Machismo en videojuegos: 6 formas en las que todavía domina la industria

Conoce los testimonios, opiniones y consejos sobre la misoginia presente en la industria de la mano de profesionales en el medio

La industria de los videojuegos está creciendo a pasos agigantados, y durante los últimos años hemos sido testigos de cómo cada vez más talentosas mujeres se incorporan a un medio que solía estar dominado por hombres. 

Entrevistamos a 8 mujeres que se dedican profesionalmente al medio con una duda: ¿el machismo existe en la industria de los videojuegos y sus jugadores? ¿Y cómo lo han vivido?

Desde distintos frentes estas editoras, periodistas, streamers, jugadoras profesionales, productoras, conductoras, artistas digitales, creadoras de contenido y managers han logrado desmentir prejuicios referentes al género, así como proporcionar visibilidad, especialmente, para las nuevas generaciones. 

Sí, es posible tener una carrera exitosa dentro de la industria siendo mujer; sin embargo, no ha sido fácil, ya que en ocasiones no solo se lucha contra la misoginia del sexo opuesto, sino enfrentas a tus mismas compañeras, o incluso tus propios prejuicios machistas. 

Punto 1: El feminismo es un camino largo

Alina Varela, quien actualmente es productora en el estudio SkyBox Labs, comentó a este respecto, ‘Sí me considero feminista, pero fue un camino largo porque antes era bien ‘no soy como las otras chicas’ y negaba los problemas que muchísimas chavas enfrentan en la vida cotidiana.

Sólo porque a mí no me había tocado vivirlos (spoiler: sí los viví, pero no me daba cuenta). Me tomó mucha introspección’.

Alina ha sido periodista de videjuegos, streamer de tiempo completo en Twitch, y tester de juegos. Puedes conocer más de su más reciente proyecto, Stela, aquí

Dentro del feminismo siempre hay un proceso de deconstrucción, pues sin falta hemos sido educadas bajo la sombra del machismo; no obstante, la mayoría de las mujeres que se asumen como feministas reconocen con orgullo el proceso que las ha llevado a aprender:

He cambiado muchísimo. No me molestan los hombres, pero odio al sistema y tengo problemas con las mujeres empatriarcadas. 

‘Yo era muy tóxica, hasta que entendí cómo son las cosas y que yo también estaba empatriarcada y estaba mal. 

Creo que hay un punto en tu vida en el que eres como te educaron, y después empiezas a deconstruirte y empiezas a entender que no está chido. En un punto empecé a desarrollar mi empatía, y ahí entendí el feminismo’, explicó Mariana Maus, quien actualmente se desarrolla como supervisora para Bethesda en Latinoamérica. Y, en sus ratos libres, no pierde la oportunidad de hablar de feminismo en sus redes personales.

Mariana ha sido editora, conductora de GamePlanet, Gamers, Atomix; y ahora conductora de TierraGamer.
Comenzó como ejecutiva de cuenta, y ahora es supervisora de PR y redes sociales para Bethesda LATAM.

Por supuesto, este aprendizaje no solo le corresponde a los hombres.

‘Es que tú si eres una niña chida porque te gustan los juegos’

Usualmente las mujeres cuando éramos pequeñas crecíamos con una ideología impuesta en la que, si te gustaban ‘cosas de hombre‘, eras distinta, a veces ‘mejor‘ que otras niñas.

Este punto juega un papel clave al momento de reconocerte como feminista, y así lo enfatizó Mariana T. Hurtado, quien actualmente hace QA, localización y manejo de creadores de contenido en Garena Latinoamérica:

Desafortunadamente, y como muchas de las mujeres dentro de la industria y del medio de videojuegos, crecemos con esta idea de que somos menos femeninas porque tenemos un hobby que está erróneamente catalogado como ‘solo para hombres’.

Mariana comenzó su carrera dentro del medio en el área de Relaciones Públicas, durante 6 años trabajó en distintas agencias para marcas de gaming y tecnología como Intel, Nintendo, Xbox y Eletronic Arts, entre otras.

Crecí con comentarios como ‘es que tú si eres una niña chida porque te gustan los juegos’, ‘es que Mariana es como un vato’, solo por mi personalidad inclinada hacia la tecnología o los videojuegos, cuando realmente no soy ni menos femenina ni menos mujer por eso.

