Fusión de Resurrección: La mejor película de Dragon Ball Z

A casi 25 años de haberse estrenado, discutimos la razón de por qué ésta es la película más entretenida de Dragon Ball Z

Además de contar con una exagerada cantidad de episodios, Dragon Ball Z contó con varias películas que añadían personajes y contaban varias historias que expandían un poco más del lore de la serie.

La primera característica de estas películas es que no estaban directamente relacionadas con lo que sucedía con la serie de televisión. A lo mucho empataban con los tiempos. Por ejemplo, si Gokú ya había muerto, entonces en las películas aparecía con su respectiva aureola.

Ahora, debemos ser muy fríos, los argumentos de todas las películas son muy pobres y no tienen gran ciencia que digamos, sin embargo, en algunas ocasiones hubo filmes que de verdad cautivaron nuestra vista y nos emocionaron mucho.

Esto es lo que sucedió con Dragon Ball Z: Fusión de Resurrección, Gokú y Vegeta (ドラゴンボールZ 復活のフュージョン!!悟空とベジータ ).

En este filme dirigido por Shigeyasu Yamauchi podemos ver que se apuesta por una apariencia y animación muy distinta a la de las demás películas que habían salido hasta aquel 4 de marzo de 1995.

La paleta de colores era brillante, el diseño de personajes era muy sólido y los escenarios, más allá de los que ya conocíamos, gozaban de una calidad sobresaliente.

El nacimiento de Janenba

La doceava película de Dragon Ball Z contó con un gran villano en Janenba. En un inicio parece una argumento muy barato y tonto, sin embargo, tiene toda la lógica del mundo que alguien bañado en todo lo malo de las almas que van al inframundo termine transformado en un enorme y gordo demonio con un poder ilimitado.

Obvio, aquí vemos a un Gokú ciertamente confiado y con ganas de pelear con alguien realmente fuerte. Como era costumbre, las películas de Dragon Ball Z estaban cargadas de una buena dosis de acción bien nivelada con diálogos que cumplían cabalmente con su premisa.

Mientras eso sucedía en el lado de los muertos, en el de los vivos habían aparecido cientos de muertos, entre ellos, Freezer, quien se termina enfrentando a Gohan disfrazado del Gran Saiyaman. En esta parte de la película es posible apreciar un trazo más grueso en el contorno de los personajes, haciéndolos un poco más cómicos y fáciles. Incluso, tenemos a Mr. Satan haciendo bien su trabajo.

Siempre hay espacio para invocar a Shen Long

En Dragon Ball Z: ¡¡Fusión de Resurrección!! Gokú y Vegeta vemos la aparición de Shen Long para cumplir un deseo muy sencillo, arreglar las cosas que están sucediendo en la Tierra. Lamentablemente, no lo puede resolver y el “Dios Dragón” se queda esperando.

Lo genial de esta historia es cómo se va desarrollando. A diferencia de las demás películas, esta se va muy fluida y divertida. Además de que puedes ver en acción las distintas fases del Super Saiyajin de Gokú. Por otro lado, también es muy digno ver a Vegeta en acción y la razón por la que vuelve.

A final de cuentas, la película se trata sobre ver la fusión entre Gokú y Vegeta. La calidad de la animación durante el combate entre Gogeta y Janenba demuestra por qué, en aquel entonces, se cuidaba mucho el apartado de la presentación visual de las películas, especialmente en las últimas.

Vale la pena ver de nuevo esta película la cual está disponible en formato Bluray. También, si te vuelves loco, puedes comprar la versión japonesa sin cortes y demás. Obvio, estará en japonés, pero, tampoco es que requiera una gran comprensión, estamos hablando de Dragon Ball Z.

Comentarios
Akira ToriyamaDragon BallDragon Ball ZToei Animation