Análisis: Monitor Samsung Odyssey G5, la pareja que tu Xbox Series X necesitaba

Automatizado

¿Eres de los afortunados que logró conseguir un Xbox Series X, Series S o un PS5? Esperemos que sí porque la búsqueda está complicada. Asumiendo que ya adoptaste la siguiente generación de consolas y que aún no consigues el televisor o monitor para jugar, te queremos contar ‘cual evangelización tecnológica’ sobre el Samsung Odyssey G5.

Gracias a que tuvimos la oportunidad de probarlo te contaremos de manera sencilla lo que nos encontramos, porque invertir en un nuevo monitor para jugar o trabajar puede ser una gasto pesado. ¿Vale la pena? ¿Tiene caso pagar tanto?

¿Tiene un armado amigable? ¿Conectarlo es rápido? ¿La configuración fue sencilla de llevar? Estas preguntas y otras más sencillas te las contestamos aquí.

Especificaciones del Samsung Odyssey G5

Por lo general, los monitores de este fabricante vienen con una base que es ciertamente difícil de desmontar por una diversidad de razones que no nos explicamos, pero, al contrario de esta tendencia y manteniendo el diseño, el Samsung Odyssey G5 es muy amigable en este apartado.

Ahora bien, el monitor Samsung Odyssey G5 cuenta con tres características principales:

  • WQHD: Una pantalla de 2,560 x 1440 pixeles (2K)
  • Taza de refresco de 144 Hz
  • Tiempo de respuesta de 1ms

Estos tres apartados, más un tamaño de 27 pulgadas y diseño curvo son muy útiles para tener una experiencia de juego en PC realmente óptima. Ahora bien, no debemos perder de vista que viene con AMD FreeSync Premium, una tecnología de sincronización adaptativa que es un aspecto clave de este equipo.

Por otro lado, no debemos perder de vista que viene con su respectivo HDR, tiene en su menú para configurar el monitor para videojuegos y demás características que verás solo si revisas el manual de usuario. También cuenta con un puerto DPI 1.2 y un HDMI 2.0. Ojo, no tiene bocinas, así que o le conectas unas o usas audífonos para que la experiencia valga la pena.

También te recomendamos: Apple: Presenta nuevo sistema operativo y una Mac Pro con monitor de más de 200 mil pesos

¿Qué tal jala Samsung Odyssey G5 con Xbox Series X?

Tal como lo mencionamos en el título de esta publicación, el Samsung Odyssey G5 parece ser un artículo especialmente pensado para sacar provecho del Xbox Series X desde el primer momento en que lo conectas. Incluso, la consola de Microsoft se da cuenta que traes un monitor que puede terminar de configurar con tan solo unos pasos que no tomarán más de 5 minutos.

Para empezar, el Xbox Series X sí tiene resolución nativa de 1440p, así que verás que se ocupa toda la pantalla de un modo correcto. También, si quieres HDR10, lo vas a tener, incluso, la taza de refresco será configurable a 120 Hz, solo que dependerá del juego que los cuadros por segundo alcancen semejante velocidad.

Lo que más llamó la atención de esta ‘fusión’ es que todo fue en automático y eso de seguro es gracias a las actualizaciones por las que ha pasado la consola de Microsoft desde su lanzamiento. Ahora, el Samsung Odyssey G5 no es nuevo, así que hace más de 6 meses era necesario realizar todos los ajustes de personalización ‘a mano’ para dejar la pantalla lista.

A esto debemos añadir que los juegos funcionaron bastante bien, siempre brillantes, corriendo con la frecuencia establecida en la configuración que dejamos lista. Finalmente, fue una experiencia tan amigable que es un poco complicado decidir a quién se le puede agradecer por tanta compatibilidad.

¿Y si le conecto un PS5?

Bueno, lo comentamos cuando lo probamos con un monitor Huawei y lo hacemos de nuevo con el Samsung Odyssey G5. El PS5 no es amigable con la resolución 1440p porque no tiene esa opción. ¿Qué obtenemos como resultado? Alta definición a 1080p, HDR10 y demás detallitos que pasan a segundo plano porque la consola de Sony a pesar de que alcanza 8K, nada más no logra configurarse a 2K.

¿Este es motivo como para hacer un escándalo o ponerse a reclamar en redes sociales? Por supuesto que no, finalmente tenemos un monitor que va a funcionar sin mayor problema con el PS5, pero, sufrirá a la hora de sacar el mayor provecho y, finalmente, es culpa de Sony no ofrecer esta resolución que bien podría presentarse mediante una actualización de la consola.

Ahora, el tema de los 120 Hz también es una variable que no es tan sencilla de ejecutar desde el PS5 y tal vez lo mejor es dejarlo con 60Hz cuando estés configurando el Samsung Odyssey G5. Sí, algo tiene que suceder con la consola de Sony para que la experiencia de configuración sea lo más amigable posible porque la siguiente generación de consolas así lo amerita.

Con todo lo que te explicamos acerca de cómo funciona el Samsung Odyssey G5 con un Xbox Series X y un PS5, nos toca resolver una buena pregunta alrededor de este artículo que suena a una buena opción de compra para aquellos que todavía no saben qué hacer para ponerse al día con la next gen.

¿Es el monitor de gaming que necesitas o el que Samsung te puede ofrecer?

Bueno, llegó ese momento que tanto estabas esperando ahora que tú estás pensando en hacer una inversión en un monitor. Por todo lo que ofrece, el precio del Samsung Odyssey G5 es ciertamente justo por su tamaño de 27 pulgadas y todas las características que tiene.

¿Te va a servir para jugar? ¡Claro! ¿Vas a sacarle provecho con el Xbox Series X y Series S? ¡Es un hecho! ¿Y el PS5? Bueno, la consola de Sony no soporta la resolución de 1440p o, en su defecto, tiene pocos ejemplos de juegos con una taza de refresco de 120 Hz.

Si no tienes el espacio en tu cuarto como para optar por televisor y te gustaría tener un artículo que te va a entregar una experiencia de juego óptima, es un hecho de que el Samsung Odyssey G5 te va a cumplir sin falta y sin exponer todavía las configuraciones más profundas que tiene porque, en su simplicidad es un objeto realmente completo. Imagínate si explotas todo lo que tiene escondido detrás de su menú.

MicrosoftSamsungSamsung Odyssey G5Xbox Series Sxbox series x
Comentarios (0)
Añadir comentario