Crítica: The Batman — Robert Pattinson calla la boca de sus detractores con una gran película

Cuando se anunció que Robert Pattinson sería el protagonista de The Batman, muchos detractores se quejaron amargamente basándose en que, para ellos, el actor siempre sería el vampiro Edward Cullen de la saga Crepúsculo y no un héroe oscuro como Bruce Wayne.

Las críticas negativas perduraron por meses, pero la incertidumbre se acabó con el estreno de la película, la cual generó una mayoría de reacciones positivas entre medios especializados.

En TierraGamer tuvimos la oportunidad de ver The Batman, y debemos decirte que es, sin problemas, una de las mejores películas del superhéroe de DC y una de las que más le hace justicia.

Un Batman detective y no un socialité

El director Matt Reeves dejó claro desde hace meses que su enfoque sería cercano al llamado cine Noir, es decir, con un enfoque dirigido a hechos delictivos que deben ser investigados por un detective, quien en este caso es el Hombre Murciélago.

Esta vez no veremos una cinta de origen enfocada en la conversión de Bruce Wayne en Batman, sino su segundo año combatiendo al crimen en Gotham, y de aquí se desprenden algunos hechos interesantes.

El héroe tiene poca experiencia, así que se muestra obsesionado por aprender lo más que puede sobre sus rivales, analizando los videos de sus incursiones y haciendo rigurosas anotaciones en libretas.

Este Bruce Wayne no es un socialité encantador con las mujeres, sino una persona retraída, incluso de su vida como empresario, cuya prioridad es llevar justicia, o más bien, venganza, a la ciudad donde creció.

La construcción del personaje queda muy lejos del héroe indestructible capaz de enfrentar a Superman, y en The Batman lo vemos retratado como un ser mucho más humano, que se lleva sus golpes en las peleas, que siente miedo en algunas situaciones pero se antepone a ellas con valor y, sobre todo, que cuenta con tecnología mucho más realista, como salida de la milicia y con la resistencia justa como para mantenerlo a salvo de las balas.

Un villano creado como asesino serial

Toda historia de héroes necesita una amenaza, y en este caso le corresponde a The Riddler (Paul Dano) llevar el miedo a Gotham.

Este peculiar villano se aleja por completo de aquella interpretación graciosa de Jim Carrey en Batman Forever o de lo que vimos en la serie animada, y lo transforma en un ser con el perfil de un asesino serial.

El Acertijo no es un personaje que se haga presente en combates cuerpo a cuerpo, sino que juega con la mente de Batman y de la policía a través de asesinatos clave en donde esconde pistas que indican sus siguientes objetivos.

The Riddler lleva la batuta de la historia y es quien dicta las acciones de nuestro héroe, poniéndolo en jaque en más de una ocasión y sumergiéndolo en un mundo de corrupción que, para él, debe ser eliminada de fondo.

Es probable que no muchos simpaticen con su construcción, pero funciona muy bien con el tono realista que intentan plantearnos.

Catwoman se roba los reflectores

La elección de Zoe Kravitz como la contraparte femenina de Batman también generó algo de desconfianza; no obstante, en su ejecución demuestra que fue una gran elección.

Desde los primeros momentos que aparece vemos a una mujer que tuvo que aprender a sobrevivir dentro del bajo mundo de Gotham, no solo mezclándose con quienes la rodean, también pateando unos cuantos traseros con su agilidad  y velocidad.

Zoe logra algo que quizá Robert Pattinson no consiguió con su interpretación, y es que logra transmitir muchas más emociones a través de la cámara.

No quiero hacerte spoiler, pero esto que te menciono se ve ejemplificado a la perfección la primera vez que Batman y Catwoman trabajan juntos. Una escena que no tiene desperdicio.

Una atmósfera bien lograda para una gran película de The Batman

Son varios los personajes que logran crear al mundo que rodea al Hombre Murciélago, y cada uno de ellos brilla con luz propia.

Andy Serkis hace un papel genial como Alfred, mostrándose como el tutor y compañero ideal de Bruce Wayne, apoyándolo en su lucha contra el crimen y regañándolo de vez en cuando por su modo de vida tan extremo.

Quizá no lo vemos tan seguido en pantalla, pero sus apariciones son clave para entender las propias fortalezas y debilidades de Batman.

Colin Farrel también logra sorprendernos como El Pingüino, ya que luce completamente irreconocible, tanto físicamente como en interpretación, alejándose completamente del héroe de acción y mostrándonos a un mafioso muy peculiar.

Jeffrey Wright, quien da vida a Jim Gordon, también hace lo propio como balanza y representación del bien en una ciudad llena de corrupción, además de servir como cómplice de Batman en su batalla.

Una de las mejores películas de Batman 

En resumen, esta nueva aproximación al héroe de DC cumple muy bien con lo que prometió, un Batman mucho más humano que es afectado por una lucha que parece no tener fin.

La actuación de Robert Pattinson da buenos resultados al mostrarnos un personaje retraído, con miedos e inseguridades, pero valiente y decidido cuando se trata de enfrentar al mal.

La fotografía a cargo de Greig Fraser logra retratar muy bien la esencia del cine Noir con su manejo de claroscuros en las tomas, las cuales se ven complementadas a la perfección con la música de Michael Giacchino.

Aunque el tercer arco de la película se siente un poco flojo, The Batman es un trabajo que no puedes perderte, sobre todo si eres fan del superhéroe de DC.

Síguenos en nuestras redes sociales para más noticias.

Comentarios
cineCriticaRobert PattinsonThe Batman