Director de The Last of Us se burla de la gente que no sabe qué significa ‘juego político’

El director de The Last of Us, Neil Druckmann, se mofa de quienes lo critican por agregar política a sus juegos y no saben lo que es

Una de las personalidades más reconocidas del ámbito de los videojuegos en la actualidad es Neil Druckmann. Este diseñador, escritor y programador es uno de los principales creativos detrás de la serie de The Last of Us.

Igualmente, de Uncharted 4: A Thief’s End. En la actualidad se desempeña como copresidente de Naughty Dog, y es uno de sus principales voceros. A través de su cuenta en Twitter comparte información de sus proyectos.

El director de The Last of Us siempre está bajo fuego

Igualmente, da opiniones acerca de ciertos temas, y responde de paso a las críticas. Desde hace tiempo pareciera que un sector de videojugadores lo tiene ‘en la mira’ debido a los juegos en que ha trabajado, así como su postura ante algunas situaciones.

En especial después de cómo se desenvolvió la trama de The Last of Us Part II. Algo que le han reclamado es que este título tiene una postura ‘política’, y que los juegos no necesitan de algo así.

Fans muestran cómo se vería Pedro Pascal como Joel en The Last of Us

El caso es que alguien – se ignora su nombre – le reclamó a Druckmann a través de esta red social. Esta persona comentó ‘resulta que puedes hacer juegos serios sin ninguna política involucrada’.

Puso cuatro ejemplos, los cuales fueron Far Cry 3, de Ubisoft; Hellblade: Senua’s Sacrifice, de Ninja Theory; Halo Reach, de Bungie; y Spec Ops: The Line, de 2K Games. Al ver semejante selección, Neil Druckmann dio la impresión de estar perplejo.

Es evidente que hay quienes no saben de política

‘Pero… esos son… * suspiro * Me rindo. Tú ganas’, fue lo que replicó. El caso es que esta persona no pudo compartir peores ejemplos de juegos sin elementos políticos.

De modo que lo que hizo el director de The Last of Us fue ‘darle por su lado’, y de paso, compartir lo que puso. Es evidente que muchos quejosos que no quieren ver elementos de política en los juegos no saben a ciencia cierta lo que representa. Ciertamente, es algo muy presente en títulos realistas.

Tan solo Spec Ops: The Line es una de las peores elecciones, ya que tiene un trasfondo político centrado en el Medio Oriente, y de como los ricos abandonan a los pobres a su suerte.

En el caso de Far Cry 3, mezcla elementos asociados a la piratería y la esclavitud. Incluso Halo Reach maneja el elemento de la política, aunque no en nuestra realidad sino en un futuro lejano y con ciencia ficción. Algunos críticos de Druckmann necesitan investigar más.

Fuente.

Comentarios
Naughty Dogneil druckmannPS3PS4SonyThe Last of Us