Roban imágenes de youtubers de gaming para volverlas NFT

El descaro de algunos creadores de NFT llega al grado de robar imágenes de personalidades de los videojuegos y venderlas sin autorización

El sitio de OpenSea está actualmente inundado de contenido NFT (token no fungible), y entre este se encuentran imágenes relacionadas a youtubers y otros creativos relacionados a los videojuegos.

Uno de sus usuarios, StakeTheWeb, aprovechó imágenes de youtubers como James Stephanie Sterling y Caddicarus para venderlas sin autorización. Eso es algo que estos generadores de contenido denunciaron en redes sociales.

El mercado de los NFT se está saliendo de control

Caddicarus declaró ‘para ser honesto, sacar una imagen de perfil para una colección que puedes hacer tú mismo en un álbum de fotos de Facebook es un nuevo nivel de patético’.

Sterling, por su lado, comentó ‘francamente, no me sorprende que una sanguijuela oportunista haya convertido mi canal en un NFT’.

Después de decirlo habló acerca de lo que piensa de esta nueva ‘economía’ que está surgiendo en relación al manejo de este tipo de tokens.

Troy Baker también apoya los NFT y ya prepara un proyecto con su voz

James Stephanie Sterling señaló ‘a pesar de lo asqueroso que es, lo encuentro justificativo: no lo consentí, no lo quiero, y demuestra todo lo que he dicho sobre cuán irrespetuoso y explotador es este mercado. Escoria’.

Lo que hizo StakeTheWeb fue tomar una imagen de estos youtubers y una URL única para las cartas que vende. Pero en realidad la dirección de esta última solo lleva a sus canales en YouTube. No es el único ladrón que se aprovecha de OpenSea.

Hasta gente de Sony está entre los afectados

Otro usuario de este sitio aprovechó una imagen de Alanah Pearce, escritora y creativa de Sony Santa Monica, para venderla como NFT. Ella lo denunció en Twitter, dejando ver las irregularidades que tiene.

Empezó diciendo ‘en una noticia en extremo predecible, me acaban de informar que alguien tomó una imagen mía, de la que soy dueña, le agregó un logotipo para adultos registrado y la ‘acuñó’ para venderla con fines de lucro como NFT’.

A lo anterior, añadió ‘desde luego, no me pidió permiso’ y remató con ‘no puedo esperar por las demandas’. OpenSea ha tratado de excusarse diciendo que apoya a los creadores y su audiencia mientras combate el robo y el plagio.

Es contra su política vender NFT de contenido plagiado y es por lo que banea cuentas que lo hacen, como sucedió en el caso de Pearce. Pero no ha pasado lo mismo con Sterling y Caddicarus, al igual que varios más.

Muchos artistas han denunciado abiertamente el plagio de sus obras y cómo se venden de forma descarada en este sitio. El problema está escalando cada vez más.

Fuentes [1][2][3][4].

Comentarios
NFTOpenSeaSonyVideojuegosYouTube