Hasta llegué a juzgar y violentar a otras niñas solo por ser ‘más femeninas’ que yo. Eventualmente me di cuenta que esta hostilidad estaba impulsada por todos esos micromachismos y hoy en día, si bien me arrepiento de acciones en el pasado, las tomo para tratar de mejorar y ser más sorora y empática con las demás, y para dejar de juzgar a las mujeres a mi alrededor‘.

Punto 2: Las mujeres reciben un trato diferente y basado en su físico

Varias de nuestras entrevistadas realizan transmisiones mientras juegan algún título para compartir sus experiencias y cultivar los lazos entre sus seguidores.

Y en la mayoría de nuestros testimonios recopilados se reconoce que hay un trato distinto por parte de ciertos espectadores debido a su género.

‘Seguramente tú, amable lectora o lector, ya has visto clásicos veraniegos como el streamer principiante que jura que no tiene viewers porque no tiene senos’ – Alina Varela

Es imposible negar que esto es un reflejo sobre el machismo relacionado con los videojuegos. Especialmente cuando existe una clara cosificación hacia la mujer.

Como en el caso de Christian Bejarano: ‘Sí hay trato diferente y lo he vivido en cámara y detrás de una cámara pues he trabajado en ambos lados. Me parece un halago que me digan que mi outfit se ve increíble, si me hice un cambio de cabello, etc, pero nunca debería ir por encima o ser lo único que se tenga que decir sobre mí.

Christian Bejarano es CEO de Mujeres en Esports, así como manager de un equipo en la Free Fire League. También se desempeña como freelancer en el área de RP.

Parece que uno de los primeros pasos para crear una sociedad consciente es enseñar dentro de pequeños círculos cuestiones como el respeto; algo que todas nuestras entrevistadas realizan con su comunidad: 

Pienso que mis espectadores me han llegado a conocer bien y me aprecian como ser humano, pero de entrada muchos percibieron solo la superficie, es decir, el físico.

Habrá quienes se quedaron con una idea fragmentada de quien soy, pero pienso que logré conectar con muchos de ellos a pesar de mi físico. No me incomodan los halagos, pero tampoco los busco, prefiero una buena platica’, expresó Litzia Beltrán, streamer en su propio canal llamado MooKid y quien ha estado por más de 10 años en diversos medios de videojuegos.

Litzia tiene experiencia como periodista de videojuegos, editora web, conductora y guionista para TV, y productora visual, entre otros.

Las actitudes ‘paternalistas’ también son machismo

El sesgo de género no se detiene ahí, ya que también es bastante común ser blanco de actitudes paternalistas porque ‘te ves pequeña y sin experiencia‘, como en el caso de Miriam Karina; ella es co-fundadora y artista digital para Seashell Studio, un estudio de desarrollo de videojuegos independiente.

Seashell Studio, un estudio de desarrollo de videojuegos independiente ubicado en la cd. de Querétaro, Miriam es la co fundadora y artista digital. También trabajó en otros títulos indies donde colaboró como ilustradora.

Miriam nos cuenta que su estatura, en ocasiones, le ha causado malos ratos con ciertas personas:

‘Creo que a la fecha nadie me ha hecho un comentario irrespetuoso en relación a mi físico, pero sí he recibido atención ‘extra’ no deseada, comentarios condescendientes acerca de mi labor y actitudes paternalistas (ya que soy una mujer bajita).

En relación a la atención extra, creo que en un contexto muy particular podría llegar a ’halagar’, sin embargo la interacción suele ser más bien tediosa e incómoda, que sean insistentes o encimosos es desgastante, ya que en muchas ocasiones estoy ahí porque estoy trabajando’.

Punto 3: ‘Seguro te dieron el trabajo porque eres mujer’

Desafortunadamente, en ciertos sectores laborales aún es muy común escuchar frases como ‘seguro te dieron el empleo porque eres mujer / bonita / le gustaste al jefe‘, como si tus habilidades intelectuales o destrezas creativas no fueran suficientes para competir contra los hombres.

Este tipo de comentarios también los han vivido algunas de nuestras entrevistadas:

‘Desde mi primer trabajo profesional de videojuegos, en cierta liga donde a veces por mi cuenta recibía patrocinios o intercambios de marcas por mi contenido o como agradecimiento de esfuerzo, un compañero que me veía llegar con mis periféricos nuevos me decía: te lo dan porque eres mujer.

