X

Los juegos deportivos del NES que amamos

Baseball, Goal!, Mike Tyson’s Punch-Out!!, son nombres que muchos de nosotros nunca olvidaremos. Vamos a recordar los juegos deportivos clásicos del NES.

A pesar de todos los avances actuales, hay algo mágico en los juegos deportivos viejitos. En especial los del NES, que alegraron la infancia de muchos de nosotros. Quizá eran sus gráficos retro, o su sencilla jugabilidad, pero varios de ellos nos enganchaban por horas y horas. Es un encanto que ni todos los polígonos del mundo son capaces de repetir. Vamos a recordar a varios de los mejores.

Baseball (Nintendo, 1983)

Para el tiempo en que salió, Baseball era más que suficiente. Fue la mejor y más simple representación del Rey de los Deportes, con toda la diversión que conlleva. Muchos acuñamos bellas memorias con este juego, y según cuenta la leyenda fue una de las piezas fundamentales detrás del éxito del NES, especialmente en América.

Blades of Steel (Konami, 1988)

(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Es sin duda uno de los más legendarios juegos deportivos basados en el hockey. ¿Recuerdan toda la propaganda que se le hizo en su tiempo? Pero era un título bastante disfrutable, y uno de los mejores de la década de los 80. Eso a pesar de que muchas de las reglas oficiales se la “pasaba por los forros”, pero aun así era muy entretenido.

Double Dribble (Konami, 1987)

Antes de que llegara NBA Jam, eran de ley las retas en este videojuego. Otra muestra de que Konami tuvo una época brillante en el desarrollo de juegos deportivos. Eso sí, no tenía un estilo tan arcade, ya que se apegaba a las reglas reales esta disciplina. Fue uno de los que apareció en la serie Padre de familia, en el capítulo Run, Chris, Run.

Goal! (Jaleco, 1989)

¡Como olvidar este juego! ¿Recuerdan cuando salían las animadoras en el medio tiempo? ¿Cómo festejaban los jugadores? Había tanto sentimiento y cariño detrás de este título de Jaleco. Antes de International Super Star Soccer, y mucho antes de FIFA o PES, Goal! era el juego que debías tener. ¡No había una colección completa sin éste!

Golf (Nintendo, 1985)

Un sencillo juego de golf, pero que en su tiempo era lo máximo. Tenía un buen nivel de reto, y algo obligatorio para los fans de este deporte. De hecho, en Nintendo le tienen mucho aprecio, ya que fue uno de los títulos programados por Satoru Iwata, su anterior presidente. Por un tiempo hasta fue un “huevo de pascua” del Nintendo Switch.

Mike Tyson’s Punch-Out!! (Nintendo, 1987)

Antes de “nadie le gana a Sub Zero”, Mike Tyson era el “coco” de más de un jugador. El dos veces ganador del título de boxeo de peso completo era uno de los más duros rivales en los videojuegos. Pero este juego tenía también boxeadores legendarios, como Von Kaiser, Don Flamenco, King Hippo y otros más que se volvieron leyenda.

Tecmo Super Bowl (Tecmo, 1991)

Este juego tenía el aval de la NFL, por lo que los equipos que aparecían y los jugadores estaban basados en sus contrapartes reales de aquel entonces. Fue tal su popularidad a inicios de los 90, que se considera un clásico de culto. Hay gente que crea versiones modificadas de este juego de fútbol americano con estadísticas actualizadas.

Track & Field (Konami, 1983)

Para muchos, es el juego por excelencia de atletismo del NES. Es el culpable de que los duraderos botones del NES se fueran al demonio en más de una ocasión, desgastándose de tanto uso. Aunque claro, era mucho peor la arcade con su trackball, que arruinó muchas infancias. Una experiencia inolvidable para quienes lo jugaron alguna vez.

U.S. Championship V’Ball (Technōs, 1990)

Aun en los tiempos del NES, el volibol de playa se abrió paso con este juego. Este título todavía sorprende debido a su calidad gráfica y depurada jugabilidad, además de que en su modo torneo tenía disponible a México. Como invitados especiales teníamos nada más que a Billy y Jimmy, los guerreros de la serie de Double Dragon.

World Class Track Meet (Bandai, 1987)

Este juego deportivo destacaba por Human Entertainment le sacaba amplio provecho al Power Pad. Este curioso periférico era un tapete que emulaba los botones del control del NES. Más allá de la diversión que ofrecía, su primera versión, Stadium Events, es uno de los juegos más raros del sistema. Cada copia vale… ¡más de $35,000 dólares!

Categorías: Especiales
Gustavo Rebollar Angel: