Halo: El mundo de los juegos cobra vida con una serie que se toma bastantes libertades

Este 24 de marzo llega a Paramount+ la esperada serie inspirada en el universo de los videojuegos de Halo. Luego de múltiples intentos por llevar esta saga al cine y la televisión, por fin estamos a poco tiempo de disfrutar la historia de Master Chief en un formato diferente.

Al estar basada en una propiedad intelectual tan querida, muchas personas ya esperan verla. Gracias a Paramount tuvimos la oportunidad de disfrutar los dos primeros episodios de la serie de Halo.  Aquí te dejamos nuestra opinión sobre éstos y lo que podrían vaticinar para el futuro de esta producción.

Una serie con elementos que los fans de Halo apreciarán

La serie de Halo inmediatamente nos mete en este mundo ambientado en el siglo 26. La humanidad ya no solo habita en la Tierra, sino que ya está esparcida en varios planetas. La historia comienza en uno que sorpresivamente es atacado por un grupo de elites del Covenant.

Sólo unos minutos después de comenzar, Halo nos da una gran escena de acción. Aquí es donde encontramos varios elementos muy reconocibles de los videojuegos. Los sonidos de las armas son prácticamente los mismos y hay tomas que nos hacen sentir como si estuviéramos jugando.

Es aquí donde también se nos muestra el tono de la serie. Aunque nos presenta una guerra entre humanos y extraterrestres, lo hace de un modo bastante serio y hasta brutal. Los enfrentamientos tienen consecuencias, incluso para los inocentes que no participan, tal como las guerras reales. Esto queda claro en los primeros minutos de Halo.

Además estamos en un mundo desperfecto. Los juegos simplemente nos ponían a la UNSC como los héroes de la humanidad. Aquí tenemos a una organización que no es perfecta y que es capaz de hacer lo que sea para cumplir sus objetivos o añadir gente a sus filas. Sin mencionar que la raza humana tiene sus propios problemas además del Covenant.

No es el Master Chief al que estabas acostumbrado

Desde antes de su lanzamiento se dijo que la serie de Halo nos permitiría explorar más a Master Chief. Esto también queda cimentado desde el primer episodio, donde se nos muestra un John-117 complejo. En los juegos tenemos un soldado casi infalible y heroíco, que no dice mucho. Aquí tenemos a una persona desperfecta y con dudas sobre su deber.

También vemos a Master Chief como el jefe de un escuadrón formado por él y otros tres Spartan. En sus interacciones podemos vislumbrar un poco del estratega que es en realidad nuestro protagonista. Además de que le agrega más capas a su personaje, pues ya no sólo se preocupa por él y su misión. Ahora tiene un pequeño grupo a su cargo y parece que sus relaciones van más allá de simple interacción militar.

Otra de las grandes diferencias de la serie de Halo es que por fin vemos el rostro de John-117. El actor que lo interpretó, Pablo Schreiber, indicó en el pasado que esto era muy importante para empatizar con el personaje. La verdad es que tenía razón, pues el rostro nos da ventanas al verdadero sentir de este super soldado. Algo que no sería tan fácil con su enorme casco verde.

La interpretación de Schreiber tiene sus matices. Cuando es el momento de ponerse serios, lo hace muy bien, pero también nos da momentos de miedo y vulnerabilidad. Sin mencionar que representa muy bien la personalidad de un ser cuyas únicas interacciones eran con sus superiores. Ver al protagonista de Halo interactuar con familias de manera incómoda es bastante curioso.

El universo de Halo cobra vida de manera espectacular

Otro de los elementos que más resaltó en estos primeros episodios de Halo fue el diseño de producción. La armadura de Master Chief, los pelicans y warthogs están muy bien logrados y parecen sacados directamente de los juegos. Mención aparte para el Covenant, cuyos elites se ven inmensamente imponentes.

También hay un escenario que viene de los juegos, el cual no spoilearemos, pero el verlo llevado a la realidad fue una grata sorpresa. Además en el departamento de sonido encontramos muchos clips de audio inmediatamente reconocibles. Seguro muchos querrán jugar al oír los rifles de plasma y cómo se recarga el escudo de nuestro protagonista.

Una historia adyacente a lo que conocemos

Un punto que debemos  mencionar es que la serie no sigue al pie de la letra lo que hemos visto en los juegos. Aunque aparecen personajes y locaciones conocidas, algunos reciben cambios sustanciales. Además hace aparición una nueva y misteriosa mujer que no salía en otros medios.

Los cambios tal vez molesten a algunos fans de Halo, pero nos pareció que funcionan bien para el mundo de la serie. Además, de esta manera todos los espectadores pueden disfrutar de esta historia sin importar si tenían experiencia con los videojuegos o no. Sin mencionar que deja espacio para sorprender incluso a los antiguos fans y explorar cosas que quedaron opacas en los juegos.

Por ahora los primeros dos episodios sirvieron para establecer un misterio que  seguramente se desenvolverá en el resto de la temporada. Personalmente no podemos esperar para ver qué es lo que seguirá. Esperemos que así se mantenga Halo en lo que resta de su historia, la cual podría tomar bastantes temporadas. ¿Ustedes le darán una oportunidad cuando se estrene este 24 de marzo?

Para más contenido similar, te recomendamos:

No dejes de seguirnos en Google News.

HaloParamount+previoSerie