De igual manera experimentaba comentarios misóginos, y explotación por equidad. Afortunadamente solo fue ahí, poco a poco me he topado con menos casos así, aún existe, pero disminuye’, apuntó Christian.

‘Hay quienes han puesto en tela de juicio mi trabajo por ser mujer’

Para Miriam este tipo de prejuicios pueden ser percibidos como un intento por minimizar logros, sin embargo, lo mejor que se puede hacer es dejar que la calidad de nuestro trabajo hable por nosotras:

‘Hay quienes han puesto en tela de juicio mi arduo trabajo y experiencia bajo el comentario ‘es porque eres mujer’, es decir, si mi trabajo llega a tener exposición o aceptación han llegado a hacerme ese comentario condescendiente.

De que se me ha dado la oportunidad por el simple hecho de ser mujer. Aunque puede llegar a ser desalentador trato de que no me ofusque, siempre busco esforzarme y dar lo mejor de mí’.

La importancia de ayudar utilizando las redes

Hay discrepancias al respecto, ya que algunas feministas consideran que es obligación de los hombres re-educarse ellos mismos; mientras que otras figuras públicas consideran que tener cierto poder mediático les brinda una gran herramienta para tratar de eliminar un poco del machismo dentro de los videojuegos.

Como en el caso de  Alina: ‘Nunca desperdicio una oportunidad para educar amablemente a personas que hacen comentarios sexistas sin darse cuenta

Y lo mismo opina Christian: ‘Cada cierto tiempo les recuerdo a todos a través de mis redes que estoy abierta para hablar, apoyar y ayudar a cualquier mujer que quiera entrar a la industria, sin darme nada a cambio, a partir de ello nació Mujeres en Esports.

Para ir concentrándonos en una comunidad que hoy en día busca comunicar de mejor manera la búsqueda de soluciones a las problemáticas de las mujeres en la industria de los deportes electrónicos, o los videojuegos en general, partiendo de este punto’.

Punto 4: Aún falta representación en ciertos sectores

Como sabes, los videojuegos forman parte de una compleja industria en la que puedes participar de distintas maneras, desde siendo periodista o conductora hasta involucrándote en proyectos ‘detrás del escenario’ como desarrolladoras o ilustradoras.

Sin embargo, hay dos áreas que llaman la atención por la escasa presencia femenina, al menos en Latinoamérica. Nos referimos a la escena competitiva y a la programación de videojuegos.

Foto de la serie ‘There will be blood’ del fotógrafo Claudio Napolitano

La buena noticia es que ya se está pasando del plan a la acción, y muchas figuras femeninas utilizan su alcance para inspirar a más mujeres a entrar en la industria, si eso es con lo que sueñan, como la jugadora profesional de Free Fire, Wendy Arce

‘Hay que dar lo mejor e ignorar los malos comentarios

‘Conozco muchas mujeres que juegan súper bien, pero muchas me han dicho: no, es que qué miedo competir en ese tipo de ligas. 

Y yo les respondo que no, que es una experiencia muy bonita y muy padre. Y sí he visto muchas niñas que son muy buenas. 

Pero dicen que les dan miedo los malos comentarios, que las vayan a ofender o algo así. Y es cuando yo les digo que no tiene nada que ver; o sea hay que dar lo mejor e ignorar los malos comentarios’.

Wendy lleva jugando Free Fire desde hace dos años, y recientemente se unió al equipo profesional Top Hard, que destaca por tener el mismo número de hombres y mujeres en su escuadra.

Lo mismo para el sector de ‘gamedev‘, pues Miriam lucha desde su trinchera por dar a conocer lo que puede llegar a ser trabajar en un estudio indie de videojuegos y así animar a más mujeres para que se unan a la industria:

Como desarrolladora he notado la falta de colegas mujeres, para empezar en mi ciudad es muy evidente que el gamedev sigue siendo una industria muy pequeña, tengo muy pocas amigas que están en esto y la mayoría son estudiantes.

Literalmente en mi estudio soy la única mujer laborando en estos momentos, pero también creo que está creciendo de forma exponencial, ya que gracias a las plataformas de internet, es más fácil llegar a recursos educativos y comunidades dedicadas al crecimiento de las mujeres.

