Crítica: Shingeki no Kyojin (83) – ¿Quién es realmente el enemigo?

Las alianzas dentro de Shingeki no Kyojin cambiaron una vez más… o eso parece. La realidad es que el enemigo es claro para todos, aunque nadie sepa bien realmente quién es. Sin embargo, mientras que todos deciden sus intenciones, el Retumbar de la Tierra sigue avanzando.

Sobra decir que hay spoilers, pero por si acaso ALERTA DE SPOILER A PARTIR DE ESTE MOMENTO.

La realidad del mundo es caótica. Eren, luego de despertar el poder del titán fundador junto a Ymir, avanza con la intención de destruir todo lo que está fuera de las murallas y regresarle la libertad a la Isla Paradis, quitándosela a todos los demás.

Sin embargo, esta decisión no parece estar soportada por nadie salvo por las pequeñas células jaeggeristas que se formaron en la conspiración de los voluntarios de Marley y los traidores del ejército eldiano de las murallas.

Hange y Levi vagan buscando respuestas en medio del caos | Fuente: MAPPA

Dentro de los primeros cambios de bando que vemos, están el de Hange y Levi, que se reunieron con el capitán Magath y Pieck, la titán carreta, quienes siguen huyendo buscando explicaciones y respuestas para poder detener a Eren, quien finalmente logró su cometido y traicionó a Zeke, que en primer lugar traicionó a Marley, para luego traicionar a Eldia, para luego traicionar a Eren y buscar traicionar a la fundadora, que fue quien finalmente no respondió a sus mentiras.

Si te has perdido alguno de los capítulos, puedes revisar nuestras reseñas anteriores:

Eren, el final boss absolutista

De la misma manera que Thanos en el MCU, Eren se convirtió rápidamente en el enemigo real de Shingeki no Kyojin. El capítulo 83, aunque no lo muestra, presenta poco a poco las consecuencias de una lógica tan absolutista como esa, que es solo la declaración obtusa de una falsa idea de libertad, de una peligrosa idea que refiere que todos, fuera de mí, merecen ser aplastados en tanto tenga el poder para hacerlo.

Aunque te parezca irónico, Isayama no comulga con estas ideas. Es clarísima la referencia al Japón de la época del Eje en la segunda guerra mundial, así como lo que estos hicieron con los países vecinos en sus intenciones imperialistas, así como la crítica notoria hacia los campos de concentración nazis.

Esto mismo hace complicado el plan para defender a la humanidad, porque también encontrarse en todas las diferencias que enmarcan las civilizaciones fuera de las murallas no es algo que hayamos discutido en anteriores ocasiones. No parece haber una justificación para una unidad global tan solo porque un titán enorme y sus titanes amiguitos se dirigen a pisarte.

De cualquier manera, las resistencias jaeggeristas siguen ahí, como amenazas, sobre todo porque dieron un golpe de Estado para poder hacerse del gobierno central, justo antes de que Eren y Zeke se pudieran juntar y así conseguir el poder de la fundadora.

Quien ayer era enemigo, hoy es un aliado | Fuente: MAPPA

¿Qué quedará de todos en cuanto el avance de los titanes llegue a otros continentes? Eso es algo que se tendrá que responder mientras estas nuevas alianzas se formen, puede que Armin y Mikasa decidan, realmente, derrotar a Eren, lo que les daría la oportunidad de una última batalla, en la que decidan el final de esta historia.

¿La humanidad está condenada? No olvides comentarnos en las redes sociales de TierraGamer o unirte a nuestro servidor de Discord para seguir la conversación.