Kimetsu no Yaiba revela al personaje original de la Respiración Solar

Este artículo tendrá spoilers del capítulo 13 de la segunda temporada de la adaptación al anime

La batalla entre Tanjiro Kamado y Daki llegó a un punto climático en el sexto episodio del Arco del Distrito Rojo de Kimetsu no Yaiba. En medio de este combate, vimos grandes escenas como la transformación de Nezuko y los recuerdos que Daki en los que vio a un hombre que podía usar la respiración solar.

Cuando Tanjiro Kamado le cortó el cuello a esta demonio de rango superior, ella vio una memoria que pertenecía a Muzan Kibutsuji, el rey de los demonios. En esa escena aparecía un hombre con aretes de hanafuda que poseía la respiración solar.

Pero, ¿quién era este misterioso hombre?

Yoriichi Tsugikuni

Como cada demonio en Kimetsu no Yaiba nació de la sangre de Muzan Kibutsuji, comparten con él parte de su memoria, conocimiento y control. Debido a ello, pueden acceder a algunos de sus recuerdos, aunque tal vez este no es uno que hubiese querido que vieran. 

Daki identificó rápidamente que su recuerdo pertenecía a Muzan, por el aspecto físico del hombre que aparecía ahí, reminiscente al de Tanjiro Kamado (incluyendo sus marcas demoníacas en el rostro y sus aretes hanafuda), supuso que era un usuario de respiración solar. Además, por la forma en que le hizo estremecer, es obvio que la memoria era de una temible batalla que no hemos visto en Kimetsu no Yaiba.

Todo indica que este guerrero es Yoriichi Tsugikuni, antepasado de Tanjiro y creador de la respiración solar y algunas de sus variantes.

¿Quién es Yoriichi Tsugikuni de Kimetsu no Yaiba?

Dado que Muzan Kibutsuji tiene poco más de 1,000 años de edad en Kimetsu no Yaiba y la respiración solar parece haberse perdido fuera de la familia Kamado, parece que Daki vio al primer usuario capaz de usar la respiración solar: Yoriichi Tsugikuni. Él es un familiar lejano de Tanjiro.

Por esta razón, en cuanto reconoció los aretes de hanafuda en Kimetsu no Yaiba, lo mandó a matar. Muzan sabe que la única respiración capaz de hacerle daño es la Respiración Solar.

Por su parte, Yoriichi Tsugikuni fue un cazador de demonios durante la Era Sengoku. Él pudo derrotar a múltiples demonios, incluyendo a su hermano gemelo que se había convertido en la luna demoníaca más poderosa.

Gracias a la respiración solar, pudo arrinconar a Muzan Kibutsuji y hacerle daño real con su treceava forma. En esa ocasión, lo orilló al borde de la muerte. A pesar de haber evitado la muerte, el rey de los demonios quedó profundamente marcado por ese encuentro, refiriéndose a él como un monstruo, e incluso la vista de sus aretes hanafuda lo hacía temblar y entrar en estado de shock como vimos en Kimetsu no Yaiba.

El final de Yoriichi Tsugikuni

Poco antes de su muerte a los 85 años de edad, luchó contra Kokushibo, su hermano gemelo mayor, quien se convirtió en un poderoso demonio. A pesar de su avanzada edad y su aparente ceguera, rápidamente ganó la batalla con un solo movimiento, cortando su garganta antes de finalmente morir de pie, ileso.

Además, Yoriichi al igual que Tanjiro Kamado posee de nacimiento las marcas demoníacas (en Kimetsu no Yaiba, las vemos como cicatrices en su rostro), estas le dan habilidades físicas impresionantes, aunque acortan su vida. Pero, a diferencia de todos los demás usuarios de marcas en su época, Yoriichi pudo llegar a vivir una larga vida convirtiéndose en el ‘cazador de demonios prodigio’.

Esperamos pronto ver más de la historia de Yoriichi Tsugikuni en el anime de Kimetsu no Yaiba, su papel en la lucha en contra de los demonios es imperdible.

Sigue la discusión sobre este y otros temas en nuestro canal de Discord. También puedes pasarte por nuestro YouTube para ver más contenido relacionado con el anime, cine, cómics, videojuegos y más de la cultura geek:

Comentarios
animeDemon Slayer: Kimetsu no YaibaKimetsu no YaibaManga