‘Hay días en que no me lo creo del todo, me siento feliz y privilegiada de poder hacer lo que más me gusta’

Me siento muy feliz de poder hacer amigas en esto y me he podido encontrar con mentoras que me han facilitado recursos, o inclusive me han dado un espacio para escucharme y compartir mis experiencias como desarrolladora, es algo que valoro muchísimo’.

Según nos comentó, ella jamás se imaginó que trabajar en esto podría llegar a ser tan divertido y emocionante, y si bien el medio puede llegar a ser hostil, también ha encontrado amistades profundas y valiosas.

Punto 5: El examen de admisión para ser gamer

Los miedos de las mujeres al incursionar al medio no son infundados, pues el machismo en los videojuegos, usualmente representado en la discriminación debido al género, continúa siendo realidad en algunos casos.

¿A quién te diste para lograrlo?

‘Creo que en todos los puestos que he tenido la gente piensa que es porque salí con alguien ¿sabes? Lo mismo pasó cuando entré a un nuevo empleo… las mismas preguntas de ¿a quién te diste? Y fue igual cuando estuve en conducción de un evento grande para dos marcas internacionales’ Mariana Maus.

Fotos de la serie There will be blood del fotógrafo Claudio Napolitano

Mis espectadores no minimizan mis logros, la comunidad colega en el medio, sí. Al principio ni me tomaban en serio’ —Litzia Beltrán. 

Siento que más que minimizar los triunfos de la mujer, se nota cierta tendencia últimamente en el uso de su imagen, sus logros, aportaciones, existencia como herramienta de marketing’ —Christian Bejarano. 

¿Y si juegas o nada más es para llamar la atención?

En varias ocasiones me han hecho la pregunta ‘¿y a poco si juegas o na más es pa llamar la atención?’, incluso dentro de mis espacios de trabajo.

En una ocasión me buscaron para llevar una cuenta de gaming y el mismo chavo que me buscó me pregunto si creía que podría tener problemas con los periodistas varones del medio por ser mujer. Mariana T. Hurtado.

Aunque, afortunadamente, esto ha dejado de ser la regla, ya que cada vez más el medio reconoce el esfuerzo de sus colaboradoras:

Fotos de la serie There will be blood del fotógrafo Claudio Napolitano

Todos mis logros en mis más de 3 años trabajando en desarrollo de videojuegos han sido reconocidos hasta más de lo que esperaba dentro y fuera de mi trabajo. ¡Puro amor!’ —Alina Varela.

Nadie me ha dicho malos comentarios, siempre me han apoyado muchísimo. Y es muy bonito. Además, muchos de los que juegan son muy amigos míos’ —Wendy Arce.

Punto 6: ¿Tienes nombre de mujer? Acoso seguro en el chat

Uno de los problemas más recurrentes al momento de identificarte como mujer, ya sea por tu nombre o tu foto de perfil, es el constante acoso y toxicidad al que estás expuesta. Otra prueba irrefutable del machismo en los videojuegos.

Pues hay quienes por el simple hecho de reconocerte como tal te agreden. Un consejo común para protegerse ante esa situación (y referido por todas nuestras entrevistadas) es que busques comunidades y círculos pequeños con quienes te sientas segura. 

En su momento encontré un lugar seguro en un grupo de personas con las que ya había jugado mucho tiempo y conocido en eventos o foros, entonces yo aconsejaría lo mismo, sean comunidad, juntas es más fácil que enfrentarse solas’ propone Christian

Fotos de la serie There will be blood del fotógrafo Claudio Napolitano

Y si decides enfrentarte a grupos de extraños mientras juegas en línea, la mayoría están de acuerdo en que ocultando nuestra identidad no van a cambiar las cosas.

‘Si hay un acosador, pues la neta está mal y mejor que lo denuncien. No se va a avanzar si no seguimos denunciando a la gente’, aclaró Mariana Maus.

La mejor táctica: denunciar y bloquear acosadores

La táctica del bloqueo o silenciar también parece ser una maniobra bastante útil, y en palabras de Litzia: ‘Prefiero jugar siendo mujer y que el mundo arda. Y ¿cómo enfrentarse? Diría no enfrentarse, torearlos, bloquear y seguir adelante.  Y si alguien insiste denunciarlos en social media es lo que me ha resultado más eficiente’. 

