Will Smith tenía razón y Hollywood es una mierda

¿Te acuerdas quién ganó mejor actriz? ¿Viste siquiera una de las nominadas a mejor película del año? Lo más seguro es que no y que solo fuiste al cine a ver Spider Man: No Way Home pero es que de lo que te vas a acordar es que Will Smith le reventó el hocico a Chris Rock en vivo y en directo frente a la academia de los Oscar.

Antes de que lo pidas, aquí te va el contexto para que no tengas pretexto: Chris Rock, un comediante conocido por una serie en donde reconoce que todos lo odian por hacerse el gracioso, se aventó un chiste sobre Jada Pinket Smith, esposa de Will Smith, en el que poco más, poco menos, se burló de su problema de alopecia, razón por la cual el ganador del Oscar a mejor actor caminó por la pequeña pasarela hasta el presentador y sin deberla ni temerla le acomodó un tremendo cachetadón entre ceja, oreja y cien.

¿Quién tenía razón? Si me preguntas, te diré que Will Smith. La violencia como instrumento tiene justificaciones éticas, no morales. Y si insultar a una mujer negra por problemas con su pelo, derivados de una enfermedad, no amerita un respuesta que represente el rechazo fehaciente a este tipo de comentarios… pues entonces yo no sé qué lo amerita.

Pero ese no es el punto… sino, ¿qué pedo con los Oscar? ¿Esto no se trataba de cine? El año pasado nadie fue al cine y nadie vio los Oscar. En 2020 el aburridísimo show arruinó los grandes momentos de Bong Joon ho; en 2019 Cuarón tuvo que aventarse el desprecio y el siempre chistosito racismo gringo y antes… pues pasó lo de La La Land.

¿Cómo es que la más exitosa premiación de cine del mundo se recuerda por todo menos por el cine?
Una cosa es segura, con los Oscar es difícil entender el cine, porque ¿cómo es que CODA y Green Book ganaron por encima de Roma, The Favourite, The Power of The Dog y Drive My Car, pero al mismo tiempo tienen un aire de ser los únicos que saben lo que Es Arte?

Ese es tal vez el problema del poder que le damos a la crítica cuando se trata de valorizar el trabajo artístico. Porque una cosa es calificar valores estéticos, técnicos y hasta tecnológicos en el cine, y otra muy diferente hacer ver que el cine es solo lo que pasa por tus estatuillas.

Te recomendamos: Top 5 Los mejores Batman en el cine

Los Oscar lo saben y saben que su credibilidad está decaída. Saben que premiar a Green Book es una estupidez a nivel artístico, pero no a nivel mercadológico. No te vas a comprometer con el cine, sino con aquellas Karen que ven a Viggo Mortensen como la emancipación de 100 años de racismo. La junta de viejos que dirige esta academia cada año quiere sanar las culpas que se provocó queriendo sanar las pasadas.

Los Oscar celebraron el drama y la polémica con números | Fuente: Getty

Ya sea un reclamo a la pésima representación racial, el grito desesperado por el abuso de productores y empresarios o por la nula participación de proyectos de mujeres. Siempre se trata de darse tres golpes en el pecho y burlarse del sobrepeso de alguien.

Es entendible por qué fue tan importante este cachetadón y es que por primera vez, desde el fiasco de la entrega del premio a La La Land se volvió a hablar de esta ceremonia como algo importante, como algo que de verdad la gente quiere ver y no como la farsa que sigue siendo.

No olvides comentarnos en las redes sociales de TierraGamer o unirte a nuestro servidor de Discord para seguir la conversación.

Comentarios
cineHollywoodWill Smith