¿Qué es un NFT y cómo podrían afectar a los videojuegos?

El interés en saber qué es un NFT es uno de los temas más sonados del momento, poco a poco ha ido tomando terreno hasta alcanzar a los videojuegos, y de paso, ha generado un debate sobre su implementación.

Compañías como Electronic Arts y Ubisoft mostraron un interés por aplicar este sistema en sus próximos lanzamientos, comenzando con algunos proyectos.

A continuación te explicamos todo lo que debes saber sobre qué es un NFT y cómo podría incorporarse en los videojuegos.

¿Qué es un NFT y cómo funciona?

El término es una abreviatura de Non Fungible Token y se refiere a bienes digitales exclusivos que se asocian a una clave única mediante una cadena de bloques de criptomonedas, las famosas blockchain.

Estos activos son prácticamente imposibles de hackear debido a que las operaciones que los involucran deben ser aprobadas por al menos un 51% de los ordenadores que componen dicha cadena, y estos pueden ser miles.

A diferencia de las criptomonedas, que también son claves anónimas que se asocian a la persona que las posee en el momento, los NFT no se producen en masa ni pueden dividirse en partes.

La cadena se expande en todo el mundo. Imagen: Cysae.

Estas características permiten que la obra pertenezca solo a un propietario, quien puede venderla como si fuera un bien material, solo que intangible.

Bajo esta premisa, imágenes, dibujos, música, videos y hasta memes ya comenzaron a comercializarse bajo este concepto, dando origen a un mercado que va en crecimiento.

Ahora que ya te contamos qué es un NFT, es hora de hablarte sobre su funcionamiento.

¿Cómo funciona un NFT en los videojuegos?

Debido a que el blockchain te permite vincular elementos a una sola persona, los estudios vieron una ventana de oportunidad para vender contenido dentro de sus productos, ya sean skins, propiedades, armas y demás.

CryptoKitties, desarrollado por Axiom Zen, fue el primer título en implementar el comercio de NFT bajo una blockchain de la criptomoneda Ethereum, dando a los usuarios la capacidad de comprar y vender gatos virtuales.

Su éxito fue tal, que en 2017 las transacciones de Ethereum se vieron afectadas por los movimientos dentro del juego, el cual permite a los usuarios generar ganancias, aunque hablaremos de eso más adelante.

Otro ejemplo ocurrió con The Sandbox, un título al estilo de Minecraft en donde un jugador compró un yate NFT por un precio de $650,000 dólares, rompiendo el récord de la propiedad digital más cara del metaverso.

A partir de la incorporación de este tipo de transacciones los usuarios pueden ganar dinero, por ello surge el concepto de los juegos Play to Earn.

¿Qué son los juegos Play to Earn?

Comprar bienes NFT no es tan sencillo como parece, ya que no basta con pasar tu tarjeta de crédito o ir a un OXXO para adquirirlos.

Al tratarse de transacciones basadas en criptomonedas, los juegos deben funcionar usando alguna de ellas, y por lo tanto, recurrir a un servicio de intercambio del cual suelen obtener comisiones.

Hasta aquí no parece ser un problema, pero si el título se vuelve popular, el mismo funcionamiento del mercado ocasionará que los precios se eleven y provoquen fluctuaciones en las que puedes ganar o perder mucho.

La idea de conectarse a un mundo virtual solo por diversión queda relegada y se convierte en un verdadero negocio.

Hace un momento te hablamos de CryptoKitties, y precisamente aquí se tiene registro de que un jugador logró generar 700,000 dólares mediante el comercio.

Posiblemente en este punto verás a los juegos NFT Play to Earn como una gran oportunidad de negocio, pero no todo es miel sobre hojuelas.

Las desventajas de los NFT

Como ya viste, el mercado generado por los NFT depende de muchas variables, causando mucha especulación respecto al valor de los bienes.

Esto quiere decir que básicamente compras un código que no posee un valor propio, sino que se ve determinado por el mercado, así que tu misión es venderlo o arriesgarte a conservarlo por si aumenta su demanda.

Al igual que las criptomonedas, su valor cambia con el movimiento del mercado. Imagen: Bitcoin Wisdom.

El gran problema de este sistema es que dependes del éxito de cada juego; es decir, que si se vuelve viral puedes hacer una riqueza, pero si fracasa después de un tiempo perderás toda tu inversión.

Aunque técnicamente los NFT que adquieres te pertenecen, requieren un entorno para existir, en este caso, los videojuegos, así que si los desarrolladores pueden dejarte sin nada si deciden apagar sus servidores.

Estafas en los NFT

El más reciente de ellos ocurrió con la plataforma Fractal, perteneciente al cofundador de Twitch, Justin Kan.

Un grupo de hackers logró obtener el usuario de un bot de Discord a través del cual ofrecieron NFTs, que son artículos pertenecientes a algunos juegos. Alrededor de 373 personas cayeron en la trampa, perdiendo un total de $150,000 dólares.

Antes de este suceso, Evolve Apes, un título donde podías evolucionar y poner monos a pelear, hizo 4,000 ventas antes de salir al mercado, lamentablemente, nunca se completó y los desarrolladores desaparecieron con sus ganancias.

Imagen: Evolve Apes.

Como puedes ver, los NFT necesitan ser analizados a profundidad antes de implementarse en videojuegos, de lo contrario, los usuarios podrían enfrentarse a varios riesgos.

Ahora que ya sabes qué es un NFT ¿crees que este método de transacciones es el futuro de la industria gamer? Cuéntanos en los comentarios y síguenos en nuestras redes sociales.

Comentarios
BlockchaincriptomonedasNFTVideojuegos