Las posturas de nuestras entrevistadas coinciden en un aspecto: no hay que quedarse calladas. Si alguien se va a atribuir el papel de violentador, que asuma las consecuencias:

‘Siempre hagan visibles este tipo de acoso, evidencien a la gente, quémenla, no se queden calladas, afortunadamente es un tema que cada vez tiene mas visibilidad y la comunidad está cambiando por mejorar situaciones de acoso y crear espacios seguros para todos’, puntualizó Mariana T. Hurtado.

Finalmente, el mejor consejo de Alina es que no le des la oportunidad a personas tóxicas de que arruinen tu experiencia de juego. Solo busca otro grupo. 

‘No deben tener miedo’

Incluso para las jugadoras profesionales, el perder el miedo es lo más importante. Y una vez superado eso, probablemente tengas una mejor experiencia:

La verdad no deben tener miedo, tienen que demostrar todo su potencial, no dejarse llevar por malos comentarios y seguir concentradas en lo que están haciendo y logrando‘, esta es la opinión de Eypril Arieta.

Eypril comenzó jugando Free Fire como un hobby, y ahora se dedica a competir en torneos profesionales con su equipo Top Hard, al igual que Wendy Arce.

El feminismo va a tener cuantos ‘continues’ sean necesarios

Como puedes darte cuenta, todas nuestras entrevistadas han recorrido caminos similares, a momentos complicados, pero que al final han valido la pena; más aún en un medio complejo y relativamente nuevo, dentro del cual han logrado ser exitosas y llegar a sus objetivos. 

La pauta común entre todas ellas es no tener miedo de fallar, decir las cosas que te incomodan, ignorar los malos comentarios, preocuparse menos por el físico y confiar más en tus talentos; no temas mostrarte tal y como eres, no hay una sola manera de ser gamer o de experimentar los videojuegos

El primer paso fue ser conscientes de la situación y reconocer que el machismo en los videojuegos aún persiste; ahora, lo esencial es continuar con los esfuerzos que nos permitan ver mayores cambios y un trato igualitario real dentro de la industria.

Cuestión que ya ha comenzado a materializarse en algunos casos, como pudiste leer.

Ninguna acción es demasiado pequeña. Hacer un cambio positivo en una sola persona es un logro enorme’.

Si bien se reconocen las problemáticas del medio, hay un optimismo imperante de que juntas podemos lograr que esta industria evolucione; no es que no estuviéramos presentes, es que, a veces, teníamos miedo:

Siento que las mujeres siempre hemos estado, solo que ahora gracias a todas las plataformas que existen es más fácil que nos encontremos las unas a las otras, y eso me hace muy feliz.

También creo que gracias a que se están rompiendo con estos estereotipos de género las niñas de futuras generaciones se están interesando más por temas de ciencias, tecnología y gaming‘, señaló Mariana T. Hurtado.

‘Juntas podemos lograr muchas cosas’

Además, varias de nuestras entrevistadas son vistas como figuras de inspiración para las nuevas generaciones que quieren dedicarse a esta industria. Y lo mejor es que ellas están viendo los cambios, ya sea como jugadoras profesionales, por ejemplo, en el caso de Eypril:

Sé que muchas niñas tienen mucho potencial y quizás por miedo no lo hacen notar, pero creo que cuando ven que hay niñas que toman el valor de dar la cara, y demostrar que las mujeres podemos, eso las anima a cada vez más a salir de esa pequeña zona de confort‘.

O desde la perspectiva de desarrolladoras, en el caso de Miriam:

He llegado a dar charlas en universidades y preparatorias, mis compañeros en el estudio me apoyan e inclusive me piden ir para que otras chicas sepan que pueden llegar a esta industria.

Yo siempre les animo a que se pongan en contacto conmigo. Próximamente estaré colaborando con Women In Gamex, espero poder seguir poniendo mi granito de arena a hacer una comunidad más diversa y con más oportunidades para todas‘.

Queda claro que a la lucha feminista aún le queda un largo camino por recorrer, sin embargo, como pudiste leer cada vez más mujeres se unen al movimiento y demandan que seamos respetadas, incluidas, y valoradas.

Agradecemos a todas nuestras entrevistadas por compartirnos sus experiencias en el medio, y así ayudarnos a construir este especial.

Te recomendamos: Nerfeadas: Exponen el machismo dentro de los videojuegos en documental.

Imágenes de portada de la serie ‘There will be blood’. Fotógrafo: Claudio Napolitano.

Comentarios
EntrevistafeminismoinclusionMachismo