Esta fue una decisión que Ken Wakui tomó.

La despedida

Ken Wakui es un autor capaz de crear personajes complejos y profundos en Tokyo Revengers. Así que, no es sorpresa que después de años de conocerse, tanto Koko como Inui sean personajes que puedan expresar sus emociones de maneras no violentas. Incluso cuando tienen que despedirse uno del otro.

Sin embargo, ¿Tú qué piensas? ¿Crees que Ken Wakui tomó este tipo de decisiones para Tokyo Revengers por alguna razón no narrativa? Sigue la discusión en nuestro canal de Discord.

También puedes pasarte por nuestro YouTube para ver más contenido relacionado con el anime, cine, cómics, videojuegos y más de la cultura geek:

animeMangaTokyo Revengers
Comentarios (0)
Añadir comentario